Joe Biden duda que China pueda invadir Taiwán en medio de sus problemas económicos

El presidente de EE.UU. también abordó las crecientes tensiones entre las dos mayores economías del mundo en torno a sus ambiciones tecnológicas

Banderas de Estados Unidos y China.
Por Akayla Gardner y Jenny Leonard
10 de septiembre, 2023 | 12:49 PM

Bloomberg — El presidente Joe Biden dijo que la reciente recesión de China puede disminuir cualquier inclinación de Pekín a invadir Taiwán, añadiendo que los problemas económicos del país han dejado a su homólogo chino con “las manos llenas”.

El presidente estadounidense, que viajó a Vietnam el domingo tras asistir a una reunión de la cumbre de líderes del Grupo de los 20 en India, dijo que se había reunido con el primer ministro chino, Li Qiang, durante su estancia en la cumbre. Presionado sobre por qué no se ha reunido con el presidente chino Xi Jinping en 10 meses, Biden dijo que Xi “tiene las manos ocupadas ahora mismo”.

VER +
La victoria de India en G-20 muestra que EE.UU. aprende a contrarrestar ascenso de China

El presidente chino optó por no asistir al G-20 sin dar explicaciones. La próxima mejor oportunidad para que ambos líderes se reúnan será en la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico que se celebrará en San Francisco en noviembre.

Biden dijo que China “tiene ahora mismo un difícil problema económico por toda una serie de razones que tienen que ver con el crecimiento internacional y la falta del mismo, y con las políticas que China ha seguido”.

PUBLICIDAD

“No creo que esto vaya a provocar que China invada Taiwán, de hecho todo lo contrario, probablemente no tenga la misma capacidad que tenía antes”, añadió el domingo durante una rueda de prensa en Hanoi.

El presidente estadounidense también abordó las crecientes tensiones entre las dos mayores economías del mundo en torno a sus ambiciones tecnológicas.

China está tratando de prohibir el uso de iPhones para las empresas estatales, lo que representa un golpe para Apple Inc. y amplía las restricciones anunciadas anteriormente que solo apuntaban a las agencias gubernamentales. En 2017, el Congreso estadounidense aprobó leyes que restringen a ciertas redes del Pentágono el uso de equipos de Huawei Technologies Co. o ZTE.

PUBLICIDAD
VER +
El G-20 amplía el debate sobre los riesgos de la IA y estudia una supervisión mundial

“No voy a vender a China material que aumente su capacidad para fabricar más armas nucleares o participar en actividades de defensa”, dijo Biden.

Huawei acaba de revelar discretamente un teléfono móvil que utiliza tecnología que Estados Unidos ha tratado de mantener fuera del alcance de Pekín, lo que cuestiona la eficacia de las restricciones estadounidenses sobre los chips.

Los acontecimientos, que se produjeron justo cuando la Secretaria de Comercio, Gina Raimondo, concluía un viaje a Pekín y Biden se preparaba para partir hacia la cumbre de líderes del Grupo de los 20 en Nueva Delhi, podrían hacer fracasar los recientes esfuerzos de EE.UU. por descongelar las relaciones entre ambos países.

El Departamento de Comercio ha iniciado una investigación oficial sobre el avanzado chip fabricado en China alojado en el último smartphone de Huawei, aunque se necesita más información para determinar cómo se produjo el chip y qué medidas tomará EE.UU. en respuesta, si es que toma alguna.

Biden subrayó el domingo que no tenía intención de intentar contener o aislar a la segunda mayor economía del mundo.

“No quiero contener a China, sólo quiero asegurarme de que tenemos una relación con China que está en el buen camino, al cuadrado, todo el mundo sabe de qué se trata”, dijo.

Biden y Xi no han hablado desde la cumbre del G-20 celebrada en Bali (Indonesia) en noviembre de 2022. Aquel encuentro impulsó el progreso de las relaciones entre EE.UU. y China antes de que una nueva ronda de tensiones, entre ellas sobre Taiwán, los encuentros militares en el Mar de China Meridional, las prohibiciones de Biden a la exportación de tecnología de semiconductores y un supuesto globo espía chino que cruzó EE.UU., enfriaran de nuevo los lazos.

PUBLICIDAD

En los últimos meses se han intensificado las comunicaciones entre ambos países, y cinco funcionarios del gabinete estadounidense han viajado a China para mantener conversaciones con sus homólogos. La visita de Raimondo siguió a los viajes del Secretario de Estado, Antony Blinken, la Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, el enviado para el clima, John Kerry, y el Director de la CIA, Bill Burns. Queda por ver si alguna de las visitas se traducirá en resultados concretos.

--Con la colaboración de Justin Sink y Jordan Fabian.

© 2023 Bloomberg L.P.