El fabricante de Ozempic superó a LVMH como mayor empresa europea

El éxito de los medicamentos inyectables Wegovy y Ozempic de Novo ha provocado una especie de fiebre del oro en la industria farmacéutica. ¿Qué dicen los analistas?

Wegovy, el exitoso medicamento de Novo contra la obesidad, redujo el riesgo de infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares en un estudio muy esperado, impulsando las acciones de la farmacéutica danesa.
Por Jonas Ekblom - Marthe Fourcade
01 de septiembre, 2023 | 02:46 PM

Bloomberg — La farmacéutica danesa Novo Nordisk A/S superó el viernes a la poderosa casa de lujo francesa LVMH y se convirtió en la empresa más valiosa de Europa, impulsada por la demanda de sus exitosos medicamentos contra la obesidad.

VER +
Ozempic, el fármaco que acaparó millonarios y del cual se burlaron en los Óscar

Las acciones de Novo subieron un 2,1% en Copenhague, elevando su capitalización bursátil al equivalente de casi US$425.000 millones. LVMH cayó un 0,8% en París, valorando la empresa en unos US$420.000 millones. Este mismo año, el conglomerado francés de lujo superó el hito de convertirse en la primera empresa europea con un valor de mercado superior a US$500.000 millones, sólo para que las acciones retrocedieran desde entonces.

El éxito de los medicamentos inyectables Wegovy y Ozempic de Novo ha provocado una especie de fiebre del oro en la industria farmacéutica, y algunos analistas predicen que estos tratamientos podrían convertirse en uno de los medicamentos más vendidos de la historia. Unas 40 empresas persiguen a Novo para hacerse con una parte del mercado, encabezadas por Eli Lilly & Co, que espera obtener este año la aprobación de EE.UU. para utilizar su medicamento contra la diabetes Mounjaro en el tratamiento de la obesidad.

Detrás de la rápida aparición de los fármacos de Novo está el agonista del GLP-1, una molécula identificada inicialmente para ayudar a los diabéticos a regular el azúcar en sangre, pero cuyos efectos supresores del apetito pronto se descubrió que también ayudaban a perder peso. Desde entonces, estos fármacos se han hecho tan populares que las autoridades reguladoras de todo el mundo han dado la voz de alarma ante la posibilidad de que el Ozempic no llegue a los diabéticos que dependen de la inyección.

PUBLICIDAD
Novo Nordisk Overtakes LVMH | Drugmaker tops luxury giant to become Europe's biggest companydfd

Por ello, los fármacos GLP-1 pueden convertirse en las víctimas de su propio éxito. El 23 de agosto, los reguladores de Dinamarca, país natal de Novo, propusieron límites a los subsidios para los tratamientos con GLP-1.

Las acciones de Novo se han más que cuadruplicado desde finales de 2018, superando a otros gigantes europeos como Nestlé SA, así como a sus rivales farmacéuticos Roche Holding AG y Novartis AG. El último impulso se produjo en agosto, cuando un ensayo histórico demostró que Wegovy reduce el riesgo de enfermedad cardíaca en una quinta parte. El estudio puede ampliar aún más el acceso al ayudar a Novo en las negociaciones de reembolso con aseguradoras que, de otro modo, se opondrían al coste de Wegovy.

También en agosto, la empresa danesa elevó sus previsiones de beneficios y ventas para el año, aludiendo a un crecimiento impulsado por la demanda de Wegovy y Ozempic.

PUBLICIDAD
VER +
Ozempic y drogas para adelgazar, investigadas por informes sobre pensamientos suicidas

En julio, los analistas de Citigroup Inc. pronosticaron que Novo y Eli Lilly dominarían lo que describieron como un “duopolio estructural”.

Aun así, no todo es coser y cantar. Novo también ha dicho que el suministro de Wegovy seguirá restringido en EE.UU., ya que la farmacéutica lucha por ampliar la producción. Reuters informó el 23 de agosto de que Novo había contratado a la empresa estadounidense Thermo Fisher Scientific Inc. como segundo fabricante por contrato del fármaco.

El viernes, el consejero delegado de Novo, Lars Fruergaard Jorgensen, declaró a Bloomberg TV que su empresa “básicamente está vendiendo todo lo que puede producir y, en lo que respecta a la fabricación, estamos aumentando significativamente mientras hablamos”.

Lea más en Bloomberg.com