Finaliza la recuperación del globo chino: aún no está claro qué transportaba

Los trabajos de recuperación finalizaron el jueves y las piezas restantes de la carga útil del globo están siendo transferidas al FBI

Marineros asignados al Grupo 2 de Desactivación de Artefactos Explosivos recuperan un globo de vigilancia a gran altitud el 5 de febrero de 2023 frente a la costa de Myrtle Beach, Carolina del Sur, EEUU.
Por Nick Wadhams
17 de febrero, 2023 | 06:38 PM

Bloomberg — La Armada estadounidense concluyó la búsqueda de los restos del globo chino derribado frente a Carolina del Sur, poniendo fin de forma tranquila a un episodio que provocó un revuelo político en Estados Unidos y llevó a un aumento de las tensiones con China.

Los trabajos de recuperación finalizaron el jueves y las piezas restantes de la carga útil del globo están siendo transferidas al FBI “para su explotación en contrainteligencia”, dijo el Pentágono en un breve comunicado que no ofreció detalles sobre la naturaleza o el estado de los restos. El Pentágono indicó que ya no se restringía el acceso de barcos y aviones a la zona de búsqueda.

VER +
EE.UU. dice que recuperó cantidad “significativa” de restos del globo chino

La declaración supuso un final anticlimático a un drama que se apoderó de EE.UU. después de que los residentes de Montana informaran de que habían visto un objeto extraño en el cielo el 1 de febrero. Más tarde, Estados Unidos reveló que llevaba días rastreando un globo chino de gran altitud que había entrado en el espacio aéreo estadounidense sobre Alaska, pero decidió no derribarlo.

Las autoridades estadounidenses no han dicho públicamente si los restos respaldan el argumento del gobierno de Biden de que China utilizó el globo para espiar a Estados Unidos.

PUBLICIDAD

Citando a funcionarios que no identificó, Associated Press informó el viernes de que el análisis de los restos del globo reforzaba la afirmación de que se utilizó para espiar.

Estados Unidos ha afirmado que el globo formaba parte de un programa de vigilancia mundial que afectaba a más de 40 países. China ha alegado que se trataba de un globo meteorológico que se desvió de su trayectoria, y ha acusado a Estados Unidos de exagerar el incidente.

La carga útil del globo tenía componentes de fabricación occidental, según declararon la semana pasada personas familiarizadas con el asunto, lo que sugiere que fue ensamblado con piezas extranjeras. Ello podría llevar a los legisladores y a la administración estadounidense a buscar nuevos controles de las exportaciones chinas, en un intento de limitar sus avances tecnológicos.

PUBLICIDAD

La decisión de retrasar el derribo del globo se convirtió en un lastre político, ya que los republicanos arremetieron contra el Presidente Joe Biden por permitir que el globo sobrevolara instalaciones militares sensibles en Montana e Idaho, antes de desplazarse EE.UU. y ser destruido con un único misil disparado desde un caza F-22 frente a Myrtle Beach, Carolina del Sur. Un general estadounidense advirtió de la existencia de una “brecha en el conocimiento de los dominios” y el Pentágono, en estado de alerta por la aparición de más globos espía, derribó otros tres objetos sobre Alaska, Canadá y Michigan que, según declararon posteriormente las autoridades, no tenían nada que ver con China.

VER +
Diplomáticos de EE.UU. y China evalúan reunirse tras tensión por derribo de un globo

“El globo, el abismo entre EE.UU. y China y el sentimiento extremadamente belicista hacia China en el nuevo Congreso, más las políticas ya duras de Biden, significa que será muy, muy difícil volver a la posibilidad de acercamiento que parecía en el aire”, dijo Joshua Kurlantzick, investigador principal para el Sudeste Asiático en el Consejo de Relaciones Exteriores y autor del libro Beijing’s Global Media Offensive: China’s Uneven Campaign To Influence Asia and the World.

Los equipos de búsqueda habían recuperado el globo hace varios días y localizaron rápidamente la carga útil de la nave, que, según las autoridades, tenía el tamaño aproximado de tres autobuses escolares. Hicieron falta varios días más para recuperar el equipo, que estaba esparcido por el fondo del océano a unos 15 metros de profundidad.

VER +
Globo no identificado lleva a ciudad china a redirigir vuelos

Aunque la búsqueda ha concluido, quedan cuestiones clave por resolver. Se espera que EE.UU. anuncie en los próximos días nuevas directrices para ayudar al Pentágono a decidir qué hacer con los objetos no identificados en el espacio aéreo estadounidense. Y Biden dijo el jueves que hablará en algún momento con el Presidente Xi Jinping.

“También seguimos dialogando con China, como hemos hecho durante las dos últimas semanas”, dijo Biden en una sesión informativa. “Como he dicho desde el comienzo de mi administración, buscamos competencia, no conflicto, con China. No buscamos una nueva Guerra Fría, pero no me disculpo, y competiremos.”

Con la asistencia de Iain Marlow.

Lea más en Bloomberg.com