Cómo los Dallas Cowboys construyeron la franquicia más valiosa del deporte

En el estadio de los Cowboys es donde los acaudalados del estado de Texas van a hacer negocios en el día de partido

Dallas Cowboys
Por Jason Kelly y Julie Fine
27 de septiembre, 2023 | 03:04 PM

Bloomberg — Está demasiado claro. Un padre influyente, polémico y extraordinario. Una hermana, dos hermanos y un emporio económico de fama internacional.

Sin embargo, no se trata de los Roys de la ficción de HBO, estos son los Jones de la vida real. “La verdad es que fui a uno de los estrenos de Succession (Sucesión) y me presenté ante Shiv y le comenté: ‘Tú no me conoces de nada, pero yo soy tú’”, cuenta Charlotte Jones, hija del dueño de los Dallas Cowboys, Jerry Jones. “Y su contestación fue: ‘¡Oh, Señor, ojalá que no!”.

VER +
YouTube pagará US$14.000 millones para transmitir partidos de la NFL

En el capítulo inaugural de la serie Power Players, de Bloomberg Originals, Charlotte Jones nos muestra el impresionante imperio de US$9.000 millones que ha levantado en torno al “Equipo de América” y su célebre (o nefasta, si eres fanático de los Giants o de los Jets) estrella azul.

Mientras Logan Roy y su familia llevan ya 4 temporadas aferrándose al poder, los Jones aparentemente nada tienen que temer. En gran parte gracias a Charlotte Jones, cuya gestión de la marca Dallas Cowboys ha contribuido a convertir esta franquicia en la más valiosa del planeta.

PUBLICIDAD

En unos días de agosto con temperaturas récord en Dallas, Jones explica a los espectadores el caso de negocio de la marca global de los Cowboys. El estadio AT&T de Arlington, Texas, valorado en US$1.300 millones, con su megapantalla encima de las gradas y su megalogotipo en el techo, es el monumento más evidente a la ambición de la familia Jones. Es donde el dinero de Texas va a hacer negocios los días de partido, bebiendo y cenando y viendo a los Cowboys, en su mayoría buenos, desde la asombrosa cifra de 380 suites de lujo, unas 100 más que cualquier otro estadio.

Jones, sus hermanos y su padre son invitados en el campo, deleitándose con su fama y su capacidad para conectarse con la élite empresarial. “Poder reunirlos con clientes selectos, invitados o familiares, tomarse una foto con Jerry cerca de la acción, esto realmente no sucede en ningún otro lugar”, dice Charlotte Jones, y luego admite que “probablemente presionemos el línea un poco “.

Pero su mayor contribución al negocio puede ser The Star (La Estrella), un campus de 91 acres exclusivamente para Cowboys en Frisco, Texas. Sede del equipo, instalaciones de práctica, parque de oficinas y el sueño febril de los Cowboys a partes iguales, se completa con trofeos y anillos del Super Bowl en exhibición completa en el vestíbulo principal. Las empresas celebran reuniones fuera de las instalaciones con vistas al campo de práctica y Keurig Dr. Pepper, patrocinador de los Cowboys desde hace mucho tiempo, tiene su sede aquí. Ningún otro equipo invita a sus aficionados y vecinos a comprar, cenar y trabajar tan cerca.

PUBLICIDAD
VER +
¿Quién es Josh Harris, el multimillonario que quiere quiere ampliar su imperio deportivo?

Dada la audacia del proyecto aún en expansión, puede sorprender a algunos observadores veteranos de los Cowboys saber que el Jones que necesitaba más convencimiento sobre la enorme empresa era Jerry, revela Charlotte.

Pero hay una desconexión. El éxito de su hija vendiendo la marca Cowboys se produjo en medio de una larga sequía en el campo cuando se trata de ganarlo todo. El último anillo de Super Bowl del equipo llegó hace tres décadas. Pero esta temporada hay muchas esperanzas en The Star de que lo mejor para los negocios, un campeonato, podría estar en las cartas esta temporada.

Los Cowboys comenzaron 2-0, derrotando a ambas franquicias de la NFL de Nueva York, incluida una paliza de 40-0 en la apertura de la temporada sobre los Giants, rivales de la NFC Este. Si bien las lesiones de las estrellas y una derrota inesperada ante los Arizona Cardinals en la tercera semana arruinaron esas esperanzas, los Cowboys siguen entre los favoritos en las apuestas para llegar al Super Bowl en Las Vegas.

“Para nosotros, cada temporada que no termina en el Super Bowl es un fracaso”, dice Jones. “No hay duda de que nuestro objetivo final y nuestro criterio de éxito es el Trofeo Lombardi”.

Lea más en Bloomberg.com