General Motors, Ford y Stellantis se preparan para más huelgas en EE.UU.

El sindicato UAW ya está adoptando una postura más agresiva que la de sus predecesores: atacar a los tres fabricantes de automóviles de Detroit al mismo tiempo

Según S&P Global Mobility, de momento la huelga está costando a las empresas la producción de unos 3.200 vehículos al día.
Por Gabrielle Coppola
22 de septiembre, 2023 | 06:14 AM

Bloomberg — General Motors, Ford Motor y Stellantis se preparan para más huelgas el viernes, ya que los fabricantes de automóviles siguen muy alejados de United Auto Workers (UAW) en cuestiones clave, incluida la seguridad en el empleo y la paridad salarial para los trabajadores temporales.

El presidente del sindicato, Shawn Fain, prometió ampliar la huelga a más plantas si no se lograban avances sustanciales tras la primera semana. Ya está adoptando una postura más agresiva que la de sus predecesores: atacar a los tres fabricantes de automóviles de Detroit al mismo tiempo. Anunciará los próximos pasos del sindicato a las 10 de la mañana.

Aunque las partes continuaron negociando un nuevo contrato esta semana, los negociadores de ambas partes afirman que aún queda mucho camino por recorrer. El 20 de septiembre, la consejera delegada de GM, Mary Barra, dijo a los asalariados que la última contraoferta de la UAW seguía siendo demasiado cara. Las empresas ofrecen una subida salarial de alrededor del 20% en cuatro años, mientras que la UAW exige un aumento del 36%. Según Mike Hayes, miembro del comité de negociación de la UAW, en Stellantis aún no se han abordado algunas de las reivindicaciones más importantes del sindicato.

VER +
¿Más huelgas a la vista? Para UAW, oferta de Stellantis ‘no tiene buena pinta’

“Se trata de la seguridad del empleo y del producto”, dijo Hayes en una entrevista a las puertas de la sede norteamericana de Stellantis. “Necesitamos mantener los puestos de trabajo en este país. Están recibiendo miles de millones en incentivos fiscales, pero cuando se trata de mantener los puestos de trabajo aquí, no garantizan nada.”

PUBLICIDAD

Una huelga ampliada podría aumentar la presión sobre los fabricantes de automóviles para que lleguen a un acuerdo. La estrategia de Fain ha sido mantener a las empresas a la expectativa sobre su próximo movimiento. Pero un mayor número de miembros en huelga también supone un riesgo para el sindicato en forma de una disminución del fondo de huelga.

El primer paro afectó a las plantas que fabrican los populares y rentables vehículos deportivos utilitarios y camiones, pero no afectó a las fábricas que producen vacas lecheras como las camionetas Ford F-150, Chevrolet Silverado y Ram. El 15 de septiembre, casi 13.000 trabajadores abandonaron una planta de Ford en Michigan que fabrica los todoterrenos Bronco, una fábrica de GM en Missouri que ensambla los camiones Chevrolet Colorado y una planta de Stellantis en Ohio que fabrica los todoterrenos Jeep Wrangler.

Cómo se acumulaban las existencias antes de la huelga | Días de suministro de vehículos afectados por el paro de los UAWdfd

Cómo respondieron los fabricantes

Los tres fabricantes de automóviles han respondido con despidos de trabajadores no huelguistas, alegando lo que han descrito como efectos indirectos de las huelgas. Al mismo tiempo, algunos proveedores afirman que sólo esperan un efecto limitado en su negocio.

PUBLICIDAD

Según S&P Global Mobility, la huelga está costando a las empresas la producción de unos 3.200 vehículos al día. Los fabricantes de automóviles han declarado que están desarrollando planes de contingencia para nuevos paros.

Stellantis presentó una propuesta revisada a la UAW el 19 de septiembre. El sindicato sigue preocupado por la seguridad del empleo debido al posible cierre de 18 instalaciones de Stellantis, incluidos 10 centros de piezas y distribución. La empresa afirma que no se eliminaría ningún puesto de trabajo en la consolidación de los centros de piezas, pero el sindicato se ha mostrado reticente ante los trastornos que causarían estos movimientos. El fabricante de automóviles también ha planteado convertir una planta de Jeep inactiva en Belvidere, Illinois, en un centro similar a Amazon para la distribución de piezas, según una persona familiarizada con el asunto.

En GM, el sindicato ha estado presionando duro en los ajustes del coste de la vida, que protegen a los trabajadores de la inflación, dijo una persona familiarizada con las conversaciones. La empresa lo considera parte de un paquete salarial total, en el que el sindicato quiere estos ajustes además de un aumento salarial. La UAW también quiere más tiempo de vacaciones, lo que se suma a la tensión sobre los trabajadores temporales, dijo la persona.

Ford presentó su oferta más reciente a la UAW el 12 de septiembre, antes de la huelga. El sindicato ha dicho que mantuvo negociaciones “razonablemente productivas” con la empresa el pasado fin de semana.

--Con la colaboración de David Welch y Keith Naughton.

Más en Bloomberg.com

Lee también:

PUBLICIDAD

Diez nuevos vehículos se suman a la carrera de autos eléctricos en EE.UU.

Tasas más altas durante más tiempo: el mensaje de la Fed que resonó en los mercados

© 2023 Bloomberg L.P.