Los 5 gráficos que muestran la pelea del Banco de Inglaterra contra la inflación

El banco central británico busca devolver la inflación de dos dígitos al objetivo del 2% y calcula que la economía sólo puede crecer a un ritmo desalentador para no presionar

Fotógrafo: Jose Sarmento Matos/Bloomberg
Por Andrew Atkinson - Tom Rees
14 de mayo, 2023 | 07:58 AM

La economía del Reino Unido se dirige hacia un período de crecimiento inestable, apenas por encima del umbral de una recesión, pero por ahora hasta un ritmo de expansión vacilante está haciendo sonar las alarmas en el Banco de Inglaterra.

El banco central del Reino Unido está ansioso por volver a llevar la inflación de dos dígitos (10,1% en marzo) al objetivo del 2% y ha estimado que la economía solo puede crecer a un ritmo desalentador para no agregar presión al alza sobre los precios.

VER +
Banco de Inglaterra eleva tasas a máximo nivel desde 2008; dice que podría subir más

El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, y sus colegas señalaron la semana pasada que la serie más rápida de aumentos de tasas en cuatro décadas puede estar llegando a su fin, pero permanecen alerta ante las señales de que los salarios y los precios seguirán aumentando. Una economía más resistente y un mercado laboral más fuerte de lo esperado amenazan con dificultar aún más la tarea.

Los inversores todavía están considerando una fuerte posibilidad de que la tasa clave, actualmente del 4,5%, alcance el 5% para finales del verano.

PUBLICIDAD

Aquí están los gráficos clave que muestran la perspectiva del Reino Unido:

Espera de cuatro años | Se espera que la producción no regrese a los niveles previos a Covid hasta finales de 2023.dfd

Si bien el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra entregó la mayor revisión al alza de proyecciones de crecimiento, los funcionarios aún esperan que la expansión del Reino Unido se quede atrás de la de EE. UU. y la Eurozona.

VER +
Banco de Inglaterra promete mantener el curso de la inflación

La perspectiva es una mejora significativa en comparación con la previsión de una recesión prolongada en febrero. Sin embargo, se espera que el crecimiento sea extremadamente lento, disminuyendo al 0,25% este año y solo aumentando al 0,75% en cada uno de los años 2024 y 2025. A ese ritmo, la producción no se recuperará a los niveles pre-pandémicos hasta finales de 2023, casi cuatro años después del primer brote de Covid.

Gran Bretaña sigue rezagada detrás de sus principales pares | La economía aún no ha recuperado completamente la producción perdida durante la pandemia.dfd

Las nuevas cifras del PIB publicadas el viernes subrayaron la lucha de Gran Bretaña por impulsar el crecimiento, colocando al Reino Unido en el último lugar de los países del Grupo de los Siete.

PUBLICIDAD

Hubo señales de que el consumidor británico resistente está luchando bajo el peso de los mayores costos de endeudamiento y la crisis del costo de vida. Los datos mensuales de marzo mostraron una contracción del 0,3%, impulsada en parte por la debilidad de los servicios de cara al consumidor. Esto significó que el Reino Unido solo logró la medida más pequeña de crecimiento en el primer trimestre.

El Banco de Inglaterra ve que la inflación bajará a un ritmo más lento | Se pronostica que el crecimiento de precios caerá por debajo del objetivo del 2% en 2025 en lugar de 2024.dfd

Mientras que los precios de la energía y los alimentos empujaron la inflación a dos dígitos, ahora son los impulsores domésticos, incluida una economía más resistente y un mercado laboral más ajustado de lo esperado, los que están elevando las presiones de precios. El Banco de Inglaterra espera que la economía sea un 2,25% más grande a mediados de 2026 de lo que pensaba en febrero, lo que crea una demanda adicional que podría mantener un fuego bajo los precios.

Por ahora, el Banco de Inglaterra espera una caída rápida de la inflación a partir de este mes, cuando se publiquen las cifras de abril. La tasa actual del 10,1% podría caer a poco más del 5% para el cuarto trimestre, una tasa que ya está por debajo de la que se encuentra en Estados Unidos.

Muchos hogares aún no han sentido el dolor de las tasas crecientes.dfd

Bailey y el economista jefe Huw Pill han dicho que están observando los datos en busca de los llamados efectos inflacionarios de segunda ronda, cuando un aumento de precios en una parte de la economía lleva a otros a subirlos también.

Bailey advirtió que es poco probable que estos efectos “desaparezcan tan rápido como aparecieron”, y que el MPC se está centrando en los salarios y los precios del sector de servicios para detectar señales sobre la persistencia de los aumentos. Hasta ahora, dijo Bailey, las noticias han sido “mixtas”.

Uno de los factores que frenarán la inflación será el impacto lento pero creciente de las tasas más altas en los propietarios de viviendas. El BOE cree que sólo un tercio de las subidas de tasas realizadas hasta ahora han afectado a los titulares de hipotecas. Muchos sentirán el dolor de los mayores costos de endeudamiento cuando expiren sus contratos a tasa fija.

El Banco de Inglaterra espera una recuperación constante en los estándares de vida.dfd

Los hogares del Reino Unido han tomado medidas para protegerse tomando hipotecas a largo plazo, retrasando el momento en que tendrán que volver a fijar el costo de sus préstamos a una tasa más alta. El Banco de Inglaterra estima que 1,3 millones de hogares sentirán la presión este año.

PUBLICIDAD

Eso, junto con la inflación en aumento, ha ejercido una presión sobre el poder adquisitivo de los hogares que puede intensificarse en los próximos meses. Este dolor para los consumidores puede reducir las presiones inflacionarias para el Banco de Inglaterra, pero aumentaría el riesgo sobre el crecimiento económico.

Lea más en Bloomberg.com