Cripto

Genesis, en bancarrota, debe US$3.400 millones a sus 50 mayores acreedores

La mayor deuda es la reclamación de US$766 millones de la bolsa cripto Gemini, que tiene dinero atrapado en la unidad de préstamos de Genesis

El logo de Genesis
Por Sidhartha Shukla, Joanna Ossinger y Suvashree Ghosh
20 de enero, 2023 | 08:24 AM

Bloomberg — La bancarrota de Genesis Global, de Barry Silbert, puede no haber generado la caída de los mercados cripto como lo hizo la de FTX, pero cuenta con una lista de acreedores con reclamaciones de magnitud similar: más de US$3.000 millones en total.

La solicitud de la bancarrota bajo el capítulo 11 de la ley de quiebras de EE.UU., que tuvo lugar el jueves, listó a 7 acreedores a quienes se les debía al menos US$100 millones. La mayor, con creces, es la reclamación de US$766 millones de la bolsa cripto Gemini, que tiene dinero atrapado en la unidad de préstamos de Genesis. Entidades vinculadas a FTX tienen 10 reclamaciones de más de US$100 millones.

En total, le debe más de US$3.400 millones a sus mayores 50 acreedores. Para FTX, la cifra asciende a US$3.100 millones. Si bien hay nombres que no han sido publicados, a continuación hay una lista de los mayores acreedores que sí fueron nombrados.

PUBLICIDAD
Los 10 mayores acreedores conocidos de Genesisdfd

Otro de los principales acreedores de Genesis es Mirana, la unidad de inversión de la bolsa de criptomonedas Bybit, a la que se le deben casi US$152 millones. El balance de Mirana está separado del de Bybit, según un portavoz de Bybit, que añadió que los activos de los clientes de Mirana están “segregados” y “protegidos”.

Génesis también debe US$45,9 millones a Claure Group LLC, la firma de inversión del magnate de origen boliviano Marcelo Claure. Claure, antiguo adjunto del fundador de SoftBank, Masayoshi Son, no es ajeno a las empresas con problemas: Fue el encargado de sanear la que quizá sea la debacle más famosa de SoftBank: la empresa de cotrabajo WeWork. Claure no respondió inmediatamente a las peticiones de comentarios.

La empresa matriz, Digital Currency Group, había mantenido negociaciones confidenciales con varios grupos de acreedores en medio de una crisis de liquidez. Genesis había advertido de la posibilidad de quiebra si no conseguía reunir efectivo.

PUBLICIDAD

--Con la colaboración de Anna Irrera.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD