Cripto

Defensa de Bankman-Fried de “culpar a Ellison” se ve socavada

El cofundador de FTX, Gary Wang, también coopera con la fiscalía

Sam Bankman-Fried, cofundador de FTX Cryptocurrency Derivatives Exchange, sale del juzgado de Nueva York, Estados Unidos, el jueves 22 de diciembre de 2022.
Por Ava Benny-Morrison
24 de diciembre, 2022 | 11:32 AM
Últimascotizaciones

Bloomberg — Durante semanas, Sam Bankman-Fried parecía estar tratando de adelantarse al acuerdo de cooperación ampliamente esperado de la exCEO de Alameda Research, Caroline Ellison, con los fiscales, echándole sutilmente la culpa del colapso de FTX.

Sin embargo, cuando Damian Williams, fiscal federal de Manhattan, anunció finalmente el acuerdo de culpabilidad de Ellison el miércoles por la noche, vino acompañado de un brutal aguijón para Bankman-Fried: los fiscales federales también habían llegado a un acuerdo con Gary Wang, su cofundador de FTX. Wang era mucho más parte integrante de FTX que Ellison, lo que le convertía en un testigo más peligroso para Bankman-Fried.

Bankman-Fried, de 30 años, está acusado de orquestar un fraude de un año de duración en el que utilizó miles de millones de dólares de fondos de clientes de FTX para gastos personales y apuestas de alto riesgo a través de Alameda, la casa comercial hermana de la plataforma de criptomonedas.

Tras su primera comparecencia ante el tribunal estadounidense el jueves después de ser extraditado desde Bahamas, Bankman-Fried fue puesto en libertad bajo fianza de US$ 250 millones. Aún no se ha declarado culpable. Un portavoz de Bankman-Fried no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

PUBLICIDAD

En entrevistas concedidas a los medios de comunicación, Bankman-Fried ha intentado sugerir que no sabía lo que estaba ocurriendo en Alameda, que Ellison, de 28 años, dirigía desde Hong Kong mientras se encontraba en las Bahamas. Eso hace que su papel en el colapso de FTX se considere más una mala gestión que un fraude. Pero Wang, de 29 años, que era director de tecnología de FTX y trabajaba en las Bahamas con Bankman-Fried, no encaja en ese cuadro.

“Supongo que le resultará más difícil afirmar que no tenía conocimiento de lo que Wang tramaba”, dijo Sarah Paul, ex fiscal federal de Nueva York.

Socios “ceranos”

Bankman-Fried también mantenía una relación sentimental con Ellison, y podría haber planeado decir que su relación nubló su juicio, dijo Renato Mariotti, otro exfiscal federal. Eso sería más difícil de discutir con Wang.

PUBLICIDAD

“Según tengo entendido, los dos eran muy unidos y socios de negocios”, dijo Mariotti.

Wang, de 29 años, y Bankman-Fried se conocieron en un campamento de matemáticas del instituto y fueron compañeros de habitación en el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Comenzaron a desarrollar FTX mientras compartían una casa en Berkeley, California, con Wang escribiendo el código para la plataforma que se lanzaría en 2019. Los dos vivieron juntos en Hong Kong y, más recientemente, en las Bahamas.

“Gary tiene una historia similar, y va a decir ‘ambos tuvimos la culpa: yo soy un estafador y él también’”, dijo Mariotti. “Será difícil para SBF distinguirse de eso”.

Wang y Ellison se declararon culpables de múltiples cargos de fraude que conllevan penas máximas de décadas de prisión. Pero es casi seguro que los fiscales recomienden clemencia en función de su cooperación.

Ilan Graff, abogado de Wang, dijo el miércoles que su cliente “ha aceptado la responsabilidad de sus actos y se toma en serio sus obligaciones como testigo colaborador.”

Según una causa civil paralela presentada por la Commodity Futures Exchange, Wang ayudó a crear un código subyacente que permitía a Alameda “mantener una línea de crédito ilimitada” en FTX. Wang también ayudó a crear otras vías que daban a Alameda una ventaja injusta al realizar transacciones en la plataforma, incluidos tiempos de ejecución más rápidos, según el regulador.

Los expertos jurídicos han dicho que el dinero transferido a Alameda es muy difícil de explicar como mala gestión y no como fraude, y el testimonio de sus antiguos socios podría ser devastador para Bankman-Fried. Enfrentados a este tipo de testigos, los acusados en otros casos de delitos de cuello blanco han intentado dar la vuelta a la tortilla y pintar a los cooperadores como los verdaderos malos actores, que ahora mienten para salvar su pellejo.

PUBLICIDAD

Sin embargo, el gobierno sostiene que Alameda y FTX estaban bajo el control de Bankman-Fried y que fueron creadas desde el principio para defraudar a clientes e inversores. Bankman-Fried poseía el 90% de Alameda, frente al 10% de Wang, y fue el CEO de la firma de trading hasta finales del año pasado, cuando nombró a Ellison.

“Va a ser extremadamente poderoso que estos dos testigos cooperantes declaren contra él en el juicio”, dijo Paul.

El caso es EE.UU. contra Bankman-Fried, 22-cr-673, Tribunal de Distrito de EE.UU., Distrito Sur de Nueva York (Manhattan).

Lea más en Bloomberg.com