Negocios

Fortuna de familia creadora de Red Bull crece y supera a todas las dinastías asiáticas

La familia tailandesa Yoovidhyas, creadora de esta bebida, ha sumado US$7.800 millones a su riqueza desde enero del año 2022, lo que supone la mayor plusvalía de una familia de origen asiático

Bloomberg Línea
Por Yoojung Lee y Pathom Sangwongwanich
27 de marzo, 2023 | 09:13 PM

Bloomberg — La vuelta a la normalidad después de Covid-19 ha dejado importantes triunfadores, entre ellos la bebida energizante más consumida del planeta y a la familia que la ideó.

En Singapur, los asistentes al primer festival musical ZoukOut de los últimos 4 años, y en los abarrotados trenes de la mañana londinense, los viajeros prefieren esta bebida al café. Red Bull GmbH logró unos ingresos récord en 2022, con la venta de más de 11.000 millones de envases, convirtiéndose así en el mayor mercado de su categoría.

Red Bulldfd

La familia tailandesa Yoovidhyas, creadora de esta bebida, ha sumado US$7.800 millones a su riqueza a partir de enero del año pasado, lo que supone la mayor plusvalía de una familia de origen asiático, según datos del Índice de Multimillonarios de Bloomberg. Hasta el 14 de marzo superaban los US$27.000 millones, la mayor parte procedente de su participación en la empresa privada Red Bull. La mayor parte de las familias más acaudaladas del planeta sufrieron pérdidas en las convulsiones bursátiles del 2022.

“El consumo de bebidas energizantes se ha hecho sinónimo de forma de vida más activa”, explica Simon Chadwick, catedrático de deporte y geopolítica económica de la Skema Business School en París. La gente que retoma el entrenamiento y vuelve a la oficina trabajando más horas “necesitará bebidas energetizantes”, añadió.

PUBLICIDAD

Chaleo Yoovidhya, el vástago de la familia, ideó la bebida con alto contenido de cafeína a mediados de la década de 1970, cuando vendía medicamentos en Tailandia y decidió expandirse a los bienes de consumo. Lo llamó Krating Daeng, que en tailandés significa “toro rojo”.

VER +
La bebida Monster exploraría un trato con Constellation Brands

Durante un viaje a Asia, el vendedor austriaco Dietrich Mateschitz descubrió que la bebida lo ayudó a aliviar su desfase de horario. Los dos se unieron para fundar Red Bull en 1984 y la convirtieron en una marca global que ahora también tiene equipos de fútbol y automovilismo, así como patrocinios en deportes extremos como ciclismo de montaña y clavados. Se ha beneficiado después de la pandemia de venderse más que sus competidores en bares y restaurantes, según Kenneth Shea, analista de Bloomberg Intelligence.

“Red Bull se encuentra entre los comercializadores de estilo de vida más exitosos en bienes de consumo”, dijo Howard Telford, gerente senior de la industria de refrescos en la consultora Euromonitor International. Eso “permite a Red Bull mantener una identidad fuerte y premium en una categoría próspera de bebidas funcionales”.

PUBLICIDAD

Los Yoovidhya controlan el 51% de Red Bull, mientras que el 49% restante pertenece al hijo de Mateschitz, quien se convirtió en el millennial más rico de Europa tras la muerte de Dietrich el año pasado. La empresa, con sede en Austria, ha sido dirigida principalmente por el accionista minoritario. La familia tailandesa también es dueña de TCP Group, el gigante que produce la bebida energética en Tailandia y otros mercados asiáticos.

La familia ha tenido sus controversias. En 2012, el nieto de Chaleo, Vorayuth, estuvo involucrado en un caso de atropello y fuga mientras conducía su Ferrari en Bangkok que dejó un oficial de policía muerto. El heredero, también conocido por su apodo, Boss, evitó el enjuiciamiento al huir de Tailandia en un avión privado en 2017. Él y su familia han negado todos los cargos y las autoridades tailandesas los retiraron hace tres años.

Eso provocó un boicot a los productos de Red Bull en el país y obligó al primer ministro a ordenar una revisión del caso que llevó a los fiscales a acusar a Vorayuth de dos nuevos cargos. El plazo de prescripción de uno de ellos, el consumo de drogas, ya ha expirado. El restante, la conducción temeraria que causa la muerte, se agotará en 2027. Se desconoce el paradero de Vorayuth.

“Sabemos que, en este caso, los Yoovidhya se escaparán”, dijo Yupana Wiwattanakantang, profesora asociada de la Escuela de Negocios de la Universidad Nacional de Singapur. La familia está esperando que la gente se olvide de eso, dijo.

TCP Group se negó a comentar sobre la riqueza de la familia y la investigación. La Oficina del Fiscal General de Tailandia no respondió a las solicitudes de comentarios.

También hay cada vez más atención sobre su riqueza en el país, donde ellos y otros dos clanes, los Chearavanonts del conglomerado Charoen Pokphand Group y los Chirathivats detrás de Central Group, tienen un valor combinado de más de US$69.000 millones, equivalente al 14% del producto interno bruto de 2021. El ingreso per cápita de Tailandia fue menos de US$7,100 ese año.

VER +
Ford anuncia su vuelta a la Fórmula 1 en medio de su creciente popularidad

Y quedan dudas sobre quién se hará cargo del negocio. TCP Group está actualmente dirigido por Saravoot, de 53 años, hijo de Chaleo con su segunda esposa, y todos sus directores son parte de la familia. Si bien el clan posee la totalidad de las acciones, ninguno de la tercera generación, herederos de la fortuna, está involucrado en el manejo del negocio. Podrían pasar la gestión del grupo a profesionales externos, dijo Yupana.

PUBLICIDAD

En el lado austriaco, el hijo de Dietrich Mateschitz, Mark, renunció a la dirección de la unidad de productos orgánicos de Red Bull cuando murió su padre, retirándose él mismo de las operaciones diarias del negocio. Eligió un nuevo comité de gestión para dirigir la empresa.

La próxima generación también tendrá que lidiar con desafíos que van desde la creciente competencia hasta preocupaciones sobre el abuso del dominio del mercado en Europa y una disputa de marcas comerciales de un año en China.

Pero por ahora, Chadwick dice que hay motivos para el optimismo sobre la empresa.

Red Bull ha redefinido “lo que significa ser una bebida energética”, dijo. Han presentado “estas bebidas no como algo que se bebe cuando se está enfermo, sino como algo que se bebe primero para obtener energía”, explicó. Y “Creo que vamos a ver esta explosión pospandémica en el ejercicio, la salud y el estado físico”.

PUBLICIDAD

Con la asistencia de Pei Yi Mak, Benjamin Stupples y Marton Eder.

Lea más en Bloomberg.com