Cripto

Qué es la actualización Shanghái de ethereum y por qué tiene al mundo cripto en vilo

A continuación, 6 claves que debes saber sobre la actualización y sus posibles implicancias

El logo de ether
Por David Pan y Olga Kharif
07 de abril, 2023 | 10:12 AM

Bloomberg — La red de ethereum verá una actualización técnica el próximo 12 de abril. Ella permitirá a usuarios retirar miles de millones de dólares de su token nativo, ether (XET).

Conocida como la actualización Shanghái, es un paso necesario luego de que la plataforma cripto más importante a nivel comercial hiciera una transición a un sistema con menos consumo de energía para ordenar sus transacciones.

VER +
Por qué “es probable” que el bitcoin logre llegar hasta los US$30.000

Ante este escenario, hay inversores que se preguntan si algunos tenedores de ether saldrán disparados a vender sus tokens, considerando que esta es su primera oportunidad para hacerlo.

A continuación, 6 claves que debes saber sobre la actualización y sus posibles implicancias.

PUBLICIDAD

1. ¿Qué es ethereum?

Es una red informática que alberga lo que se conoce como contratos inteligentes, acuerdos de software autoejecutables en los que una cadena de acciones puede fluir a partir de condiciones y contingencias definidas. Desde que el criptoempresario Vitalik Buterin lo introdujo en 2014, se ha convertido en una plataforma popular para desarrollar aplicaciones que se utilizan para todo, desde el comercio hasta los juegos. Las transacciones en ethereum y muchas otras plataformas de criptomonedas conocidas como blockchain son visibles públicamente y se basan en software de código abierto, por lo que los desarrolladores pueden intervenir e intentar introducir mejoras. El valor de ether cayó durante el “criptoinvierno” de 2022, cuando los inversores se retiraron de muchos activos digitales. Pero el atractivo de la tecnología subyacente de ethereum ha perdurado.

2. ¿Qué es la actualización Shanghái?

Hasta septiembre de 2022, ethereum se basaba en un proceso costoso y de alto consumo energético conocido como proof-of-work para ordenar las transacciones. Eso cambió cuando una revisión técnica conocida como “Merge” aplicó un enfoque alternativo: proof-of-stake. Las personas que invierten en ether pueden convertirse en “validadores” de transacciones en la cadena de bloques de ethereum y recibir un ingreso a cambio, de forma muy similar a los depósitos bancarios. Desde 2020, los usuarios han podido ingresar su ether al proceso de proof-of-stake pero no podían retirarlo. Shanghái les permitirá sacar esas monedas. Alrededor del 16% del suministro total de ether, por valor de unos US$37.000 millones, estaba en el protocolo para este propósito a principios de abril.

VER +
Jane Street, Tower y Radix son los clientes “VIP” anónimos citados en caso Binance

3. ¿Por qué es un momento delicado?

No está claro cuántos usuarios querrán sacar dinero una vez desbloqueado su ether. El valor del token ha fluctuado salvajemente en los años transcurridos desde que se habilitó por primera vez el staking, disparándose a medida que crecía su popularidad entre los inversores institucionales y minoristas, para caer después en 2022. Al menos al principio, se espera que la demanda de retiradas supere a los nuevos depósitos en ethereum. A largo plazo, es probable que la posibilidad de retirar los tokens apostados haga más atractiva la apuesta por ether, ya que reducirá el riesgo para los participantes. Los inversores también esperan volatilidad en los denominados tokens de estaca líquida, que representan el ether ingresado y pueden utilizarse en aplicaciones de finanzas descentralizadas que permiten prestar, tomar prestadas e intercambiar monedas. Los precios de algunos de estos tokens han subido en los últimos meses y corren el riesgo de caer junto con el ether en el momento de la actualización Shanghái.

PUBLICIDAD

4. ¿Podrá la gente retirar inmediatamente el ether apostado?

Tendrán que hacer cola, que puede ser más o menos larga en función de dónde tengan sus participaciones. Es probable que el proceso sea más complicado para los titulares de tokens de staking líquido como Lido. El servicio, que mantiene aproximadamente un tercio del ether el el sistema de proof-of-stake, espera permitir las retiradas en mayo. Los titulares de ether podrían tardar meses en retirar sus monedas, ya que ethereum ha puesto límites para asegurarse de que no se retiren demasiadas personas a la vez, dejándolo vulnerable a un ataque.

5. ¿Podría haber problemas técnicos?

Existe la posibilidad de que se produzcan fallos técnicos con la puesta en marcha de Shanghai. Durante una prueba reciente del código, las confirmaciones de las transacciones tardaron mucho más de lo esperado, ya que muchos ordenadores encargados del proceso no habían sido actualizados. Aun así, los desarrolladores de ethereum tienen un historial de cambios de software sin problemas. También existe el riesgo de que algunos nodos de la blockchain más amplia de ethereum que mantienen ether en el sistema hayan perdido las claves que permiten el acceso a las monedas, dejando a los usuarios fuera.

6. ¿Otras preocupaciones?

Desde el “Merge”, ether ha sido objeto de escrutinio por parte de los reguladores, incluida la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC), que ha indicado que ciertos servicios que ofrecen rendimientos de criptodivisas estacadas equivalen a ofertas de valores ilegales. La actualización de Shanghai, al permitir desbloquear el ether en staking, podría dar lugar a un mayor escrutinio.

Lea más en Bloomberg.com