Precios del aluminio se dispararían por la mayor demanda china y europea

El metal, que se utiliza para fabricar desde latas de cerveza hasta piezas de aviones, subirá a 3.750 dólares la tonelada en los próximos 12 meses, según Goldman

Un trabajador comprueba el inventario de rollos de chapa de aluminio en la planta de Impol Seval AD Sevojno en Sevojno, Serbia, el jueves 17 de marzo de 2022.
Por Paul Wallace
15 de enero, 2023 | 11:19 AM

Bloomberg — Goldman Sachs Group Inc. elevó sus previsiones de precios para el aluminio, afirmando que una mayor demanda en Europa y China podría provocar escasez de suministro.

Los analistas Nicholas Snowdon y Aditi Rai afirman en una nota a los clientes que el metal alcanzará probablemente una media de 3.125 dólares la tonelada este año en Londres. Esta cifra es superior al precio actual de 2.595 dólares y contrasta con la previsión anterior del banco de 2.563 dólares.

Goldman considera que el metal, que se utiliza para fabricar desde latas de cerveza hasta piezas de aviones, subirá a 3.750 dólares la tonelada en los próximos 12 meses.

“Con unos inventarios mundiales visibles de solo 1,4 millones de toneladas, 900.000 toneladas menos que hace un año y el nivel más bajo desde 2002, el retorno de un déficit global desencadenará rápidamente la preocupación por la escasez”, señalan los analistas.

PUBLICIDAD

“En el contexto de un entorno macroeconómico mucho más benigno, con la desaparición de los vientos en contra del dólar y la ralentización del ciclo de subidas de la Reserva Federal, esperamos que el impulso alcista de los precios se consolide progresivamente hasta la primavera.”

Goldman prevé que las materias primas suban en 2023 por la escasez.

El aluminio alcanzó máximos históricos poco después de la invasión rusa de Ucrania el pasado febrero. Desde entonces se ha desplomado a medida que la crisis energética de Europa y la desaceleración de la economía mundial han llevado a muchas fundiciones a frenar la producción.

PUBLICIDAD

Al igual que muchos bancos de Wall Street, Goldman es optimista sobre las materias primas en su conjunto, argumentando que la falta de inversión en los últimos años ha dado lugar a escasos colchones de oferta. Considera que este tipo de activos generará a los inversores una rentabilidad superior al 40% este año, a medida que China se reabra y la economía mundial se recupere en la segunda mitad del año.

Lea más en Bloomberg.com