Brasil en español

Bolsonaro se refugia cerca del ‘lugar más mágico de la Tierra’

El exmandatario está de vacaciones en la ciudad de Orlando desde el pasado 30 de diciembre

Jair Bolsonaro el 9 de diciembre, 2022. Fotógrafo: Sergio Lima/Poder360/AFP/Getty Images
Por Michael Smith y Felipe Marques
15 de enero, 2023 | 07:17 AM

Bloomberg — Los incondicionales volvieron a congregarse temprano este martes frente a la enorme casa de 3.600 m² con los dormitorios temáticos de Disney, próxima a Orlando, donde el expresidente de Brasil Jair Bolsonaro había buscado refugiarse tras ser derrotado en las urnas por su reelección.

Asistieron para augurar a su líder, quien salió de un hospital local en la noche del martes, una rápida mejoría de una molestia de estómago que lo aquejó desde el lunes. Desde su arribo al estado de Florida han acudido a diario, aun después de los disturbios del domingo, en los que miles de sus simpatizantes se lanzaron al asalto de la capital brasileña y destrozaron el palacio de gobierno, el Congreso y el Tribunal Supremo.

“Me encontraba ya de vacaciones en Orlando y me pareció oportuno estar aquí, respaldando a Bolsonaro”, explicó Hebert da Rocha, brasilero de 64 años, radicado desde hace 28 en la ciudad de Miami. Presumió una foto de sí mismo con el expresidente de Brasil delante de esta casa. “Esto es mi terapia”, afirmó. “Es mi manera de aportar algo a mi patria”.

PUBLICIDAD

Es la misma escena que se reproduce constantemente desde que el antiguo capitán del ejército se trasladó a su residencia de vacaciones, situada en una comunidad residencial muy frecuentada por brasileños y próxima a Disney World, el “lugar más mágico del mundo”. Su llegada se produjo el 30 del pasado mes de diciembre, evitando la transferencia del poder a su sucesor, Luiz Inácio Lula da Silva, el día 1 de enero.

El escape de Florida de Bolsonaro es una casa de dos pisos propiedad de un partidario, el luchador brasileño de artes marciales mixtas José Aldo. La casa en expansión tiene nueve habitaciones, incluida una infantil decorada con Minions gigantes, los personajes amarillos en forma de píldora de las populares películas animadas. (También es un apodo despectivo para los partidarios de Bolsonaro). Otro está dedicado a Mickey y Minnie y un tercero a Moana, muestra el recorrido en video de un agente inmobiliario. También hay un cine en casa lleno de personajes de Disney disecados, una sala de juegos gigante y la piscina necesaria en la parte de atrás.

Que el expresidente escogiera a Orlando como su refugio no sorprende. Al menos 30.000 brasileños han hecho de la zona su hogar, según estimaciones de la ciudad, y cientos de miles vienen como turistas cada año. Los votantes brasileños en Florida votaron por Bolsonaro por un margen de 4 a 1, en marcado contraste con su estrecha derrota ante Lula en casa, según los resultados oficiales de las elecciones brasileñas.

PUBLICIDAD

“Definitivamente, tiene apoyo en Florida, así que no es una coincidencia que haya elegido Orlando”, dijo Eduardo Siqueira, profesor jubilado de la Universidad de Massachusetts en Boston que se especializa en inmigración brasileña. Bolsonaro también es cercano al expresidente Donald Trump, quien respaldó su candidatura a la reelección desde Mar a Lago, en Palm Beach.

Bolsonaro y Trumpdfd

Las redes sociales están llenas de videos de los últimos días que muestran a Bolsonaro, generalmente vestido con una camiseta de fútbol o un polo, saliendo de la casa para saludar a los seguidores, con sus dos guardaespaldas brasileños a cuestas. También fue fotografiado comiendo en un KFC y paseando por un supermercado Publix, deteniéndose para dar el visto bueno a un seguidor.

“Es muy difícil verlo en Brasil, pero aquí puedes caminar hasta la casa y hablar con él”, dijo Vanessa Viani, de 45 años, una brasileña que vive en Orlando, mientras esperaba afuera de la casa el martes. “Es asombroso.”

Uno de los miembros del gabinete de Bolsonaro también viajó a Orlando. Anderson Torres, jefe de seguridad pública en Brasilia y exministro de Justicia, se dirigió allí el sábado, un día antes de que estallaran los disturbios, informó el diario Folha de S. Paulo. El gobernador de Brasilia despidió a Torres el domingo y el martes se emitió una orden de arresto mientras las autoridades investigan su responsabilidad en los disturbios. Torres dijo en una publicación de Twitter que acortará sus vacaciones para regresar a Brasil y defenderse.

Algunos sospechan que Bolsonaro puede estar echando raíces. Los asistentes han visitado la filial de Orlando de la iglesia cristiana evangélica brasileña, Igreja Batista Atitude , donde la esposa de Bolsonaro, Michelle, es una devota seguidora. La iglesia cuenta con más de 400 miembros, casi todos brasileños. “Están interesados en asistir”, dijo Nivaldo Nassiff, pastor asociado que ha vivido en el área de Orlando por más de una década.

Bolsonaro sigue una tradición de décadas de brasileños que acuden en masa al área de Orlando. Antes de que llegara la pandemia en 2019, 830.000 brasileños venían anualmente a visitar Disney y otros parques temáticos y de compras, según Visit Orlando. Se sienten atraídos por los bajos precios de los bienes de consumo en los centros comerciales, los alimentos, la delincuencia y, por supuesto, Mickey Mouse, dijo Guilherme Arruda, uno de los cientos de corredores de bienes raíces brasileños en el área de Orlando.

PUBLICIDAD

una vez en tu vida, así que siguen viniendo”, dijo Arruda. Bolsonaro “debería tener sus propios motivos, pero la comunidad brasileña debería ser una atracción”.

Bolsonaro fue dado de alta del hospital el martes, un día después de haber sido ingresado por dolor abdominal, dijo un asesor. Le dijo a CNN Brasil que había planeado quedarse en Florida hasta fin de mes, pero que podría regresar a Brasil antes para recibir tratamiento.

Con la asistencia de Daniel Carvalho y Josúe Leonel.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD