Maersk recurre a los inversores para su primer bono verde en dólares

La empresa tomó prestados US$750 millones en bonos con vencimiento a 10 años

-
Por Caleb Mutua
11 de septiembre, 2023 | 06:12 PM

Bloomberg — El gigante naviero A.P. Moller-Maersk A/S pidió prestados US$750 millones en su primera venta de bonos verdes denominados en dólares, la última empresa en poner a prueba el apetito de los inversores en un mercado cuestionado por la presión política.

La empresa, con sede en Copenhague, vendió bonos con vencimiento a 10 años, según una persona con conocimiento del asunto. Los pagarés rendirán 1,65 puntos porcentuales por encima de los bonos del Tesoro, tras unas conversaciones iniciales de alrededor de 1,9 puntos porcentuales, dijo la persona, que pidió no ser identificada ya que los detalles son privados.

Todos los ingresos de la oferta ayudarán a financiar o refinanciar activos ecológicos, que pueden incluir activos fijos, gastos de capital y de explotación, así como adquisiciones de empresas que obtengan al menos el 90% de sus ingresos de actividades como el transporte limpio y los edificios ecológicos, dijo la persona.

Maersk declinó hacer comentarios.

PUBLICIDAD

Los diferenciales de la empresa (o la prima añadida sobre los bonos del Tesoro de EE.UU. que se paga a los inversores por mantener una deuda de mayor riesgo) podrían verse presionados por la moderación de la demanda de servicios de transporte de contenedores en medio de una menor renta disponible y vientos en contra de la recesión, escribió el lunes en una nota el analista de crédito de Bloomberg Intelligence Stephane Kovatchev.

“El nuevo bono verde de Maersk se enfrenta a nubes grises en el sector”, escribió el analista. “Dicho esto, la posición de deuda neta negativa de la empresa danesa y el compromiso de la dirección con las calificaciones de grado de inversión siguen siendo pilares clave para su historia crediticia a corto plazo.”

Todas las manos a la obra

La empresa emitió su primer bono verde en noviembre de 2021, recaudando 500 millones de euros (US$537 millones) con un pagaré a 10 años. En aquel momento, la empresa declaró que los ingresos se utilizarían para financiar la compra prevista de ocho buques propulsados por metanol.

PUBLICIDAD
VER +
Gigante del transporte marítimo Maersk considera suspender reservas de Rusia

Según los analistas de BloombergNEF, el impulso para descarbonizar el sector del transporte marítimo, que durante mucho tiempo ha dependido del fuel-oil pesado, intensivo en carbono, está cobrando impulso, pero aún le queda mucho camino por recorrer. Las navieras de contenedores, entre ellas Maersk, están encargando más buques alimentados con metanol, lo que indica que el metanol verde es su combustible de bajas emisiones de carbono preferido, escribieron los analistas en una nota el mes pasado.

“El sector busca ahora un combustible que le ayude a limpiar su imagen”, escribieron los analistas.

El acuerdo sobre la deuda de Maersk sirve para poner a prueba la demanda de los inversores en EE.UU., donde las ventas de bonos sostenibles se han desplomado en medio de una reacción política contra las inversiones vinculadas a objetivos medioambientales, sociales y de gobernanza. Los gestores monetarios están examinando con más detenimiento los instrumentos de financiación relacionados con la ASG, debido a la preocupación de que las empresas puedan estar exagerando los beneficios de los bonos.

Como consecuencia, las empresas están emitiendo menos bonos verdes denominados en dólares. Las empresas han recaudado unos US$32.000 millones en bonos ASG denominados en dólares este año hasta el 11 de septiembre, un 53% menos que en el mismo periodo del año pasado, según datos recopilados por Bloomberg.

Maersk está trabajando para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero a cero neto en 2040, una década antes de su ambición inicial de 2050, según declaró la empresa en enero de 2022. Sus objetivos para 2030 incluyen una reducción a la mitad de las emisiones por contenedor transportado por la flota de Maersk Ocean y una reducción del 70% de las emisiones absolutas de las terminales totalmente controladas, según la declaración.

Barclays Plc, Citigroup Inc, HSBC Holdings Plc, JPMorgan Chase & Co. y Morgan Stanley gestionaron la venta de bonos, dijo la persona.

Con la asistencia de Allan López.

Lea más en Bloomberg.com