Tecnología

Musk supervisó un video que exageraba las capacidades del Autopilot de Tesla

El hecho arroja luz sobre la mentalidad de Musk antes de que él y Tesla hicieran afirmaciones sobre capacidades que aún no se han materializado más de seis años después

Elon Musk
Por Dana Hull y Sean O´Kane
19 de enero, 2023 | 03:45 PM

Bloomberg — Elon Musk supervisó la creación del video de 2016 que exageraba las capacidades del sistema de asistencia de conducción de Tesla Inc. (TSLA), llamado Autopilot, llegando a dictar el texto de apertura que aseguraba que el auto de la compañía se conducía a sí mismo, según correos electrónicos internos vistos por Bloomberg.

Musk le escribió al equipo de Autopilot después de las 2 A.M., hora de California, en octubre de 2016, para enfatizar la importancia de una demostración de manejo que promoviera el sistema. Una semana después llegó el anuncio.

En una llamada con periodistas el 19 de octubre y una publicación de blog, Tesla dijo que a partir de ese día todos sus autos tendrían el hardware necesario para las capacidades de conducción autónoma.

PUBLICIDAD

“Solo quiero dejar absolutamente claro que la principal prioridad de todos es lograr una increíble conducción de demostración de Autopilot”, dijo Musk en el correo electrónico. “Dado que se trata de una demostración, está bien codificar parte de ella, ya que más tarde la rellenaremos con código de producción en una actualización inalámbrica”, escribió, refiriéndose a usar código temporal y actualizarlo más tarde mediante una actualización de software por aire.

“Le diré al mundo que esto es lo que el coche *será* capaz de hacer”, continuó Musk, “no que puede hacer esto al recibirlo”.

El correo electrónico arroja luz sobre la mentalidad de Musk antes de que él y Tesla hicieran afirmaciones sobre capacidades que aún no se han materializado más de seis años después. Después de pasar por varias iteraciones diferentes de hardware, la empresa sigue diciendo a los clientes que utilizan Autopilot y el sistema que comercializa como Full Self-Driving que mantengan las manos en el volante y estén preparados para tomar el control en cualquier momento.

PUBLICIDAD

En octubre, Bloomberg News informó de que fiscales de las oficinas de Washington y San Francisco del Departamento de Justicia de EE.UU. e investigadores de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) estaban investigando si la empresa hizo declaraciones engañosas sobre las capacidades de conducción automatizada de sus vehículos.

Musk y Tesla -que disolvió su departamento de relaciones con los medios hace unos tres años- no respondieron a las peticiones de comentarios.

Vehículos de Tesladfd

Prioridad absoluta

Bajo el asunto “La prioridad absoluta”, Musk escribió en su correo electrónico del 11 de octubre de 2016 que había cancelado sus obligaciones para el próximo fin de semana para trabajar con el equipo de Autopilot tanto el sábado como el domingo. Dijo que todos tendrían que escribir un registro diario de lo que habían hecho para contribuir al éxito de la demo, y que él los leería personalmente.

Nueve días más tarde, después de que el personal de Tesla compartiera una cuarta versión del vídeo, Musk respondió que todavía había demasiados cortes y que la demo “tiene que parecer una toma continua”.

Aunque Musk había escrito en el correo electrónico anterior que dejaría claro que Tesla estaba demostrando lo que sus coches serían capaces de hacer en el futuro, luego dio instrucciones a los empleados para que abrieran el vídeo con una pantalla en negro y tres frases referidas al presente.

El vídeo de casi cuatro minutos de duración que Musk compartió en un tuit más tarde ese mismo día comienza con el texto que pidió: “La persona que está en el asiento del conductor sólo está ahí por razones legales. No está haciendo nada. El coche se conduce solo”.

PUBLICIDAD

Segundos después, un ingeniero se sube al vehículo -un Model X- y empieza a sonar Paint It Black, de The Rolling Stones. El ingeniero aparta las manos del volante mientras el coche sale de un camino de entrada, gira a la izquierda y se dirige a la antigua sede de Tesla en Palo Alto (California). El ingeniero sale del vehículo, la puerta del conductor parece cerrarse sola y el vehículo aparca en paralelo en un espacio sin nadie al volante.

El video, que permanece en el sitio web de Tesla, es de interés para los abogados en varias demandas relacionadas con accidentes de Autopilot, incluida una que involucra a la familia de Walter Huang, el difunto empleado de Apple Inc. (AAPL) que murió en un accidente mientras usaba Autopilot en su Model X en marzo de 2018. Los abogados de los familiares que demandaron a Tesla en mayo de 2019 preguntaron a Ashok Elluswamy, el actual director del software Autopilot, durante una declaración en junio del año pasado si el video reflejaba con precisión las capacidades de Autopilot en el momento de su lanzamiento.

“La intención del vídeo no era retratar con precisión lo que estaba disponible para los clientes en 2016″, dijo Elluswamy. “Era retratar lo que era posible”.

PUBLICIDAD

Reuters fue el primero en informar sobre la declaración a principios de esta semana. Elluswamy declinó hacer comentarios.

Colisión con vallas

Tesla y Musk no revelaron al publicar el video que los ingenieros habían creado un mapa digital tridimensional para la ruta que tomó el Modelo X, dijo Elluswamy durante su declaración. Musk dijo años después de la demostración que la empresa no confía en los mapas de alta definición para los sistemas de conducción automatizada, y argumentó que los sistemas que lo hacen son menos capaces de adaptarse a su entorno.

PUBLICIDAD

El detalle de los mapas, junto con el reconocimiento por parte de Elluswamy de que el coche sufrió un accidente durante la demostración, confirman en líneas generales un informe del New York Times de diciembre de 2021 en el que se afirmaba que el vídeo de Tesla no ofrecía una imagen completa de cómo funcionaba el vehículo durante la filmación.

Cuando se le preguntó si el Tesla pasó por encima de un bordillo, atravesó arbustos y chocó contra una valla, Elluswamy respondió: “No estoy tan seguro del bordillo ni de los arbustos. Sí sé lo de la valla”.

El año pasado, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera de EE.UU. (NHTSA) empezó a hacer públicos los datos sobre accidentes en los que estaban implicados sistemas automáticos de asistencia a la conducción, que la agencia ordenó a los fabricantes de automóviles que notificaran. Aunque Tesla comunicó la gran mayoría de esas colisiones, el organismo regulador advirtió de que los datos eran demasiado limitados para extraer conclusiones sobre la seguridad.

PUBLICIDAD

La NHTSA tiene dos investigaciones activas sobre si Autopilot es defectuoso. La agencia actualizó la primera -centrada en cómo maneja Tesla Autopilot las escenas de colisión con los vehículos de primera respuesta- en junio del año pasado. Inició la otra investigación -relativa al frenado repentino- cuatro meses antes.

“No es fraude”

En agosto, el Departamento de Vehículos Motorizados de California acusó a Tesla de engañar a los consumidores sobre sus sistemas de asistencia a la conducción. Al mes siguiente, un cliente en ese estado acusó a la empresa de marketing engañoso y solicitó el estatus de demanda colectiva para que otros propietarios de coches se unieran a su demanda.

“El mero incumplimiento de un objetivo a largo plazo no es fraude”, dijo Tesla en una moción presentada el 28 de noviembre para desestimar la demanda del cliente de California.

PUBLICIDAD

Musk ha dicho que la capacidad de Tesla para hacer que sus coches se conduzcan solos determinará si la empresa vale “mucho dinero y valer básicamente cero”. Durante una conversación en Twitter Spaces el mes pasado, dijo que la compañía tiene una ventaja sobre otros fabricantes de automóviles en este sentido.

“Algo que Tesla posee y que otros fabricantes de automóviles no es que el coche es actualizable a la autonomía”, dijo Musk. “Eso es algo que ninguna otra compañía automovilística puede hacer”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD