Negocios

Amazon despedirá a más de 18.000 empleados en una escalada de recortes

Los despidos, anunciados por el Consejero Delegado Andy Jassy y que representan la mayor reducción de plantilla en la historia de Amazon, afectarían inicialmente a 10.000 personas

El Consejero Delegad Andy Jassy anunció la medida en una nota dirigida al personal el miércoles.
Por Spencer Soper y Matt Day
05 de enero, 2023 | 02:43 AM

Lea esta historia en

Portugués

Bloomberg Línea — Amazon (AMZN) ha anunciado el despido de más de 18.000 empleados - la mayor reducción de plantilla corporativa en la historia de la compañía -, enviando una clara señal de que la crisis de la industria tecnológica se está agravando.

El Consejero Delegado de la empresa, Andy Jassy, anunció la decisión el miércoles en un memorándum dirigido a sus empleados. Se esperaba que los recortes, que comenzaron el año pasado, afectaran a unas 10.000 personas. La reducción se concentra en las filas corporativas de la empresa, principalmente en la división minorista de Amazon y en funciones de recursos humanos como la de selección.

”Amazon ha capeado economías inciertas y difíciles en el pasado y seguiremos haciéndolo”, escribió el ejecutivo en la nota. “Estos cambios nos ayudarán a perseguir nuestras oportunidades a largo plazo con una estructura de costes más sólida”.

PUBLICIDAD

Aunque la perspectiva de despidos se ha cernido sobre Amazon durante meses - la empresa reconoció que contrató a demasiada gente durante la pandemia -, el total anunciado sugiere que las perspectivas de la empresa han empeorado. Amazon se une a otros gigantes tecnológicos en la realización de grandes recortes. Ayer, Salesforce Inc. anunció planes para eliminar alrededor del 10% de su plantilla y reducir sus propiedades inmobiliarias.

Su plantilla superó el millón y medio de empleados el año pasadodfd

Los inversores de Amazon han reaccionado positivamente a las últimas medidas de austeridad, apostando a que podrían aumentar los beneficios de la empresa de comercio electrónico. Las acciones subieron casi un 2% ayer, después de que el Wall Street Journal informara por primera vez del plan.

La eliminación de 18.000 trabajadores sería el mayor recorte hasta ahora para las empresas tecnológicas durante la actual recesión, pero Amazon también tiene una plantilla mucho mayor que sus pares de Silicon Valley. A finales de septiembre tenía más de 1,5 millones de empleados, lo que significa que los últimos recortes representarían alrededor del 1% de la plantilla.

PUBLICIDAD

En el momento en que la empresa planeaba sus recortes en noviembre, un portavoz dijo que Amazon tenía unos 350.000 empleados corporativos en todo el mundo.

El mayor minorista en línea del mundo pasó el final del año pasado ajustándose a una brusca ralentización del crecimiento del comercio electrónico a medida que los compradores volvían a los hábitos anteriores a la pandemia. Amazon retrasó la apertura de almacenes y suspendió la contratación en su grupo minorista. También congeló el equipo corporativo de la empresa y empezó a hacer recortes.

Jassy eliminó o redujo negocios experimentales y poco rentables, incluidos equipos que trabajaban en un servicio de telesalud, un robot de reparto y un dispositivo de videollamada para niños, entre otros proyectos.

La empresa de Seattle también está intentando ajustar el exceso de capacidad a la disminución de la demanda. Uno de los esfuerzos consiste en intentar vender el espacio sobrante de sus aviones de carga, según personas familiarizadas con el asunto.

Amazon, que empezó como una librería en línea, está viendo cómo se estabilizan algunas partes de su negocio. Pero sigue invirtiendo en sus negocios de computación en nube y publicidad, así como en vídeo en streaming.

La primera oleada de recortes ha afectado sobre todo al grupo de dispositivos y servicios de Amazon, que fabrica el asistente digital Alexa y el altavoz inteligente Echo, entre otros productos. El jefe del grupo dijo a Bloomberg el mes pasado que los despidos en la unidad ascendían a menos de 2.000 personas y que Amazon seguía comprometida con el asistente de voz.

PUBLICIDAD