Ministro de Energía de Brasil presiona a Petrobras para que pague deudas fiscales

Un posible acuerdo podría aportar unos US$8.200 millones a las arcas públicas, lo que ayudaría a reducir la brecha presupuestaria de Brasil, incluso cuando Lula planea aumentar aún más el gasto público

Petrobras
Por Martha Beck - Mariana Durao - Daniel Carvalho
17 de septiembre, 2023 | 06:54 PM

Bloomberg — La petrolera estatal brasileña Petrobras (PETR4) debe resolver un litigio de miles de millones de reales en impuestos atrasados con el gobierno federal para demostrar que tiene un deber con el país y no sólo con sus inversores privados, según el ministro de Energía de la nación.

El llamamiento de Alexandre Silveira para que el gigante petrolero sirva de ejemplo a otras empresas con deudas fiscales pendientes se produce en un momento en que el gobierno del Presidente Luiz Inácio da Silva trata de llegar a acuerdos con ellas en un esfuerzo por aumentar los ingresos y equilibrar el presupuesto nacional.

“Petrobras tiene la obligación de sentarse a la mesa con la Oficina de Ingresos Federales de Brasil y el Ministerio de Hacienda y considerar todas las posibilidades para cumplir sus compromisos fiscales”, dijo el ministro Alexandre Silveira a Bloomberg News en una entrevista en Nueva York el sábado, destacando la “asombrosa rentabilidad” de la compañía en los últimos años.

Petrobras tiene cientos de abogados en su departamento jurídico y contrata a decenas de bufetes privados, añadió Silveira, pero eso no significa que deba llevar todas las disputas fiscales a los tribunales, en casos que pueden tardar años en resolverse. “Es evidente que la empresa necesita demostrar su responsabilidad con Brasil”.

PUBLICIDAD
VER +
Lula pretende gastar más y cerrar la brecha presupuestaria con nuevos impuestos

Un posible acuerdo con Petróleo Brasileiro SA, como se conoce formalmente a la empresa, podría aportar entre 30.000 y 40.000 millones de reales (US$8.200 millones) a las arcas públicas, lo que ayudaría a reducir la brecha presupuestaria de Brasil, incluso cuando Lula planea aumentar aún más el gasto público.

Petrobras debe más de 100.000 millones de reales en impuestos atrasados por no haber pagado gravámenes sobre importaciones, remesas al extranjero y beneficios pasados, según tres funcionarios del Gobierno familiarizados con el asunto. La deuda está siendo analizada por el tribunal de apelaciones fiscales de Brasil, conocido como Carf. Un acuerdo podría reducir el pasivo de la empresa a más de la mitad mediante la reducción de las multas y los intereses adeudados, dijeron los funcionarios. Todos pidieron el anonimato porque las conversaciones no son públicas.

Los funcionarios dijeron que el ministro de Hacienda, Fernando Haddad, y el presidente ejecutivo de Petrobras, Jean Paul Prates, han discutido una forma para que la empresa pague algunas de las deudas que están bajo revisión del Carf. Haddad ha escuchado que la petrolera podría pagar hasta 30.000 millones de reales como parte de un acuerdo, pero el equipo económico está presionando por una cifra mayor, dijo una de las personas. El diario Valor Económico fue el primero en informar de las conversaciones.

PUBLICIDAD

Petrobras niega que haya negociaciones en curso sobre los impuestos atrasados. Preguntado sobre si Prates y Haddad habían hablado del tema, un portavoz se remitió a un comunicado del 15 de agosto en el que la compañía sostiene que “las noticias sobre una posible negociación para un acuerdo con el gobierno federal son infundadas”. En el comunicado, la petrolera dice que sus decisiones sobre las obligaciones tributarias tienen en cuenta los riesgos de fallos negativos en las esferas administrativa y judicial. Petrobras aún puede apelar la decisión de la Carf ante los tribunales brasileños.

Tres personas cercanas a Petrobras, que hablaron bajo condición de anonimato, agregaron que ninguna discusión sobre el tema ha llegado hasta ahora a su consejo de administración, que necesitaría aprobar cualquier acuerdo fiscal que involucre al gobierno brasileño, accionista mayoritario de la productora de petróleo.

El Ministerio de Hacienda no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Aumentar los ingresos públicos

La liquidación de las deudas tributarias pendientes forma parte de la estrategia de Haddad para encontrar los 168.000 millones de reales de ingresos que necesita para alcanzar el déficit primario cero, que excluye el pago de intereses, previsto en el proyecto de presupuesto para 2024 que el Gobierno hizo público a finales de agosto.

VER +
Lula quiere gravar a los ricos para equilibrar el presupuesto brasileño

El Congreso de Brasil aprobó recientemente un cambio en las normas del Carf que se espera acelere las decisiones en casos que impliquen a grandes empresas y que podría generar hasta 55.000 millones de reales a finales de 2024, según las previsiones del Ministerio de Hacienda. Se espera que parte de esa cantidad proceda de Petrobras.

Economistas bancarios advierten sobre el posible impacto de los pagos de la deuda en los dividendos de Petrobras. Los analistas de Citigroup Inc, dirigidos por Gabriel Barra, aún ven perspectivas de que Petrobras distribuya dividendos extra, según una nota reciente. Pero un acuerdo o una decisión desfavorable de Carf podría ser un lastre para los dividendos al reducir la cantidad de efectivo disponible para ellos, dijo Barra en una entrevista.

Miembros del equipo económico del Gobierno, por su parte, han argumentado que la empresa no puede eludir sus obligaciones fiscales para colmar a los inversores con dividendos adicionales.

PUBLICIDAD

En un informe publicado esta semana, Goldman Sachs estimó un impacto de US$6.000 millones en el flujo de caja libre de Petrobras en un escenario en el que los 40.000 millones de reales actualmente en revisión por el Carf resultaran desfavorables para la empresa. Si Petrobras recurre alguna de esas sentencias, cualquier posible reembolso se retrasaría.

Lee más en Bloomberg.com