Cómo repercute en Latinoamérica la postura hawkish de la Fed

La Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) dejó quieta su tasa de política monetaria, tal como se preveía. Pero las palabras de su titular mostraron una postura restrictiva

Jerome Powell, presidente de la Fed.
22 de septiembre, 2023 | 09:38 AM

A ningún operador sorprendió que la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) decidiera mantener su tasa de política monetaria en el rango de 5,25-5,50% en su reunión del 20 de septiembre, ya que, horas antes del anuncio, el 98% del mercado decía que eso iba a suceder. La expectativa estaba depositada en el discurso posterior del titular de la entidad, Jerome Powell, quien mostró que la postura de la Fed sigue siendo hawkish, es decir, restrictiva en términos monetarios.

“Jerome Powell confirmó que esta suerte de tregua no será un espejo del camino a seguir por parte del ente para controlar la inflación como objetivo principal ya que, además, confirmó que 12 de los 19 miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed apoyan un último incremento en los tipos de interés antes que finalice el año y, particularmente, en la reunión a celebrarse el próximo 31 de octubre y 1 de noviembre”, destacó Sergio Cisternas, analista jefe de la firma chilena Admirals.

Por su parte, un informe de la empresa financiera mexicana Monex consideró que el anuncio constituye “un nuevo paso al frente para la política monetaria restrictiva”.

Proyecciones

¿Por qué es tan importante lo que diga la Fed para Latinoamérica? Los mercados emergentes, al ser menos seguros que los de los países desarrollados, suelen ser muy sensibles a la tasa de interés de Estados Unidos. Por ello, toda previsión de que la Reserva Federal tendrá una postura restrictiva permite avizorar que los activos de la región no podrán alcanzar su mejor performance.

PUBLICIDAD

Así tomaron los analistas de la región la postura de la Fed

La Fed sacudió a los mercados ayer con la confirmación de una política de tasas de interés altas por mucho tiempo”, se puede leer en un informe de la consultora argentina Delphos Investment. Según Delphos, la principal noticia viene por el lado del comunicado del comité de política monetaria, cuyo tono la consultora calificó “bastante duro”.

“En el mismo mencionan que mayores tasas en Estados Unidos, así como el menor crecimiento en China exigen mayor atención por parte de los países emergentes. Relata que, en el plano local, la actividad está mejor que lo esperado, pero que el Comité sigue esperando un escenario de desaceleración económica en los próximos trimestres. Y que, si bien las medidas de inflación subyacente presentan bajas, todavía se sitúan por encima de sus metas de inflación”, reseñó Delphos Investment.

El comunicado de la Fed también destaca riesgos para un repunte inflacionario, de la mano de mayor persistencia de las presiones inflacionarias globales y de mayor resiliencia de la inflación de servicios.

PUBLICIDAD

Por su parte, el analista chileno Rodrigo Castillo, de BeFX, señaló que lo importante de la última reunión de la Fed fue el discurso de Powell que, según destacó Castillo, “dejó claro que las bajas no comenzarían durante este año”.

Asimismo, el analista argentino Gustavo Ber subrayó que el tono de “hawkish pause” de la Fed no fue bien recibido por parte de Wall Street, que a su entender viene reanudando una postura más cautelosa, dado que va ganando terreno la perspectiva de ¨higher for longer¨, y de ahí que las tasas de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos sigan desafiando niveles máximos.

Esto último, según Ber, acentúa la volatilidad y también condiciona el apetito por riesgo global.

El dot plot y el 2024

El “dot plot” es una representación visual utilizada por la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) para mostrar las proyecciones de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto muy seguida por los analistas. En este caso, los grandes cambios estuvieron en el 2024.

El nuevo dot-plot descuenta una baja de tasas de 50 puntos básicos el próximo año a 5,00-5,25%, cuando en junio proyectaba un recorte de 100 a 4,50-4,75%”, remarcó un informe del bróker argentino Facimex Valores.

Dot Plot

Los analistas de esta firma enfatizaron que esta voluntad de mantener tasas más altas por más tiempo probablemente se explique por el hecho de que las nuevas proyecciones macroeconómicas de la Fed muestran una economía más sólida.

En particular, la entidad revisó las proyecciones de crecimiento al alza para 2023 (de 1,% a 2,1%) y 2024 (de 1,1% a 1,5%), confirmando un escenario de aterrizaje suave de la actividad. Y revisó las proyecciones de desempleo a la baja para este año (de 4,1% a 3,8%) y el próximo (de 4,5% a 4,1%). Además, el deflactor núcleo de los gastos de consumo se revisó a la baja de 3,9% a 3,7% para 2023 y permaneció estable en 2,6% para 2024.

PUBLICIDAD

Presión sobre las divisas latinoamericanas

Según un informe del banco internacional BBVA, dado que la Fed señaló tasas más altas durante más tiempo, las tasas en caída en Latinoamérica, con políticas de alivio, afectarán el “carry” (diferencial de tasas de interés) y ejercerán presión sobre las divisas de la región en los próximos meses.

Respecto de esto último, cabe señalar que la reunión de la Fed coincidió en fecha con la reunión el banco central brasileño, que recortó su tasa otros 50 puntos básicos (había hecho lo mismo en su anterior reunión) hasta 12,75%.

¿Es necesario mover la tasa?

Las miradas respecto de las declaraciones de la Fed no han sido unánimes. James Briggs, gestor de carteras en el equipo de Deuda corporativa del grupo británico Janus Henderson, consideró que la posibilidad de una subida adicional de tasas de interés en la reunión de noviembre o diciembre sigue estando muy equilibrada.

“Seguimos anticipando que no serán necesarias nuevas subidas y que hemos alcanzado el tipo terminal para este ciclo”, reflexionó Briggs.

PUBLICIDAD

Según el ejecutivo de Janus Henderson, la declaración de la Fed refleja un crecimiento mejor de lo esperado desde las previsiones de junio, pero no hacía referencia a que la inflación también había sorprendido positivamente.

Quien mostró una mirada positivo sobre la situación actual fue el expresidente del Banco Central de la República Argentina Martín Redrado, que tuiteó: “El ciclo de suba de tasas de interés mundial llegó a su fin, porque la tasa de inflación continua a la baja y la economía se desacelera. En el próximo semestre, al menos treinta bancos centrales, en particular de países emergentes, bajaran las tasas. Gran dato para la Argentina”.