Fármacos para perder peso dividen a Wall Street por valor de dispositivos médicos

En lo que va de trimestre, las tres empresas más bajistas del índice S&P 500 Health Care, Insulet, ResMed y Dexcom están relacionadas con la diabetes

Pedestrians near the New York Stock Exchange (NYSE) in New York, US, on Monday, Aug. 28, 2023. Stocks advanced, while bond yields retreated at the start of a week jam-packed with economic reports that will help shape the outlook for Federal Reserve policy.
Por Angel Adegbesan
01 de octubre, 2023 | 05:30 PM

Bloomberg — Ante la posibilidad de que los medicamentos para adelgazar que reducen el riesgo de infarto y diabetes mejoren millones de vidas, los inversores han tenido la desagradable tarea de analizar el impacto en una serie de empresas sanitarias.

Por ejemplo, los fabricantes de dispositivos para el tratamiento de la diabetes. A medida que los pacientes pierden kilos tomando una nueva clase de fármacos como Ozempic y Wegovy, conocidos como GLP-1, es probable que disminuyan los casos de diabetes. Esto es bueno para la salud, pero plantea un problema de demanda para los fabricantes de dispositivos, donde los inversores ya están tomando partido. En lo que va de trimestre, las tres empresas más bajistas del índice S&P 500 Health Care -Insulet, ResMed Inc y Dexcom Inc- están relacionadas con la diabetes.

VER +
Se calcula que los fármacos para adelgazar ahorrarán millones a las aerolíneas

El más afectado es el fabricante de bombas de insulina Insulet Corporation, que perdió cerca del 45% de su valor de mercado en los últimos tres meses y obtuvo su peor resultado trimestral en casi 15 años. Y mientras los operadores siguen deshaciéndose de sus carteras de valores relacionados con los dispositivos para la diabetes, los analistas del lado vendedor están contraatacando señalando que es poco probable que las empresas se vean afectadas a corto plazo, e incluso el futuro impacto financiero de los fármacos GLP-1 podría ser menos perjudicial de lo que se temía.

“Hay algunos grandes inversores a los que les preocupa que el riesgo pueda ser aún mayor de lo que estamos diciendo”, dijo Jeffrey Johnson, analista de Baird. “Mucho de esto, creo, es sólo una huelga de compradores y una preocupación por lo que podría suceder en el futuro”.

PUBLICIDAD

El anhelo de Wall Street por medicamentos para adelgazar como Wegovy ha impulsado a las farmacéuticas Novo Nordisk A/S y Eli Lilly & Co. Pero la actualización de un estudio en agosto que mostraba que Wegovy de Novo Nordisk reduce los riesgos relacionados con el corazón hizo caer en picado a los fabricantes de dispositivos para la diabetes.

El peor trimestre de Insulet desde 2009dfd

La desconexión entre lo que hace el mercado y lo que dice Wall Street se extiende más allá de los valores de dispositivos para la diabetes, filtrándose al sector de dispositivos médicos. ResMed, fabricante de respiradores para la apnea del sueño, una dolencia a menudo relacionada con el sobrepeso, ha caído más de un 30% este trimestre. La acción sufrió su mayor caída en tres meses en 24 años.

“Hay un desajuste entre los fundamentos reales y el sentimiento del mercado”, dijo Matt Henriksson, analista de Bloomberg Intelligence. “El mercado se imagina el peor escenario posible, en el que los GLP-1 sean la panacea y eviten o retrasen todos los procedimientos médicos en el futuro, cuando los fundamentos dicen que eso parece improbable”.

PUBLICIDAD

Algunos ven la debilidad del sector como una oportunidad de compra. En una nota de finales de agosto, JPMorgan calificó la confianza en los dispositivos médicos como la peor desde la crisis financiera mundial de 2008. Según el analista Robbie Marcus, ahora es el momento de comprar los valores de dispositivos.

Sin duda, estos valores aún podrían repuntar. A medida que una combinación de efectos secundarios y riesgos de uso empiece a enfrentar a prescriptores y pacientes por igual, lo más probable es que las acciones vuelvan a subir, dicen los analistas. Los inversores también podrían empezar a apostar por un cambio de tendencia a principios de 2024 si las acciones siguen vendiéndose.

Aún así, persisten las reservas a la hora de poseer estas acciones de dispositivos, ya que las proyecciones muestran que el mercado mundial de los medicamentos para adelgazar podría alcanzar los US$100.000 millones en 2035, lo que lleva a los inversores a replegarse aún más.

“El principal riesgo que pesa ahora sobre estos valores no es tanto que la gente piense que existe un riesgo financiero mayor del que ya tienen incorporado en su valoración”, dijo Johnson, de Baird, sobre los valores relacionados con la diabetes. “Es sólo que hay una pausa aquí de los inversores que no quieren poseer acciones en las que realmente no tienen mucha idea de cómo cuantificar exactamente estas cosas en los próximos cinco o 10 años”.

VER +
Novo, fabricante de Ozempic, cae tras su primera división de acciones en una década

Las apuestas en contra de los valores de dispositivos han sido rentables para los vendedores en corto este trimestre. Los beneficios en papel de los bajistas en este puñado de valores -Insulet, Tandem Diabetes Care Inc., ResMed y Dexcom- fueron de aproximadamente US$1.000 millones en el tercer trimestre hasta el cierre del jueves, según datos de Ihor Dusaniwsky, de S3 Partners LLC.

A estos valores les aguardan más noticias, ya que se espera que la tirzepatida de Lilly -ya aprobada para la diabetes como Mounjaro- entre en el mercado de la pérdida de peso, con una aprobación para la obesidad prevista para finales de año. En los próximos seis a 18 meses se esperan resultados de ensayos adicionales que demuestren los beneficios de los fármacos para la pérdida de peso, y los datos positivos podrían dar más alas a estos valores de diabetes y bombas de insulina, según Johnson.

Según Henriksson, de BI, el mejor escenario para estos valores de la diabetes es que las empresas publiquen beneficios en el tercer trimestre “que demuestren que todo sigue igual”.

PUBLICIDAD

- Con la colaboración de Bre Bradham.

Lea más en Bloomberg.com