Por qué las fintech se volvieron esenciales en LatAm y por qué su caída sería catastrófica

De acuerdo a un informe divulgado por el FMI, “no es claro hasta qué punto los neobancos serían vulnerables a una crisis de liquidez”

Se estima que más de 300 millones de usuarios utilizan los pagos digitales en Latinoamérica y que los neobancos ya superan los 30 millones de clientes, la mayoría de los cuales se concentran en la actualidad en Brasil y México.
05 de abril, 2023 | 09:24 AM

Lea esta historia en

Inglés

Bogotá — Las empresas fintech “pueden no estar totalmente equipadas” para manejar la volatilidad del mercado, lo que podría provocar “pérdidas a sus clientes” y ahora en un entorno de mayores tasas de interés habría que ver cómo se mantendrá la calidad del crédito en estas entidades en Latinoamérica, concluyó un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En este entorno “tampoco está claro hasta qué punto los bancos digitales serían vulnerables a las crisis de liquidez en un entorno de mayor volatilidad del mercado”, indica el informe titulado The Rise and Impact of Fintech in Latin America.

Y para los analistas, la tecnología que facilita las transferencias y retiradas bancarias instantáneas “también puede aumentar la velocidad de las corridas bancarias”.

Esta advertencia se hace después de que estallara la crisis del Silicon Valley Bank (SVB), que generó temor no solo en el mundo de las startups, su principal grupo objetivo, sino entre los demás inversores en el planeta ante el riesgo de que se pudiera desatar un efecto dominó en la banca internacional.

PUBLICIDAD

Para los autores del informe, “las empresas fintech suelen colaborar y compartir información con otras entidades financieras, lo que podría extender el impacto de cualquier fallo o interrupción. Si operan a gran escala, su quiebra podría provocar una perturbación generalizada del sistema financiero”, dice.

Se estima que más de 300 millones de usuarios utilizan los pagos digitales en Latinoamérica y que los neobancos ya superan los 30 millones de clientes, la mayoría de los cuales se concentran en la actualidad en Brasil y México.

El reporte The Rise and Impact of Fintech in Latin America muestra que “en la última década, las fintech han sacudido el sector financiero” en la región y que la línea entre las empresas financieras tradicionales “ha empezado a difuminarse”.

PUBLICIDAD

“La combinación del aumento del uso de teléfonos móviles e Internet y los sistemas de pago tradicionales, caros y poco extendidos, preparó el terreno para el auge de los pagos digitales”, destaca el informe.

Particularmente, destaca casos en de sistemas de pago de bajo valor (o minoristas) en Brasil (Pix), México (CoDi) y Costa Rica (SINPE Móvil) que “mejoró el acceso a los pagos al por menor”.

En visión del FMI esto es destacable dado que “un mayor nivel de adopción de fintech se asocia a una menor desigualdad de ingresos” y “una reducción de los diferenciales de crédito”.

De acuerdo a las cifras del FMI, todos los sectores fintech latinoamericanos han crecido exponencialmente desde el 2017.

De hecho, el informe muestra que los pagos digitales en la región pasaron de US$89.000 millones en 2017 a los US$215.000 millones en 2021, reflejándose consecuentemente en el número de usuarios.

Entre tanto, el volumen de las transacciones en los bancos digitales aumentó en el mismo período de US$17.000 millones en 2017 a US$123.000 millones en 2021.

El informe muestra que las finanzas alternativas y las insurtech (tecnologías de seguros) aún no son tan grandes como los otros segmentos, pero de cualquier forma están creciendo rápidamente.

PUBLICIDAD

Mientras los préstamos de financiación alternativa se expandieron hasta los US$6.000 millones en 2020 en medio de la crisis derivada por la pandemia, el número de empresas insurtech que operan en la región alcanzó las 352 en 2021.

Por segmentos, se tiene que para ese año un 25% de las startups fintech de la región se centraba en pagos y remesas digitales, un 18% en préstamos, un 15% ofrecía servicios relacionados con tecnologías empresariales para instituciones financieras, incluyendo scoring, servicios de identidad y detección de fraudes.

“La proporción de bancos digitales entre las nuevas empresas es ahora relativamente pequeña, ya que varios bancos digitales se han hecho muy grandes. En términos de activos, los bancos digitales han experimentado el crecimiento más rápido entre las startups fintech entre 2017 y 2021″, dice el informe del FMI.

Puntualmente, sobre los neobancos, señala que estos se han expandido de forma importante y se calcula que en la actualidad hay unos 60 bancos digitales, que contrastan con los 10 de 2017.

PUBLICIDAD

De esa cifra, 55 de los cuales se encuentran en México y Brasil.

Alrededor de tres cuartas partes de los clientes de los bancos digitales son consumidores y pymes no bancarizados y subancarizados.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram