Alcalde de Nueva York quería usar un centro de convenciones para alojar migrantes

La sola consideración es un signo de las complicaciones logísticas y económicas las autoridades se están enfrentando para gestionar la oleada de solicitantes de asilo

Eric Adams
Por Laura Nahmias - Gregory Korte
05 de abril, 2023 | 02:56 PM

Bloomberg — Eric Adams, alcalde de la ciudad de Nueva York, ha intentado alojar a más de cincuenta mil migrantes en hoteles, albergues y en una terminal de cruceros, una iniciativa que ha llevado su presupuesto a una situación límite y ha sobrecargado considerablemente los servicios.

La situación se complicó tanto que el pasado mes de enero el alcalde planteó a Kathy Hochul, la gobernadora del estado, la posibilidad de transformar el Centro de Convenciones Javits, ubicado en la zona occidental de Manhattan, en un centro de acogida de emergencia, de acuerdo con una carta que obtuvo Bloomberg mediante una petición de información pública. La iniciativa no prosperó y, según el despacho de la gobernadora, el Estado y la ciudad siguen en comunicación permanente. No obstante, este martes, los responsables presupuestarios de la ciudad de Nueva York informaron que se vieron forzados a aplicar una reducción del 4% para afrontar los gastos de acogida de los migrantes.

“La alcaldía de Nueva York ha estado cargando con los costes de esta grave crisis en gran parte en solitario desde su inicio en el 2022″, afirmó este miércoles Kate Smart, vocera del gobierno de Adams, en una declaración. “Tal y como veníamos diciendo desde hace meses, precisamos ayuda financiera suplementaria, así como asistencia” de los gobiernos a nivel tanto estatal como federal.

Eric Adamsdfd

El hecho de que la administración municipal se haya planteado siquiera la posibilidad de readaptar el Javits Center, donde se celebra en la actualidad el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York, es un signo de las enormes complicaciones de índole logística y económica a las que Adams y las autoridades se están enfrentando para gestionar la oleada de solicitantes de asilo recibida en el último año.

PUBLICIDAD
VER +
Solicitantes de asilo serán alojados en una terminal de cruceros en Nueva York

Citando la presión financiera de la crisis migratoria, el director de presupuesto de la ciudad, Jacques Jiha, ordenó el martes a todas las agencias que hicieran los recortes antes del 14 de abril, la tercera serie de recortes que ha implementado Adams en toda la agencia desde que asumió el cargo en enero de 2022.

En una entrevista la semana pasada con Bloomberg News, Adams dijo que los costos de la crisis migratoria afectarían la capacidad de la ciudad para pagar los servicios públicos.

“Nos cayó en el regazo una crisis de proporciones épicas”, dijo Adams. “Y no recibimos ayuda. No creo que la gente se dé cuenta de que 54.000 personas se presentaron en nuestra ciudad en 15 meses”, dijo.

PUBLICIDAD

“Cuando observamos estos desafíos, todas las agencias y servicios de la ciudad se verán afectados por lo que estamos experimentando en este momento”, dijo Adams. “Así que tengo que volver a mis agencias y decirles: ‘Tienen que encontrar más eficiencias’”.

‘Los brazos abiertos’

Es un desafío que se ha estado gestando durante más de un año, ya que miles de solicitantes de asilo ingresan al país a través de la frontera sur de los EE.UU. y son transportados en autobús a Nueva York desde estados como Texas y Arizona.

En la carta de enero, Adams escribió que si bien la ciudad está “haciendo todo lo posible para enfrentar el desafío y trabajando las 24 horas para recibir a los solicitantes de asilo con los brazos abiertos, sigue existiendo una enorme necesidad de brindar apoyo y servicios adecuados a esta población”.

Hochul propuso US$1.100 millones en el próximo presupuesto para ayudar a la ciudad de Nueva York a sufragar los costos asociados con la crisis migratoria, pero la administración de Adams sostiene que eso no es suficiente. Se proyecta que el costo para la ciudad de albergar y ayudar a los migrantes alcance los US$4.300 millones para julio de 2024, un aumento de US$100 millones con respecto al costo estimado de US $4.200 millones de la ciudad de hace solo dos meses.

“La gobernadora Hochul ha comprometido recursos significativos para apoyar los esfuerzos de la ciudad para ayudar a los solicitantes de asilo, incluida una inversión presupuestaria sin precedentes de US$1.000 millones y una defensa enérgica con el gobierno federal para obtener recursos financieros y soluciones de políticas”, dijo la portavoz de Hochul, Hazel Crampton-Hays, en un comunicado el miércoles. .

“La gobernadora Hochul continuará trabajando en colaboración con el alcalde Adams para abordar la situación”.

Un portavoz de la oficina de Hochul dijo que la gobernadora y el alcalde han estado en comunicación constante con la ciudad sobre todas las solicitudes y que la ciudad no ha planteado la idea de reutilizar el Centro Javits en varios meses.

PUBLICIDAD
VER +
En Nueva York, un salario de US$100.000 al año se siente como uno de US$36.000

Presiones de costos

La posibilidad inminente de una recesión, una caída significativa de las bonificaciones de Wall Street que ayudan a apuntalar la recaudación del impuesto sobre la renta de las personas físicas de la ciudad, y el costo de liquidar los contratos laborales pendientes de la ciudad con su mano de obra están exacerbando lo que podría convertirse en déficits multimillonarios en los próximos años.

El censo de refugios para personas sin hogar más reciente de la ciudad, del 2 de abril, contó 73.091 personas sin hogar en la ciudad, incluidos 23.651 niños, un aumento significativo incluso desde hace tres meses, cuando la ciudad contó 68.500 personas en refugios, y un aumento drástico desde cuando Adams tomó oficina, cuando la ciudad contaba con aproximadamente 45.000 personas en el sistema.

Nueva York tiene un mandato único de “derecho a la vivienda” que requiere que la ciudad proporcione viviendas a las personas sin hogar. Ese mandato, difícil de cumplir en circunstancias normales, se ha vuelto casi imposible en el último año, dijo la administración de Adams.

La ciudad abrió 100 hoteles y otros refugios de emergencia para albergar a los migrantes que llegaron a la ciudad desde el año pasado, incluidos ocho centros de ayuda de emergencia. El personal de esos refugios “está tenso y necesita alivio y refuerzo de inmediato”, escribió Adams en la carta a la oficina de Hochul.

PUBLICIDAD

El alcance de la crisis, combinado con la ya grave falta de viviendas asequibles en Nueva York, ha obligado a la ciudad a encontrar soluciones de vivienda poco ortodoxas. Adams fue criticado a principios de este año por algunos funcionarios locales y organizaciones de defensa por albergar a inmigrantes en un campamento de tiendas de campaña instalado en Randall’s Island en el East River, y en catres estilo cuartel en la Terminal de Cruceros de Brooklyn.

En las últimas semanas, la ciudad trasladó a cientos de inmigrantes a la ahora vacante Candler Office Tower en el centro de Manhattan.

Lea más en Bloomberg.com