Bank of America planea recorte de empleos en banca de inversión

Se espera que los despidos inicien en las próximas semanas y que con los movimientos se vean afectados cerca de 200 de banqueros en todo el mundo

Brian Moynihan, CEO de BofA
Por Katherine Doherty - Ruth David - Sridhar Natarajan
17 de febrero, 2023 | 03:13 AM
Últimas cotizaciones

Bloomberg — Bank of America Corp. (BAC) planea eliminar puestos de trabajo en su división de banca de inversión, una de las últimas grandes instituciones en ceder ante las presiones de gastos que no han dejado a nadie inmune.

El número de reducciones, que aún se está discutiendo, podría afectar a menos de 200 banqueros en todo el mundo, según personas con conocimiento de la situación. Aun así, la medida va más allá del congelamiento de las contrataciones que la empresa inició a principios de año y refleja un regreso a los niveles de reducción de la fuerza laboral previos a la pandemia.

Es una señal de que el sector financiero seguirá recurriendo a las reducciones de personal para controlar los costos antes de que se produzca un repunte significativo de la actividad de negociación. En caso de que las ventas de acciones y las adquisiciones sigan siendo escasas, las empresas que ya habían reducido su personal o mantenido los despidos al mínimo podrían tener que estudiar nuevos recortes.

VER +
JPMorgan, BofA y Citi recortan bonificaciones de banqueros

La magnitud de las reducciones de empleos ha variado mucho en el sector financiero. Citigroup Inc. (C) eliminó a docenas de empleados de su división de banca de inversión en noviembre. Morgan Stanley (MS) recortó un número mucho mayor de empleados —1.600— en diciembre, mientras que Goldman Sachs Inc. (GS) se embarcó el mes pasado en una de sus mayores rondas de reducciones, eliminando unos 3.200 puestos.

PUBLICIDAD

Un representante de Bank of America, con sede en Charlotte, Carolina del Norte, declinó hacer comentarios.

Bank of America se había mostrado reticente a llevar a cabo reducciones, que quedaron suspendidas incluso cuando sus homólogos reanudaron los recortes de puestos de trabajo tras la pandemia. En Wall Street, los bancos de inversión lidian con una caída de las adquisiciones y las ofertas de acciones y deuda que generan comisiones de asesoramiento, así como con la persistente inflación que ha causado un fuerte incremento de los gastos.

Se espera que Bank of America inicie su proceso de recorte de empleos en las próximas semanas, pero aún se están tomando decisiones, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas al tratar un asunto privado.

PUBLICIDAD

La negociación de operaciones sigue siendo moderada tras la caída registrada en el cuarto trimestre, cuando los ingresos de banca de inversión de Bank of America cayeron un 54%, hasta los US$1.090 millones. El mayor descenso se produjo en la suscripción de operaciones de renta variable, que disminuyó un 65% a US$189 millones, mientras que la suscripción de deuda se desplomó casi un 58%.

VER +
Inversores no esperan que racha de acciones se sostenga: encuesta de BofA

No se espera que los ingresos de la división de banca de inversión se recuperen pronto. Los analistas prevén que los ingresos por comisiones se mantengan moderados en cuatro de los mayores bancos de Wall Street, y los ejecutivos han emitido sus propias advertencias. En JPMorgan Chase & Co., los ingresos de banca de inversión este trimestre podrían disminuir un 20% con respecto a los US$2.100 millones del año pasado, según declaró esta semana el director financiero, Jeremy Barnum.

Bank of America se ha centrado en reducir los gastos y volver a situar el número de empleados en línea con los estándares históricos, lo que supone un cambio respecto al “motor” de contratación que se puso en marcha durante la anterior guerra por el talento, según declaró esta semana el director ejecutivo, Brian Moynihan, en una conferencia financiera organizada por el banco. Según Moynihan, las inversiones en plataformas digitales han contribuido a mantener estable el número de empleados en las sucursales de la entidad, a pesar del aumento de las interacciones con los clientes.

La empresa aumentó su nómina en el cuarto trimestre, a pesar de que los ingresos netos cayeron a US$27.500 millones en 2022, frente al récord de US$32.000 millones del año anterior. El número total de empleados del banco ascendió a 216.823 a fines del año pasado, frente a los 213.270 del tercer trimestre y los 208.248 del año anterior, ya que las contrataciones superaron a las bajas.

Los ejecutivos de BofA han atribuido el crecimiento de la fuerza laboral a la ambiciosa contratación, con la compañía “superando” para “igualar la gran renuncia anterior”, dijo Moynihan el mes pasado en una conferencia telefónica sobre los resultados. Aun así, el banco no está planeando “recortes de empleo generalizados” como algunos de sus pares en un entorno económico incierto, dijo el mes pasado el director financiero, Alastair Borthwick.