Barril de petróleo a US$100 vuelve al juego tras recortes sorpresivos de OPEP+

Ante previsiones de un aumento de la demanda a finales de año, ahora existe un nuevo riesgo de inflación para la economía mundial

El petróleo se dispara tras recorte sorpresivo de producción de la OPEP+
Por Alex Longley
03 de abril, 2023 | 09:40 AM

Lea esta historia en

Portugués

Bloomberg — Los inesperados recortes de producción de petróeo por parte de la OPEP+ han cambiado las perspectivas de los precios del crudo, con la posibilidad de que el barril vuelva a alcanzar los US$100. De hecho, antes del anuncio, las propias previsiones del cártel indicaban la necesidad de aumentar la producción en la segunda mitad del año. Ahora, ante previsiones de un aumento de la demanda a finales de año (estimado por la Agencia Internacional de Energía) ahora existe un nuevo riesgo de inflación para la economía mundial.

VER +
Petróleo se dispara 8% tras sorpresivo recorte de producción de la OPEP+

Bob McNally, presidente de Rapidan Energy Group y ex funcionario de energía de la Casa Blanca, afirmó que existe una narrativa alcista y que se podrían alcanzar rápidamente los US$100 por barril debido a los recortes de producción anunciados.

De hecho, el anuncio, que sorprendió a operadores y analistas, provocó un repunte del crudo Brent, que subió hasta un 8,4% el lunes antes de establecerse en torno a un 5% por encima, a US$83,94 el barril.

La sorpresa no sólo se debió al secretismo que rodeó la decisión, sino también a que se produjo en un momento en que el precio del petróleo empezaba a subir tras un primer trimestre lento, y los ministros de la OPEP+ declaraban públicamente su compromiso con los objetivos de producción para todo el año.

PUBLICIDAD
El recorte de la OPEP eleva las chances de un nuevo repuntedfd

Giros en la trama

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados ya han pillado desprevenidos a los mercados del petróleo en otras ocasiones. La estratega jefe de materias primas de RBC Capital Markets, Helima Croft, ha llegado a apodar al ministro saudí de Energía, Abdulaziz bin Salman, como el “príncipe de los giros de trama”.

La última vez que la OPEP+ suscitó críticas por un recorte inesperado de la producción, su enfoque fue finalmente reivindicado. La reducción de la oferta de 2 millones de barriles diarios acordada en octubre se adelantó a un momento de debilidad de la demanda mundial. Las reservas de petróleo no dejaron de aumentar en los meses siguientes, lo que indica que los precios podrían haber bajado más sin los recortes.

Esta vez, el movimiento del grupo de productores se ha visto impulsado en parte por el deterioro de la economía mundial y la crisis bancaria, dos factores estrechamente relacionados con la alta inflación y la subida de las tasas de interés.

PUBLICIDAD
VER +
En gráficos: así le fue al petróleo y a otras materias primas en el primer trimestre

“Vemos muchas incertidumbres hoy en día, y eso se ha notado en la reunión”, dijo el Viceprimer Ministro ruso Alexander Novak en una entrevista con Rossiya 24 TV tras las conversaciones en línea del Comité Mixto de Supervisión Ministerial de la OPEP+. “Vemos que la crisis bancaria en Europa y Estados Unidos afecta mucho al mercado del petróleo”.

La decisión de recortar la producción reduciría las posibilidades de un desplome si se produce una recesión en toda regla a finales de año. Sin embargo, también aumenta las posibilidades de un repunte del precio del crudo a corto plazo, lo que avivaría las fuerzas inflacionistas que tantos estragos han causado en la economía mundial.

“Las acciones de la OPEP+ se centran claramente en apuntalar un mercado que parecía cada vez más débil”, escriben en un informe los analistas de Citigroup Inc (C), entre ellos Ed Morse. “Dado el posicionamiento del mercado y la cobertura de posiciones cortas, ahora parece inevitable un repunte, pero podría ir seguido de la constatación de que el mercado es mucho más débil de lo que la gente cree”.

Es probable que el acuerdo de la OPEP+ disuada a los especuladores de apostar contra una subida de los precios a corto plazo.

Hace apenas dos semanas, los gestores de dinero tenían su mayor posición corta en crudo Brent y West Texas Intermediate desde noviembre de 2020. La última vez que hicieron una apuesta tan grande contra los precios del petróleo, el príncipe Abdulaziz de Arabia Saudita dijo que quería dejar a esos especuladores fuertemente golpeados.

Los mercados de opciones muestran ahora un cambio alcista en el sentimiento. El contrato de opciones sobre el crudo Brent más negociado para los próximos 12 meses permite a su tenedor comprar futuros a US$100 , con el equivalente a casi 140 millones de barriles de interés abierto, según datos de ICE Futures Europe.

VER +
La OPEP+ reaviva el temor de los inversores por la inflación y el crecimiento

Excedente de reservas

Más allá de la reacción inicial del mercado en las horas posteriores al anuncio de la OPEP+, el marcador clave del impacto físico de los recortes y de la evolución de los precios en los próximos meses serán los inventarios de petróleo.

PUBLICIDAD

En las últimas semanas había indicios de que las existencias estaban disminuyendo. En EE.UU., donde las cifras oficiales son más visibles porque se publican semanalmente, las existencias de petróleo cayeron en más de 20 millones de barriles en las dos últimas semanas. Los inventarios mundiales en tierra habían caído en siete de las últimas nueve semanas, según Vortexa.

Pero aún queda mucho camino por recorrer. A principios de abril, las existencias mundiales de crudo en tierra seguían unos 140 millones de barriles por encima del nivel registrado un año antes, según datos de Kayrros. Sacar del mercado un millón de barriles diarios más de oferta en un periodo en el que la demanda debería aumentar de forma constante erosionará ese excedente.

“La medida es muy positiva, ya que la reducción de las existencias será inmediata”, declaró Nadia Martin Wiggen, analista de Pareto Securities. “Este recorte demuestra una vez más que la OPEP+ es proactiva en la gestión del equilibrio entre oferta y demanda y exige entre US$90 y 100 por barril”.

Lea más en Bloomberg.com