Estilo de vida

Errores de tipeo en CV pueden reducir posibilidades de obtener entrevista casi 20%

La conclusión se desprende de un estudio belga. Los investigadores afirmaron que los resultados plantean la necesidad de hacer más justos los procedimientos de contratación

Fuente: FreePik
Por Low De Wei
09 de abril, 2023 | 07:39 AM

Bloomberg — ¿Alguna vez te has arrepentido de haber escrito algo mal en tu currículum después de pulsar el botón de enviar en una solicitud de empleo? Un reciente estudio tiene malas noticias: puede costarte una entrevista, sobre todo si no solicitas un trabajo de cuello blanco.

Las conclusiones de unos investigadores belgas publicadas en la revista PLOS One revelan que cometer 5 errores ortográficos en un currículum puede reducir en 18,5 puntos porcentuales las posibilidades de que te ofrezcan una entrevista. Las mujeres y los obreros se ven aún más penalizados.

VER +Top 10 de cosas que no debe hacer en una entrevista de trabajo

Estudios anteriores han demostrado que los errores en el currículum pueden perjudicar las posibilidades de entrevista de un candidato, pero los investigadores sostienen que su estudio es más realista, ya que tiene en cuenta sólo unos pocos errores en lugar de las cifras considerables simuladas en experimentos anteriores. Según ellos, incluso dos errores pueden reducir en 7,3 puntos porcentuales la probabilidad de que un candidato obtenga una entrevista.

“Los contratadores no sólo desaprueban los currículos cargados de errores, sino que también, como hemos demostrado ahora, penalizan los currículos que contienen menos errores”, escribieron los autores.

PUBLICIDAD

Los resultados se basaron en 1.335 currículos revisados por 445 reclutadores reales de Flandes, una región de habla neerlandesa del norte de Bélgica. Se pidió a cada reclutador que revisara tres currículos de licenciados, con errores ortográficos que oscilaban entre cero, dos o cinco. También se retocaron otros aspectos como el sexo, las aficiones y el nivel educativo del solicitante.

Pero no todos los currículos son iguales. La investigación abarcó ocho vacantes ficticias que incluían tanto puestos de obreros como de trabajos de cuello blanco, como controlador aéreo o secretaria, y descubrió que los candidatos a puestos de obreros tendían a ser juzgados más duramente por currículos con cinco faltas de ortografía.

También se penalizaba más a las mujeres, aunque de forma marginal. En cambio, los que indicaron haber realizado trabajos de voluntariado disfrutaron de un “efecto amortiguador”, ya que era más probable que los seleccionadores no tuvieran en cuenta sus faltas de ortografía.

PUBLICIDAD

Esto podría apuntar a que los revisores utilizan la educación como indicio de inteligencia o el voluntariado de habilidades interpersonales, por lo que es más probable que disculpen las faltas de ortografía. A la inversa, “los reclutadores podrían interpretar los errores ortográficos en un currículum como una violación de las normas de comportamiento de las mujeres, pero no tanto de los hombres”, escribieron.

A pesar de los límites de un entorno simulado, los investigadores afirmaron que los resultados plantean la necesidad de hacer más justos los procedimientos de contratación. Al encuestar a los participantes, descubrieron que los reclutadores juzgan a los que cometen faltas de ortografía como peores comunicadores y menos trabajadores.

Una cosa está clara para quienes buscan su próximo empleo. “Los futuros candidatos deben examinar cuidadosamente sus solicitudes en busca de faltas de ortografía, ya que resultan ser errores costosos en el proceso de contratación”, afirman.

Lea más en Bloomberg.com