Jefes de finanzas mundiales trazarán vías de escape para la economía mundial

Los ministros de Finanzas y los directores de los bancos centrales de los países del Grupo de los Siete se reunirán a partir del jueves en la ciudad de Niigata, al norte de Japón, para mantener conversaciones durante tres días

Señalización de la reunión de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del Grupo de los Siete (G-7) en Niigata, Japón, el miércoles 10 de mayo de 2023.
Por Malcolm Scott - Enda Curran
10 de mayo, 2023 | 09:06 PM

Bloomberg — Se avecina un verano lleno de tensiones económicas para las economías más ricas del mundo.

En Estados Unidos, el Presidente Joe Biden y los congresistas republicanos se enzarzan en un pulso sobre el aumento del límite de endeudamiento de US$31,4 billones. Mientras tanto, la mayor tensión bancaria en EE.UU. desde la crisis financiera de 2008 está empezando a reducir los préstamos.

En Europa, la inflación sigue siendo elevada, la producción industrial alemana se ha desplomado y la guerra de Rusia en Ucrania continúa, y se esperan nuevas ofensivas.

A escala mundial, la escasez de mano de obra y el aumento del coste de la vida están provocando huelgas, desde los maquinistas de tren en el Reino Unido hasta los guionistas en Hollywood. El fenómeno meteorológico de El Niño amenaza con alterar la producción de alimentos y energía. La actividad manufacturera se contrae en todo el mundo. Y las tensiones entre China y Estados Unidos siguen latentes.

PUBLICIDAD
VER +
Dato de inflación da a la Fed espacio para pausar su ciclo de subidas de tasas

Esta es la desalentadora mezcla de riesgos a la que se enfrentan los ministros de Finanzas y los directores de los bancos centrales de los países del Grupo de los Siete, reunidos a partir del jueves en la ciudad de Niigata, al norte de Japón, para mantener conversaciones durante tres días.

En la agenda figuran el fortalecimiento del sistema financiero mundial, el alivio de la deuda de los países más pobres y la creación de cadenas de suministro más resistentes.

Los responsables políticos también debatirán la batalla en curso para frenar la inflación -excluido Japón-, con el mayor endurecimiento de los tipos de interés en décadas empezando a afectar a la economía real a medida que el largo y variable desfase de las políticas se pone al día con prestatarios y prestamistas.

PUBLICIDAD

Mientras la Reserva Federal ha insinuado una pausa, la Presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, avivó las expectativas de continuas subidas de tipos al advertir la semana pasada de que el banco sigue “clavado en nuestro objetivo”.

Variación de los tipos de interés desde diciembre de 2021dfd

Incluso si sólo se materializan algunas de esas preocupaciones veraniegas, los operadores que apuestan por que el ciclo de subidas ha llegado a su fin tendrán probablemente razón. Por el contrario, si los responsables políticos logran sortear los escollos y mantener el pulso de sus economías hasta el otoño, ese éxito no hará sino crear nuevos quebraderos de cabeza.

“El riesgo de recesión a corto plazo es elevado y si la economía estadounidense y otras economías se contraen en los próximos meses, es probable que la capacidad de fijación de precios se contenga sin generar un dilema para los bancos centrales”, escribió Bruce Kasman, economista jefe de JPMorgan Chase & Co. en una nota reciente.

VER +
Líderes de Wall Street advierten consecuencias “impensables” si EE.UU. entra en impago

“Sin embargo, si los bancos centrales logran navegar con éxito la expansión a través de esta turbulencia, es probable que refuercen el cambio subyacente en el proceso de inflación ahora en curso y se verán presionados para reiniciar el proceso de endurecimiento”, dijo Kasman.

Los optimistas señalan que la actividad global en todo el mundo es mejor de lo que se esperaba a principios de año, debido sobre todo al alivio de la crisis energética en Europa, la repentina reapertura de China y unos datos de empleo en EE.UU. que siguen desafiando las expectativas de caída.

Fotógrafo: Christopher Goodney/Bloombergdfd

Los inversores se preparan para tiempos difíciles. Stan Druckenmiller, el multimillonario fundador de Duquesne Family Office, dijo el martes durante la Conferencia de Inversión Sohn 2023 que cree que la economía de EE.UU. se tambalea al borde de una recesión y predice un “aterrizaje duro”.

Declaración de abril

Fotógrafo: Eric Lee/Bloombergdfd

La última vez que los ministros del G-7 se reunieron en Washington en abril, señalaron que el crecimiento económico mundial estaba siendo más resistente de lo esperado, que la inflación seguía siendo elevada, que los bancos centrales estaban decididos a controlar los precios y que el nerviosismo de los bancos ponía de manifiesto la incertidumbre económica.

PUBLICIDAD
VER +
Los riesgos políticos y sociales que pueden incidir en las economías de LatAm

Desde entonces, tanto la Reserva Federal como el BCE han vuelto a subir los tipos de interés, y el Banco de Inglaterra está a punto de hacerlo el jueves. La Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha advertido de una “catástrofe económica y financiera” si no se resuelve el estancamiento del límite de deuda. Y First Republic Bank se unió a la creciente lista de víctimas de los prestamistas regionales.

“Todavía es difícil tener una idea clara de cómo va la economía mundial”, escribieron los economistas de HSBC Holdings Plc Harriet Smith y James Pomeroy en una nota reciente. “La inflación sigue siendo demasiado alta. Y los riesgos son abundantes, sobre todo los relacionados con los posibles efectos indirectos de las tensiones en partes del sector bancario, en particular los bancos regionales estadounidenses.”

--Con la colaboración de Zoe Schneeweiss.