Bloomberg Green

Cinco estrategias para proteger la biodiversidad en América Latina, según CAF

El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) destinará US$ 25.000 millones al crecimiento sustentable en los próximos cinco años

Galápago, Ecuador
22 de diciembre, 2022 | 05:00 AM

Bloomberg Línea — Meses atrás, el Banco de América Latina (CAF, por su nombre anterior: Corporación Andina de Fomento) anunció su intención de destinar US$ 25.000 millones al “crecimiento sustentable” para los próximos cinco años, de los cuales, US$ 1.250 millones se destinarán a la preservación de los océanos, y sus operaciones verdes pasarán del 26% actual al 40% en 2026.

En dicho contexto, esta institución financiera (cuyos accionistas son países latinoamericanos, caribeños y España) estableció una serie de preceptos bajo los cuales planea proteger la biodiversidad de la región, a partir de su propuesta BIOCAF 2022-2026.

Los cinco componentes para proteger la biodiversidad en América Latina

Según el Banco de América Latina, BIOCAF 2022-2026 combina “un enfoque transversal de ecosistemas estratégicos”, con cinco componentes:

PUBLICIDAD
  • Biodiversidad y competitividad de las mipymes. “Dado el alto nivel de biodiversidad en la región, las mipymes tienen una ventaja comparativa significativa para desarrollar negocios basados en la naturaleza, pudiendo conducir a nuevas formas de producción, innovación, generación de ingresos, creación de empleo y prosperidad compartida si se explora de manera sostenible y con conciencia de género”, detalla la institución.
  • Biodiversidad, clústeres y paisajes productivos. “La protección de la biodiversidad y la gestión sostenible de los recursos biológicos es vital para garantizar una nutrición adecuada y proporcionar seguridad alimentaria. Para abordar la desnutrición y la inseguridad alimentaria, el cambio climático, las enfermedades emergentes, la escasez de agua y las demandas cambiantes del mercado, la región debe conservar y utilizar de manera más eficaz y sostenible una amplia gama de especies de plantas y animales”, señala CAF al respecto.
  • Biodiversidad, economía azul y salud oceánica. Sobre este aspecto, CAF indica: “Los servicios ambientales que brindan los océanos incluyen una contribución directa en la seguridad alimentaria, protección costera, regulación del clima, secuestro de carbono y actividad turística. Desde una perspectiva de salud de los océanos, resulta necesaria la realización de inversión en el manejo de las aguas residuales urbanas y agrícolas, siendo esta una de las principales causas de la contaminación. CAF destinará US$ 1.250 millones en los próximos cinco años para financiar proyectos que contribuyan a preservar, dinamizar e impulsar los ecosistemas marinos y costeros de América Latina y el Caribe”.
  • Biodiversidad y ciudades sostenibles. Respecto del cuarto componente, la institución financiera puntualiza: “Las áreas urbanas continúan expandiéndose rápidamente en la región de América Latina y el Caribe, impulsadas por el crecimiento de la población y la migración rural-urbana. La urbanización no planificada y la deficiencia en el manejo de residuos viene provocando la contaminación del suelo, cuerpos de agua dulce, océanos y generando cerca del 60% del total de emisiones de gases de efecto invernadero”.
  • Biodiversidad y financiamiento. “Evaluar y mitigar los riesgos es fundamental para las decisiones de inversión y es la base para integrar las consideraciones de biodiversidad en el sector financiero. Las instituciones financieras tienen un papel clave que desempeñar en el cumplimiento de los objetivos de diversidad biológica nacionales e internacionales, ya que pueden catalizar cambios de comportamiento en el sector privado”, destaca el último punto.

Cabe señalar que América Latina y el Caribe es significativamente rica en biodiversidad terrestre y marina, e incluye seis de los 17 países con mayor biodiversidad del mundo: Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela.

La región barca aproximadamente 60-70% de todas las especies conocidas, 11 de los 14 biomas de la Tierra, aproximadamente el 25% de los bosques tropicales del globo y el hábitat con mayor biodiversidad del mundo (la selva amazónica). Además, contiene los humedales más grandes del planeta, que cubren aproximadamente el 20% de su superficie y proporcionan el 30% del agua dulce disponible en el mundo y aproximadamente el 40% de sus recursos de agua dulce.

También se estima que América Latina y el Caribe tienen más de 800 millones de hectáreas de bosques vírgenes, 570 millones de hectáreas de pastizales templados, y 700 millones de hectáreas de tierras potencialmente cultivables.

PUBLICIDAD