Negocios

Propietarios de autos Tesla pierden valor de reventa mientras Musk rebaja precios

La táctica de Musk va más allá de las rebajas que la industria utiliza desde hace tiempo

Los recortes de precios de Tesla han sido los mayores entre los vendedores de autos nuevos. Sus modelos más caros han sido los más afectados.
Por David Welch y Sean O’Kane
15 de enero, 2023 | 08:22 PM

Bloomberg — Marianne Simmons, una autoproclamada “fanática de Tesla”, compró su segundo vehículo eléctrico a la compañía en septiembre: un Modelo Y blanco de alto rendimiento que costaba más de US$ 77.000. El jueves, la empresa rebajó los precios y se dio cuenta de que podría haber comprado el mismo coche por US$ 13.000 menos.

“Me siento como si me hubieran engañado. Siento que se han aprovechado de mí como consumidora”, dijo Simmons, de 32 años, diseñadora de páginas web en Naples, Florida. “De buenas a primeras, he perdido US$13.306. Es una reducción tan grande que va a afectar a mucha gente que acaba de comprar un vehículo.”

Esa es la realidad a la que se enfrentan los propietarios de vehículos Tesla Inc. (TSLA) después de que la compañía redujera el precio de sus autos hasta un 20%, parte de un impulso del consejero delegado Elon Musk para aumentar el volumen de ventas ante el debilitamiento de la demanda. Para los clientes existentes, el valor de reventa de los coches que poseen se verá afectado junto con la caída de los precios de los nuevos modelos.

PUBLICIDAD

“Para cualquier propietario actual es una patada en los dientes”, dijo Ivan Drury, director de análisis del sitio web de investigación Edmunds.com. “Cualquiera que haya comprado un Tesla recientemente sentirá un impacto inmediato si desea alquilarlo”.

Drury dijo que los recortes de precios de los vehículos nuevos afectarán a los autos usados de inmediato y podrían bajar los valores aún más. Los compradores de coches nuevos quieren olor a coche nuevo, dijo, por lo que los precios de segunda mano podrían caer más.

Se trata de un viejo problema en el sector del automóvil: Los consumidores compran un vehículo y días después ven anunciada una rebaja que les habría ahorrado unos cuantos miles de dólares. Esta vez es diferente, porque los descuentos de los concesionarios suelen ser ventas por tiempo limitado y las rebajas de Tesla son mayores que el típico descuento.

PUBLICIDAD

Para ser justos, Simmons y otros fans de Tesla no son los únicos compradores de autos que verán caer su valor de reventa. Los precios de los modelos usados cayeron un 15% en diciembre, mientras que los nuevos alcanzaron una media récord de casi US$ 50.000, según el investigador Cox Automotive.

Los recortes de precios de Tesla han sido los mayores entre los vendedores de autos nuevos. Sus modelos más caros han sido los más afectados. El precio base del Model Y ha bajado un 20% para empezar en US$ 53.000; la edición de alto rendimiento del auto que compró Simmons ha bajado un 19%. La edición Plaid del sedán Model S, de mayor tamaño, sufrió un recorte del 14%.

Austin Flack, un productor de televisión en Los Ángeles, dijo que listó su Modelo 3 2018 con el paquete de software Full Self-Driving Beta por alrededor de US$ 51.000 en diciembre, pero redujo ese precio a US$ 36.000 como Tesla descargó incentivos cerca del final del año. Dijo que probablemente tendrá que reducir el precio de nuevo a US$ 30.000.

Jack Bradham, un desarrollador de servicios en la nube de Charlotte, Carolina del Norte, dice que le molesta que se haya devaluado el vehículo negro Model Y edición de largo alcance que compró en diciembre.

Bradham, de 46 años, dijo en una entrevista telefónica que encargó el auto a finales del año pasado y que le dijeron que tendría que esperar hasta enero para recibirlo. El 10 de diciembre recibió una llamada del departamento de ventas de Tesla para informarle de que podría recibir el coche en Navidad. Dijo que estaba entusiasmado con la entrega anticipada y accedió a comprar el VE de US$69.000.

Ahora, dijo, debería haber esperado porque podría haber conseguido el descuento si hubiera aceptado la entrega en enero; el mismo coche cuesta ahora US$ 12.000 menos.

PUBLICIDAD

Bradham dijo que entiende que a veces la gente pierda una venta, pero es el tamaño de la reducción de precios lo que le molestó, junto con la falta de comunicación de la empresa.

“No hay nadie con quien ponerse en contacto. Les llamé y les escribí en Twitter, sin respuesta”.

Andrew Checketts, de Santa Bárbara, California, dijo que recibió un Model Y de siete plazas a principios de diciembre después de que Tesla le “acosara” con mensajes de texto promocionando un descuento de US$ 3.750 en ese momento. Si hubiera esperado un mes, podría haber comprado el auto por mucho menos.

PUBLICIDAD

“Tengo una instalación solar programada para dentro de poco. Me cuesta mucho dar a Tesla más de mi dinero y ni siquiera puedo mirar el auto esta mañana”, dijo Checketts en un correo electrónico. Dijo que en su lugar condujo un Prius hoy.

Los precios de Tesla sufrieron altibajos el año pasado. La empresa subió los precios entre un 3% y un 5% en marzo, cuando la escasez de semiconductores estaba provocando recortes de producción en toda la industria automovilística y tanto los fabricantes de automóviles como los concesionarios estaban obteniendo los mejores precios por todos los vehículos.

PUBLICIDAD

En diciembre, la empresa recortó los precios en US$ 7.500 en EE.UU., lo que llevó a los analistas a pensar que la demanda de sus vehículos eléctricos estaba disminuyendo y contribuyó a una caída de las acciones que se prolongó durante la mayor parte del año pasado. Las acciones de Tesla cayeron un 69% a lo largo de 2022.

Tesla también recortó los precios en EE.UU. y China a finales del año pasado. En un chat de audio en Twitter el 22 de diciembre, Musk volvió a insinuar que bajaría aún más los precios para protegerse de los vientos en contra de la economía. “Quieres aumentar el volumen de unidades, en cuyo caso tienes que ajustar los precios a la baja”, dijo.

Bradham, desarrollador de servicios en la nube, dijo que espera que Tesla ofrezca a los compradores recientes algún tipo de descuento, como la recarga gratuita. Simmons dijo que la empresa debería ofrecer la función de conducción autónoma completa de forma gratuita.

PUBLICIDAD

Aún así, los propietarios de Tesla tienen poco recurso.

“Yo no volvería a comprar un Tesla”, dijo Simmons. “Eso es mucho decir para mí. Era una gran fan de Tesla. Me iría con un competidor como Lucid o Rivian”.

Con la asistencia de Dana Hull.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD