Brasil en español

Brasil mantiene tasa Selic y alerta sobre el aumento de la inflación

Los responsables políticos mantuvieron la Selic de referencia en el 13,75% por cuarta reunión consecutiva a última hora del miércoles

Compradores en el Mercado Municipal de Uruguaiana en Río de Janeiro, Brasil, el miércoles 10 de agosto de 2022. Fotógrafa: Maria Magdalena Arrellaga/Bloomberg
Por Maria Eloisa Capurro
01 de febrero, 2023 | 07:46 PM

Bloomberg — El Banco Central de Brasil mantuvo sin cambios su principal tipo de interés y expresó su preocupación por los costes de controlar las crecientes expectativas de inflación, alimentadas por las tensiones con el nuevo gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Los responsables políticos mantuvieron la Selic de referencia en el 13,75% por cuarta reunión consecutiva a última hora del miércoles, en línea con el consenso de los inversores. En una declaración ampliamente considerada como de línea dura, los miembros de la junta escribieron que evaluarán si el mantenimiento de los tipos “durante un período más largo” de lo previsto anteriormente ralentizará la inflación hasta el objetivo.

“El escenario actual, particularmente incierto en el aspecto fiscal y con unas expectativas de inflación que se alejan del objetivo de inflación en horizontes más largos, requiere una mayor atención a la hora de evaluar los riesgos”, escribieron. “El Comité considera que este escenario eleva el coste de la desinflación necesaria para alcanzar los objetivos” establecidos para los próximos años.

PUBLICIDAD
La presión sobre los precios disminuye con los tipos en máximos de seis añosdfd

Los responsables políticos, encabezados por Roberto Campos Neto, luchan contra unas expectativas de aumento del coste de la vida que dificultan la justificación de los recortes de tipos, a pesar de que la inflación anual ha disminuido sistemáticamente en los últimos meses, hasta el 5,87%, desde el máximo de más del 12% alcanzado el año pasado. El descenso se ha visto impulsado por los recortes fiscales y la restricción de los costes de endeudamiento, pero los precios del combustible están subiendo ahora, mientras que las medidas básicas que excluyen los artículos más volátiles se están acelerando.

Lo que dice Bloomberg Economics

“Los funcionarios se refirieron a la estrategia de mantener los tipos durante más tiempo del que se supone en sus previsiones, es decir, las proyecciones de consenso. Creemos que es un intento de sonar agresivos sin sugerir una subida de tipos. Actualmente, la previsión de consenso es que el primer recorte de tipos se produzca en septiembre. El lenguaje del comunicado sugiere que podría llegar más tarde”.

- Adriana Dupita, economista de Brasil y Argentina

PUBLICIDAD

La decisión se produce en medio de fuertes tensiones políticas, ya que Lula ha cuestionado la independencia del banco central y sus objetivos de inflación, sugiriendo que debería perseguir un objetivo del 4,5%. Actualmente, el banco tiene como objetivo un aumento de los precios del 3,25% para 2023 y del 3% para los dos próximos años.

El Ministro de Hacienda, Fernando Haddad, se sumó a las especulaciones sobre un posible cambio de política, afirmando que Brasil necesita objetivos ambiciosos, pero factibles.

Los inversores también están preocupados por las perspectivas fiscales, ya que se espera que Haddad proponga nuevas normas de gasto para abril, en sustitución de la actual ley que limita los aumentos del gasto público a la tasa de inflación del año anterior. Además, el nuevo Gobierno prevé destinar 168.000 millones de reales (33.000 millones de dólares) a gastos adicionales, incluidas ayudas sociales, al tiempo que sopesa aumentar el salario mínimo.

La declaración es de línea dura”, dijo Felipe Sichel, economista y socio de Modal Asset Management Ltda. “Deja la puerta abierta a mantener la política monetaria”. “Deja la puerta abierta a mantener los tipos estables durante más tiempo y advierte claramente sobre el empeoramiento de las expectativas de inflación”.

Sichel añadió que no ve recortes de los costes de endeudamiento este año.

Extremadamente duros

En la declaración, los miembros del consejo escribieron que las expectativas de aumento de los precios al consumo “han mostrado un deterioro en horizontes más largos”. Mientras tanto, la economía mundial sigue bajo presión inflacionista a pesar de las señales positivas en el margen, escribieron.

PUBLICIDAD

Previamente, el miércoles, la Reserva Federal ralentizó el ritmo de subidas de tipos, pero afirmó que se prevén más aumentos. A escala regional, los responsables políticos de México y Colombia siguen subiendo los tipos, mientras que la presidenta del banco central de Chile, Rosanna Costa, se ha opuesto a las apuestas de los inversores sobre el inicio de un ciclo de relajación.

En una perspectiva que contempla recortes de los tipos a partir de septiembre, según se desprende de su encuesta semanal a economistas, el banco central de Brasil ve aumentos de los precios al consumo por encima del techo de su rango de tolerancia en 2023 y por encima del objetivo el año que viene. En un escenario alternativo con una Selic constante, las previsiones de inflación son más bajas, del 5,5% para este año y del 2,8% para el próximo.

En la perspectiva con costes de financiación constantes, “la inflación está más cerca del objetivo del 3% en 2024″, dijo Leonardo Costa, economista de Asa Investments. “Eso indica que el plan del banco central es mantener los tipos estables durante más tiempo”.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, los analistas ven que los precios al consumo subirán por encima del objetivo a medio plazo del banco en un futuro previsible. Los funcionarios fijarán el objetivo para 2026 este año.

“La declaración fue extremadamente dura”, dijo Carla Argenta, economista jefe de CM Capital. “El banco central entiende que, en las condiciones actuales, no tenemos convergencia inflacionista, y que la institución debería hacer algún cambio en su política monetaria o mantener los tipos estables durante más tiempo”.

--Con la colaboración de Giovanna Serafim y Raphael Almeida Dos Santos.

PUBLICIDAD