Negocios

Presión para financieras no bancarias en LatAm sube tras default de Mexarrend: Moody’s

La volatilidad pone la atención sobre Operadora de Servicios Mega y Financiera Independencia, dos financieras no bancarias mexicanas que son seguidas por Moody’s

La volatilidad generada por Mexarrend, pone la mira sobre Operadora de Servicios Mega y Financiera Independencia, las dos financieras no bancarias mexicanas que son seguidas por Moody’s Investors Service.
23 de enero, 2023 | 09:50 AM

Ciudad de México — Las financieras no bancarias de México y la región de América Latina podrían enfrentar presiones en 2023 para acceder a financiamiento, tras el incumplimiento de Mexarrend (Tangelo), de acuerdo con analistas de Moody’s Investor Service.

El incumplimiento probablemente restrinja el acceso de las financieras en la región para refinanciar deuda y las líneas de crédito próximas a vencer, escribieron los analistas de Moody’s. Rodrigo Marimon, Felipe Carvallo y Saúl Atlatenco en una nota.

Mexarrend (Tangelo) informó el 17 de enero que no pagaría sus próximos vencimientos en medio de una revisión contable que encontró errores de registro de activos financieros.

PUBLICIDAD

La arrendadora enfocada a empresas pequeñas y medianas no pagó un compromiso con sus tenedores previsto el 19 de enero por MXN$85 millones y anticipó que no realizará el pago de intereses por US$14.5 millones de sus notas, programado para el 24 de enero.

Moody’s no tiene a Mexarrend dentro de las empresas a las que brinda servicios de calificación crediticia. Otras calificadoras como S&P Global Ratings y Fitch Ratings redujeron las calificaciones de Mexarrend a nivel de default.

Mexarrend, que en diciembre se convirtió oficialmente en Tangelo tras concretar su fusión con la fintech colombiana Zinobe, se unió al grupo de financieras no bancarias con problemas de liquidez que las ha llevado a caer en incumplimientos, como lo son Unifin, Crédito Real y Alpha Credit.

PUBLICIDAD

Servicios Mega y Financiera Independencia bajo la lupa

La volatilidad generada por Mexarrend, pone la mira sobre Operadora de Servicios Mega y Financiera Independencia, las dos financieras no bancarias mexicanas que son seguidas por Moody’s Investors Service.

Ante las preocupaciones sobre el sector, Operadora de Servicios Mega, una arrendadora mexicana, ha realizado ofertas públicas voluntarias por una parte de su deuda en circulación, que han mostrado confianza de los inversionistas en su liquidez, escribieron los analistas de Moody’s.

En diciembre de 2022, Mega realizó una oferta pública voluntaria de las notas senior en circulación, en torno a la refinanciación de su vencimiento de bonos de 2025. El precio ofertado fue 3% superior al precio de mercado en ese momento, y recibió ofertas por solo el 12% del monto total, de acuerdo con Moody’s

“Sin embargo, es probable que la presión persista en 2023, ya que el difícil entorno operativo en México afectará la calidad de los activos de Mega”, escribieron los analistas.

Para Moody’s Investors Service hasta ahora Financiera Independencia, dedicada al otorgamiento de préstamos personales, ha podido soportar mejor el difícil entorno operativo para los prestamistas no bancarios mexicanos, algo que adjudica a la alta tasa de rotación de su cartera de crédito, la moderación en la originación de préstamos, el acceso a líneas bancarias, así como la expansión de su franquicia a Estados Unidos.

“Sin embargo, el entorno operativo también agregará más presión sobre el desempeño financiero de Financiera Independencia en 2023″, señaló Moody’s Investors Service.

Moody’s tiene asignada una calificación de Ba2, el segundo nivel dentro del rango especulativo, para Operadora de Servicios Mega. Mientras que Financiera Independencia tiene una calificación crediticia de B1, el cuarto nivel dentro del rango especulativo. Ambas empresas con una perspectiva estable.

PUBLICIDAD