Fondo humanitario para Venezuela ya cuenta con autorización para operar dentro de EE.UU.

Estados Unidos está dispuesto a trabajar con los bancos que tienen activos venezolanos, algunos de los cuales alimentarán el fondo

Por Andreina Itriago Acosta - Eric Martin y Nicolle Yapur
18 de mayo, 2023 | 01:05 PM

Bloomberg La Organización de las Naciones Unidas ya cuenta con la confirmación de Estados Unidos para que las contribuciones a su fondo humanitario para Venezuela estén a salvo de incautaciones por parte de acreedores, de acuerdo a personas familiarizadas con los tratos.

Esta decisión de la administración de Biden que podría permitir que el esfuerzo de ayuda comience a operar tan pronto como este mes, resultó de un acuerdo alcanzado el año pasado entre el líder venezolano Nicolás Maduro y representantes de la oposición, podría ser un detonante para las negociaciones estancadas sobre la extendida crisis política de la nación sudamericana antes de las elecciones presidenciales en 2024.

VER +
¿Qué ha pasado con los US$3.200 millones para el fondo del acuerdo social en Venezuela?

A principios de este mes, la administración notificó a la ONU en un cable oficial que se permitirá que el fondo opere dentro EE.UU. sin temor a que sea vulnerable a los prestamistas que buscan el pago de la deuda, dijeron las personas familiarizadas con la situación.

Estados Unidos está dispuesto a trabajar con los bancos que tienen activos venezolanos, algunos de los cuales alimentarán el fondo, para garantizar su transferencia segura, dijeron las personas.

PUBLICIDAD

Venezuela incumplió sobre una abultada deuda de US$60.000 millones en 2017 y debe miles de millones de dólares en préstamos comerciales y laudos arbitrales.

Desde entonces, diferentes tipos de acreedores se han centrado en los activos extraterritoriales congelados por las sanciones de EE.UU. en su intento por cobrar las deudas del Gobierno y la empresa petrolera estatal PDVSA. El principal activo offshore del país, Citgo Petroleum, está en alto riesgo ya que los acreedores como Crystallex y el gigante petrolero ConocoPhillips presionan a los tribunales para que obliguen a la venta de las acciones de su empresa matriz para que puedan cobrar laudos arbitrales por la expropiación de sus activos en Venezuela.

VER +
Reservas venezolanas de petróleo y gas registraron caídas anuales entre 2019 y 2022

El año pasado, la administración de Biden le dijo a la ONU que no podía garantizar que los fondos estuvieran a salvo de los acreedores, dijeron los líderes del Gobierno venezolano. El Departamento de Estado no respondió a una solicitud de comentarios.

PUBLICIDAD

En los últimos meses, la Casa Blanca ha tratado de reiniciar negociaciones entre el Gobierno de Maduro y la oposición de Venezuela sobre mejores condiciones electorales para la elección presidencial de 2024. El fondo ha sido una razón clave por la cual esas negociaciones se han estancado después de su reanudación en noviembre.

Como parte de un acuerdo humanitario más amplio alcanzado durante esas conversaciones, se pretende financiar proyectos de electricidad, agua, salud y educación en Venezuela. Pero el acceso a los activos congelados resultó más complicado de lo esperado, lo que provocó demoras y acusaciones de Maduro de que la oposición había incumplido sus promesas.

La ONU sigue comprometida con los esfuerzos para poner en marcha el acuerdo, dijo Farhan Haq, portavoz del secretario general de la ONU. El acuerdo humanitario “tiene el potencial de apoyar a millones de venezolanos vulnerables”, dijo Haq.

Las primeras contribuciones al nuevo fondo provendrían de cuentas venezolanas en Europa, dijeron las personas.

VER +
Francisco Palmieri sustituirá a Story en la Oficina Externa de EE.UU. para Venezuela

Pero muy probablemente tomará meses comenzar a distribuir los fondos, y no está claro si Maduro regresará a la mesa. El líder venezolano también ha condicionado las negociaciones futuras a una mayor relajación de las sanciones y la liberación de Alex Saab, uno de sus aliados clave que ha estado encarcelado en EE.UU. desde 2021.

Ni el ministerio de información de Venezuela ni el jefe de la delegación del gobierno respondieron a las solicitudes de comentarios.

Lea más en Bloomberg.com