EE.UU.

Biden anunciará restricciones a la inversión en China antes de la cumbre del G7

EE.UU. quiere que sus aliados clave aprueben el concepto en la cumbre de mayo, que tendrá lugar en Japón

El presidente de EE.UU., Joe Biden, durante la reunión virtual a nivel de líderes del Foro de las Principales Economías sobre energía y clima en el Edificio de Oficinas Ejecutivas Eisenhower en Washington, DC, EE.UU., el jueves 20 de abril de 2023.
Por Jenny Leonard
20 de abril, 2023 | 04:21 PM

Bloomberg — El presidente de EE.UU., Joe Biden, pretende firmar en las próximas semanas una orden ejecutiva que limitará la inversión de las empresas estadounidenses en partes clave de la economía china, según dijeron personas familiarizadas con las deliberaciones internas.

La administración, que lleva casi dos años debatiendo la medida, tiene previsto actuar antes de la cumbre del G-7, que comenzará el 19 de mayo en Japón. EE.UU. ha estado informando a sus socios del G-7 sobre las restricciones, y busca obtener un respaldo en esa reunión aunque no se espera que los demás países anuncien restricciones similares al mismo tiempo, dijeron las personas.

La medida marca una nueva fase en la campaña económica contra China, que ya ha visto a EE.UU. imponer aranceles a las importaciones chinas bajo la presidencia del ex presidente Donald Trump y, más recientemente, tratar de restringir las exportaciones de tecnologías estadounidenses clave. Ahora, los flujos de capital entre las dos mayores economías del mundo están en el punto de mira.

EE.UU. afirma que impone las restricciones por motivos de seguridad nacional (un punto que subrayó la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, en un discurso pronunciado el jueves) y no en un esfuerzo por frenar el desarrollo de una superpotencia rival, como ha argumentado Pekín. Las tensiones han aumentado desde la invasión rusa de Ucrania, un conflicto en el que EE.UU. y China se encuentran efectivamente en bandos opuestos, y existe una creciente preocupación por una nueva Guerra Fría que podría fracturar la economía mundial en bloques rivales.

PUBLICIDAD

IA y Computación Cuántica

La orden ejecutiva abarcará los campos de los semiconductores, la inteligencia artificial y la computación cuántica, centrándose en las inversiones en las que las empresas estadounidenses desempeñan un papel activo en la gestión. Esto incluye el capital riesgo y el capital privado, así como determinadas formas de transferencia de tecnología y empresas conjuntas.

Algunos tipos de inversión se prohibirán de plano, mientras que otros requerirán que las empresas lo notifiquen al gobierno. Los detalles se esbozarán en una serie de reglamentos que seguirán a la orden ejecutiva, y las empresas dispondrán de cierto tiempo para ofrecer su opinión antes de que la orden entre en vigor.

VER +
Las crecientes tensiones entre EE.UU. y China hacen temer posibilidad de conflicto

Los funcionarios estadounidenses afirman que los límites a la inversión pretenden impedir la financiación y los conocimientos técnicos esenciales que podrían hacer avanzar las capacidades militares de China.

PUBLICIDAD

En un discurso pronunciado en Washington el jueves en el que se abordaron los vínculos económicos entre EE.UU. y China, Yellen dijo que los límites a la inversión exterior afectarán a “tecnologías sensibles específicas con importantes implicaciones para la seguridad nacional.”

Ventaja competitiva

“Estas acciones de seguridad nacional no están diseñadas para que obtengamos una ventaja económica competitiva, ni para sofocar la modernización económica y tecnológica de China”, dijo Yellen. EE.UU. perseguirá sus preocupaciones de seguridad en relación con China “incluso cuando obliguen a hacer concesiones a nuestros intereses económicos”, y “se comprometerá y coordinará con nuestros aliados y socios” en relación con estas políticas, afirmó.

VER +
Biden se enfoca en los fabricantes de chips chinos que obtienen financiación de Estados Unidos

Los funcionarios estadounidenses han dejado claro que una medida unilateral no cumpliría los objetivos de seguridad nacional porque las inversiones de otros países en China podrían simplemente ocupar el lugar de las estadounidenses que la administración está a punto de bloquear.

Esta semana, funcionarios del Departamento del Tesoro informaron a sus homólogos europeos sobre la medida, y la administración también ha empezado a compartir información con líderes empresariales. Una vez que la orden entre en vigor, el Tesoro administrará un programa piloto de un año que podría ampliarse posteriormente.

Un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional declinó hacer comentarios.

Con la asistencia de Alberto Nardelli.

Lea más en Bloomberg.vom