Economía

Disputa energética ya es una traba para cristalizar nearshoring en Norteamérica

Luis Manuel Hernández, presidente de index Nacional, dijo que se comenzó a trabajar sobre la sustitución de importaciones y descartó recesión en manufactura

La sustitución de importaciones podría ir del 5% al 20% del producto que se refiera, estimó index.
23 de enero, 2023 | 05:42 AM

Ciudad de México — México, Estados Unidos y Canadá colocaron en su agenda de trabajo al nearshoring como una necesidad para Norteamérica y trazaron la ruta para cristalizar las inversiones, sin embargo, la disputa energética ya se ha convertido en una traba para la inversión en la región, dijo a Bloomberg Línea Luis Manuel Hernández, presidente de index Nacional.

La Cumbre de Líderes de América del Norte logró que se pusiera en la mesa de trabajo al nearshoring como una necesidad para la zona del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), con lo que se consiguió establecer pasos concretos para cristalizar las inversiones, señaló el presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (index).

Al mismo tiempo, añade, la Cumbre abrió la puerta a poder tocar los temas incómodos: la disputa energética. Esta queja bajo el T-MEC no se destrabó en la reunión trilateral de los presidentes de México, Estados Unidos y Canadá, pero ayudó a gestionar los temores en caso de que se iniciara un panel de solución de controversias.

PUBLICIDAD

“La Cumbre no sirvió para destrabar la disputa sino para decir que el tema energético ya es una traba, lo hemos visto en diferentes paneles, entrevistas y liderazgos, todos coincidimos en lo mismo (…) El panel es la última instancia, pero el panel ya no sería sorpresa”

Luis Manuel Hernández, presidente de index Nacional.

La disputa energética en medio del nearshoring o relocalización de empresas, podría hacer que los inversionistas consideren sus capitales al no tener certeza de las garantías a la inversión, ya que existe incertidumbre sobre qué pasaría con una inversión que se realice en esta coyuntura de indefinición de la queja energética.

No obstante, la industria manufacturera no se puede quedar paralizada. Mientras se resuelve el problema energético, México se está preparando para recibir la inversión a través de la definición de reglas de operación en todo lo que implica el nearshoring y la transición a las energías limpias y conversión de plantas para que produzcan vehículos eléctricos, afirmó Hernández.

“Estamos avanzando en la vocación de las regiones, estamos capacitando a la gente, comprado tecnología y diseñando la operación para recibir el producto, de tal forma que cuando ya esté conectada la energía casi casi la industria se conecte y empiece a producir. No es que estemos dependiendo al 100% de la resolución de la disputa”

Luis Manuel Hernández, presidente de index Nacional.

Durante la Cumbre de Líderes hubo menciones sobre semiconductores, energías limpias y vehículos eléctricos. ¿Qué esperar sobre estos temas en 2023?, se le preguntó al directivo manufacturero.

PUBLICIDAD

Respondió que en el tema de semiconductores se trabajará sobre los componentes para esos productos y hacer transferencias de pequeños módulos de pequeñas operaciones a México, ya que hablar de instalación de plantas es pensar en periodos de tres a cinco años.

“No es como a veces se percibe en el Gobierno de que las empresas van a cerrar allá (en China o Taiwán) y se van a venir aquí. México debe demostrar primero que puede correr en paralelo por varios años para que las empresas en Asia entonces ya cierran”, indicó.

Sustitución de importaciones y recesión

México, Estados Unidos y Canadá acordaron la creación de un comité destinado a la planeación y a la sustitución de importaciones en América del Norte para procurar ser cada vez más autosuficientes y buscar el desarrollo, la cooperación y el bienestar de los países del Continente Americano.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acompañado de los presidentes de EE.UU., Joe Biden, y de Canadá, Justin Trudeau, anunció este comité en un mensaje a medios al término de la Cumbre de Líderes de América del Norte realizada en Palacio Nacional en Ciudad de México el pasado 10 de enero.

Los tres países propondrán cada uno a cuatro integrantes para la formación de este grupo de 12 especialistas y conocedores en la materia tendrán la misión de convencer a trabajadores, empresarios y servidores de los tres gobiernos de la importancia y trascendencia de buscar la unión de todo el continente americano.

Luis Manuel Hernández dijo que la semana pasada se trabajó sobre el tema y estarían por comenzar las reuniones para fijar objetivos y metas más claras respecto de la sustitución de importaciones, a fin de identificar los productos en las cadenas de valor y los volúmenes.

PUBLICIDAD

Dijo que la sustitución de importaciones significa revisar y tal vez no suplir una totalidad de la cadena de valor, sino suplir una parte pequeña de la cadena. Por ejemplo, si se compra un producto en China, un país puede decir que de ese producto que va a comprar a China le puede vender el 10%.

“Entonces te vas a ir a componentes concretos que puedas suplir de México, pero no una totalidad de 100%, entonces esa sustitución va enfocada ahorita en tarjetas de circuitos impresos, todo lo que sea energético, dispositivos médicos, equipo de protección personal y algunos componentes metal mecánicos”, explicó.

Apuntó que la sustitución de importaciones podría ir del 5% al 20% del producto que se refiera.

PUBLICIDAD

En cuanto a la posible recesión en Estados Unidos, dijo que, en general, no va a haber crecimiento de la industria manufacturera, ya que se va a mantener un aumento de 3,7% en el 2023, similar al crecimiento de años recientes.

Dijo que esta recesión no la vamos a empezar a ver sino hasta el tercer trimestre del 2023 porque todavía hay muchas órdenes de compras en firme de los clientes, lo que implica que se siguen surtiendo los pedidos. “La manufactura sortearía esta posible recesión”, pronosticó.

PUBLICIDAD