Actualidad

Inversor y fanático de Musk con ganancia del 2.900% ve desaparecer US$1,5 millones

Los inversionistas de Tesla que se mantenían leales a Musk durante estos años se hallan ante un hundimiento salvaje

Elon Musk
Por Claire Ballentine
12 de enero, 2023 | 07:06 PM

Bloomberg — Fue el hijo de Doug Coyle quien le dijo que se deshiciese de sus acciones.

Este pintor de paisajes retirado con 68 años de edad comenzó a comprar acciones de Tesla Inc. (TSLA) cuando en 2012 oyó hablar de Elon Musk, que entonces no era tan conocido. A lo largo de los diez años siguientes, invertiría unos US$100.000 en las acciones, y el dinero que invertía en la compañía ascendió a unos US$3 millones en noviembre de 2021, cuando alcanzó su punto máximo.

Después vino el desplome, cuando la burbuja de la tecnología de la era de la pandemia empezó a desinflarse. Su hijo, que empezó a comerciar durante el furor de 2020, le suplicó que vendiese. Sin embargo, Coyle se resistió, convencido de que Tesla tenía potencial a futuro. En la actualidad, ha perdido aproximadamente US$1,5 millones en ganancias de papel.

“Todo comenzó a derrumbarse”, afirmó Coyle, que reside en Carolina del Norte.

PUBLICIDAD

Los inversionistas de Tesla que se mantenían leales a Musk durante estos años se hallan ante un hundimiento salvaje. El año pasado, tras diez años de ganancias que impulsaron el valor de mercado de la empresa a más de US$1 billón y situaron a Musk como el hombre más rico del planeta, las acciones descendieron un 65%, al tiempo que el alza de los tipos de interés azotaba el sector de la tecnología y ponía fin a una racha alcista de la renta variable.

De alguna manera, Tesla fue la acción original de memes. Cuando GameStop Corp. (GME) era solo un punto de venta de videojuegos en quiebra, un ecosistema de canales de YouTube, podcasts e hilos de Reddit de analistas aficionados fomentó una comunidad devota de seguidores de Musk que hicieron una fortuna apostando a la misión de energía limpia de la compañía y al CEO visionario.

Ahora, esos días de altos vuelos parecen haber terminado. La controvertida adquisición de Twitter por parte de Musk ha sacudido la confianza de los inversores. Ha vendido miles de millones de acciones de Tesla para financiar la compra, y pasa más tiempo administrando el sitio de redes sociales y tuiteando puntos de vista controvertidos, sobre todo, desde política y tasas de natalidad hasta la guerra en Ucrania. El precio de las acciones de Tesla ha caído un 37% desde el 1 de diciembre y ahora cotiza alrededor de US$123, por debajo de los más de US$400 en la parte superior.

PUBLICIDAD

De vuelta a la tierra

Para los fanáticos de Musk, es difícil creer la diferencia que hace un año. Michael Williams, un comerciante de 49 años de Utah, comenzó a comprar acciones de la compañía en 2018 y usó estrategias de opciones complicadas para hacer apuestas de gran tamaño.

VER +
Tesla se acerca a acuerdo preliminar para construir una fábrica en Indonesia

Admite que tuvo suerte. Usando su opción de compra, convirtió alrededor de US$3.000 en su cuenta de Robinhood en “varios cientos de miles”. Luego dio un paso más allá, acumulando alrededor del 90% de su 401(k) (cuenta de jubilación) en Tesla. Pronto US$40.000 se convirtieron en US$800.000.

No duró. A mediados de 2021, Williams hizo un par de malos intercambios, primero perdió US$600,000 y luego US$200,000. Ahora, el valor de su 401(k) ha bajado alrededor de US$300.000. ¿Y esa cuenta de Robinhood? Tiene alrededor de US$50 en el mismo.

Williams, que trabaja en telecomunicaciones, vendió cerca de la mitad de sus acciones en Tesla, pero ahora planea aumentar lentamente su participación nuevamente. Todavía cree en Musk, aunque dice que el multimillonario es propenso a “hacer tonterías”.

Tesladfd

Lo último

Adrian Mora en Denver compró sus primeras acciones de Tesla en julio de 2022 después de escuchar la exageración sobre los camiones semi eléctricos que la compañía comenzó a entregar a fines del año pasado. El hombre de 42 años, que trabaja para el Departamento de Asuntos de Veteranos, vendió recientemente su casa y decidió invertir el dinero, alrededor de US$210.000, en Tesla. Desde entonces, sus acciones han caído alrededor de un 70% en valor, y está considerando vender lo que queda.

“Estos son los ahorros de toda mi vida”, dijo. “Vengo de una familia hispana, y siempre escuchas que mi gente nunca sale adelante porque nunca invertimos. Pero ahora veo que hay una buena razón por la que mi gente nunca invierte: puedes perder todo tu dinero”.

Para Karim Jovian en Nueva York, este año será crucial para determinar si Tesla puede dar un giro. El creador de contenido de 29 años comenzó a invertir en la compañía de automóviles en 2020 después de escuchar a otras estrellas de las redes sociales hablar sobre Tesla y su potencial. Entró después de que las acciones se desplomaran al comienzo de la pandemia.

PUBLICIDAD

Con alrededor del 80% de su valor neto en acciones ahora, está preocupado por todo el drama que rodea a Musk y cómo eso afectará el precio de las acciones.

Habla demasiado, es como, ‘Por favor, cállate’”, dijo Jovian sobre el CEO. “Definitivamente estoy considerando vender”.

VER +
Así es cómo el nuevo número 2 de Tesla se ganó la confianza de Elon Musk

Seguidores fieles

Por supuesto, hay algunas historias de éxito de comerciantes de Tesla que salieron en el momento adecuado. El hijo de Doug Coyle, Dennis, compró US$20,000 en acciones de la compañía luego del colapso de marzo de 2020, una suma que se disparó a US$60.000 en julio de 2021. Entonces, el hombre de 36 años que vive en Nueva Jersey decidió sacar eso y usarlo para el pago inicial de una casa de US$380,000 en el sur de Nueva Jersey que él llama su “casa Tesla”.

Ha estado reconstruyendo lentamente su posición desde entonces, y planea poner otros US$20,000 cuando el precio de las acciones baje a US$85 u US$80.

PUBLICIDAD

De tal palo tal astilla. Su padre, Doug, tiene fe en Tesla como empresa y se anima con las predicciones de Cathie Wood, de Ark Investment Management (ARKK), quien desde hace mucho tiempo cree en las acciones, cuya firma dijo recientemente que el precio subirá al menos a US$500 para 2026. Sin embargo, desea que Musk “mantenga la boca cerrada”.

“Todavía estoy detrás de esto al 100%”, dijo Coyle. “Él me ha hecho una persona rica”.

Lea más en Bloomberg.com