Ozempic: el debate sobre su uso llega a LatAm, ¿qué advierte la empresa y la ciencia?

De acuerdo con un informe de Trilliant Health, las ventas en EE.UU. de dichos productos se incrementaron un 300% entre 2020 y 2022, a medida que la popularidad de los medicamentos supresores del apetito aumenta

Las acciones de la farmacéutica danesa han subido más del 50% este año.
23 de octubre, 2023 | 01:01 AM
Últimas cotizaciones

Originalmente desarrollado para tratar a las personas que padecen diabetes tipo 2, Ozempic ha ganado mayor popularidad como medicamento para bajar de peso, al punto de que la fiebre por su consumo en países como EE.UU está sacudiendo los mercados bursátiles y está amenazando incluso las ganancias de fabricantes de alimentos y bebidas de todo el mundo. En Latinoamérica, la realidad es distinta, pues existe baja disponibilidad de la molécula en algunos países, además de los límites que imponen los reguladores para que se use solo para tratamientos contra la diabetes.

VER +
Ozempic amenaza ganancias de fabricantes de alimentos y bebidas de todo el mundo

La fiebre por Ozempic, cuyo uso como adelgazante desató una ola de compradores entre los millonarios de Hollywood y se fue extendiendo entre las diferentes poblaciones, ha sido asociada a una caída del consumo en ciertas canastas de productos alimenticios en EE.UU. y, en este marco, los analistas han pedido cautela a la hora de realizar inversiones en compañías dedicadas a la elaboración de alimentos procesados.

En EE.UU. los médicos pueden prescribir Ozempic ya que cuenta con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) “para reducir los niveles de azúcar en sangre en adultos con diabetes mellitus tipo 2, además de la dieta y el ejercicio”.

“Ozempic también está aprobado para reducir el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o muerte en adultos con diabetes mellitus tipo 2 y enfermedad cardíaca conocida”, de acuerdo con la FDA. Según esa entidad, Ozempic figuran en la lista de escasez de medicamentos de la FDA.

PUBLICIDAD
Piezas de una pluma de inyección en las instalaciones de producción de Novo Nordisk A/S en Hillerod, Dinamarca, el lunes 12 de junio de 2023.

Un informe de los estrategas de Barclays apunta a que la creciente popularidad y demanda de los fármacos utilizados para perder peso pueden impactar a empresas como el fabricante de bebidas y aperitivos PepsiCo (PEP), la cadena de comidas rápidas McDonald’s (MCD) y la firma tabacalera Altria Group (MO).

En una entrevista, el director ejecutivo de la operación estadounidense de Walmart, John Furner, reconoció que percibían “un ligero retroceso en la canasta general”, por lo que el minorista está estudiando los cambios en los patrones de ventas utilizando datos anónimos sobre las poblaciones de compradores, informó Bloomberg News.

David Cubides, director de Investigaciones Económicas en Alianza Valores, explica a Bloomberg Línea que un golpe a las empresas del retail en un contexto de desaceleración económica no caería para nada bien en EE.UU.

PUBLICIDAD

Caídas o retrocesos de estas empresas de consumo masivo se darían en un contexto retador en el cual ya la economía global está desacelerándose y se espera que el 2024 también sea un año complejo en términos de actividad económica”, dijo Cubides.

La semaglutida, que es el nombre de la molécula, remeda la acción del péptido similar al glucagón-1 (GLP-1). Ha sido el medicamento que más está siendo utilizado para disminuir peso. La FDA dio la autorización para que se usara para bajar peso. Lo que pasa es que esos pacientes debían tener un índice de masa corporal -que es la relación de peso para la talla, que fuera de 27 o más y que tuvieran o el colesterol o la presión elevada o tuvieran diabetes. O que tuvieran 30 o más, sin tener alguna de las otras cosas.

Andrés Duarte, director del Departamento de Medicina Preventiva y Social en la Universidad Javeriana

De acuerdo con un informe de Trilliant Health, las ventas en EE.UU. de dichos productos se incrementaron un 300% entre 2020 y 2022, a medida que la popularidad de los medicamentos supresores del apetito aumenta. Y las acciones de la farmacéutica danesa Novo Nordisk (NVO), productora de Ozempic, han subido más del 50% este año.

En ese país, una ampolla o pluma con dosis de 0,5 miligramos (que alcanza para aproximadamente un mes) cuesta alrededor de US$1.200 en las farmacias.

VER +
Auge de Ozempic provoca una caída de acciones de empresas de dulces y cervezas

Cuando es prescrita por los médicos dentro del sistema de salud, el copago que asumen las personas va de entre US$14 y US$18, dijo en una llamada con Bloomberg Línea desde EE.UU. el médico colombiano Andrés Duarte.

Una pluma se asemeja en su forma a un bolígrafo/esfero que trae un tipo de tambor en el que se define la dosis y esta se aplica con una aguja de cerca de 7 milímetros de largo vía subcutánea, donde haya tejido graso.

Ozempic en Latinoamérica

En Latinoamérica, el medicamento se comercializa por canales formales en las principales farmacias, pero genera preocupación en el sector de la salud el hecho de que puedan darse prescripciones erradas por parte de los mismos médicos.

Fuentes del sector explican a Bloomberg Línea que para acceder a este medicamento en países de Latinoamérica como Colombia se requiere una formulación especial por parte de un especialista y no se accede a este a través de medicina general.

PUBLICIDAD

En Colombia, Ozempic (1,34 mg/mL) cuenta con registro sanitario y “ha sido indicado como complemento a la dieta y el ejercicio para mejorar el control glucémico en adultos con diabetes mellitus tipo 2 que no han respondido satisfactoriamente a metformina”.

Julio Cormillot, médico argentino especializado en nutrición y obesidad, manifestó a Bloomberg Línea que en su país el medicamento Ozempic se está usando, pero mucho más menos que Saxenda (Liraglutida, un agonista GLP1), ya que está aprobado solo para diabetes.

“No tiene, por lo tanto, cobertura o algún descuento de sus sistemas de salud, en caso que cubran tratamiento de obesidad. Asumo que el año próximo, si Novo cubre la demanda, se consumirá generosamente, salvo que la tirzepatida le gane de mano”, indicó.

Frente a los canales por los cuales las personas acceden a este tipo de medicamentos en la región, dijo que “cualquier medicamento para adelgazar suele transformarse casi de venta libre. Si sirve, como es el caso, se lo consigue de cualquier manera”.

PUBLICIDAD

En Latinoamérica, el medicamento se vende en países como Argentina (unos US$257), Chile (US$206) y en México (US$185). En Brasil fue aprobado y es comercializado desde 2018 para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Su costo es de unos US$153,2.

Wegovy se abre paso en Latinoamérica

En septiembre, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria brasileña (Anvisa) informó sobre la aprobación de Wegovy, también producido por Novo Nordisk para tratar el sobrepeso y la obesidad en niños y adolescentes a partir de 12 años.

PUBLICIDAD

Asimismo, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) de Argentina dio aval a Wegovy para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso.

En Colombia, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) hizo un llamado en mayo pasado a la población “para no adquirir y utilizar medicamentos que contengan semaglutida como alternativa para manejar la pérdida de peso en personas sanas; así como evitar la adquisición de estos medicamentos a través de plataformas digitales”.

VER +
Por alta demanda de Ozempic, Barclays pide cautela al invertir en empresas como PepsiCo

Wegovy es un medicamento que aún no tiene registro sanitario en Colombia.

PUBLICIDAD

En 2021, la FDA aprobó “la inyección de Wegovy (semaglutida) (2,4 mg una vez por semana) para el control crónico del peso en adultos con obesidad o sobrepeso”.

Aunque Ozempic y Wegovy son considerados como el mismo medicamento (semaglutida), difieren principalmente en la prescripción médica de cada uno y los avales que tienen por parte de la FDA.

Como son medicamentos que recién llegan a estos mercados emergentes, los especialistas prevén que la producción de medicamentos genéricos se tardará y, por lo tanto, su precio seguirá siendo elevado.

Además de los países mencionados, en Latinoamérica el medicamento también se vende en Panamá, Costa Rica, Guatemala, Honduras, República Dominicana, El Salvador y Colombia.

PUBLICIDAD

¿Aumentará la penetración de los adelgazantes?

El nivel de expansión, en opinión de Alberto Cormillot, dependerá de “la situación económica de cada país y la penetración que tenga la prensa de EE.UU., que se hizo mucho eco de las hermanas Kardashian y otro famosos qué le promovieron”.

De hecho, el medicamento está siendo acaparado por las élites de EE.UU., en donde cerca de 37 millones de personas padecen diabetes.

Ante la popularidad de este medicamento en otros continentes, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) advirtió en días pasados tantos a pacientes como profesionales sanitarios de la UE sobre informes de dosis de Ozempic falsificadas.

EMA indicó que “no hay pruebas de que se hayan dispensado bolígrafos falsificados a pacientes en farmacias legales y no hay informes de daños a los pacientes en relación con el medicamento falsificado”.

Novo Nordisk consideró como un desafío la comunicación que se ha generado alrededor de este tipo de productos, al incluir calificaciones como “medicamento milagroso” que “están desestimando los estudios clínicos que son la base de estos desarrollos científicos de las moléculas innovadoras”.

En julio de este año también se conoció que la UE está investigando fármacos utilizados como adelgazantes de Novo Nordisk tras recibir varios informes sobre riesgos de suicidio, que fueron advertidos por la Agencia Islandesa de Medicamentos y están asociados a Saxenda y Ozempic.

“Se ha hecho mucho ‘boom’ con relación a que las personas lo están usando para lo que no lo deben usar, pero mi lectura no es de esa forma. Ya desde 2014 estaban hechos los primero estudios, específicamente con pérdida de peso”, manifestó el médico Andrés Duarte, director del Departamento de Medicina Preventiva y Social en la Universidad Javeriana en Bogotá y del Servicio de Medicina Familiar en el Hospital San Ignacio.

Hay que tomar en consideración que información de los medicamentos de prescripción médica a través de los medios de comunicación puede promover la automedicación, generando una demanda excesiva de los productos que tiene como consecuencia que las personas que sí requieren estos medicamentos se queden sin ellos para tratar sus problemas de salud.

Novo Nordisk

En países de Latinoamérica como Colombia hay limitantes en cuanto a la dosis mensuales de las que se dispone: “En su mejor uso, que es para diabéticos que tienen obesidad y sobrepeso, no hay ni siquiera dosis suficientes”, contó el médico Duarte.

Los médicos informan que algunas Entidades Promotoras de Salud (EPS) han comunicado que si bien se van a mantener las dosis de lo que han prescrito hasta la fecha, no van a iniciar nuevos tratamientos porque no hay cómo garantizar que se va a tener el medicamento a futuro.

“El laboratorio no da abasto para producir moléculas para todo el mundo. Y parece que más que la capacidad del laboratorio de producir molécula, es la forma como se envasa, es el armar las plumas. Parece que ahí es donde tienen la mayor dificultad para tener más dosis disponibles para todo el mundo”, añadió Duarte.

De acuerdo con un reciente informe publicado en la revista médica JAMA, los medicamentos supresores del apetito como Ozempic aumentan riesgo de problemas estomacales, como un mayor riesgo de obstrucciones intestinales, en pacientes con obesidad.

El mercado de los medicamentos para adelgazar, conocidos como agonistas del receptor GLP-1, podría alcanzar los US$100.000 millones en 2030, de acuerdo a analistas de Goldman Sachs.

La respuesta de Novo Nordisk

En respuesta escrita a Bloomberg Línea, la farmacéutica danesa Novo Nordisk, productora de Ozempic, indicó que “los medicamentos cuentan con perfiles de seguridad que van atados a su indicación aprobada por la agencia regulatoria local y que son consideradas dentro de su manejo por el cuerpo médico”.

En este sentido, aclaró que su uso indebido o fuera de esta indicación puede generar reacciones adversas con posibles problemas para la salud. “La invitación deberá ser siempre a que las personas consulten a su médico”, dijo la farmacéutica europea.

“Queremos hacer un llamado sensible y enfático a no caer en información volátil, en recomendaciones, o en seguir tendencias de redes sociales. Y que juntos, compañías farmacéuticas, comunidad médica y medios de comunicación, recalquemos la importancia de consultar al médico para recibir el manejo pertinente de las condiciones de salud”, ahondó.

VER +
El fabricante de Ozempic superó a LVMH como mayor empresa europea

Novo Nordisk consideró como un desafío la comunicación que se ha generado alrededor de este tipo de productos, al incluir calificaciones como “medicamento milagroso” que “están desestimando los estudios clínicos que son la base de estos desarrollos científicos de las moléculas innovadoras”.

“Las redes sociales son una plataforma que usada de forma apropiada puede traer diversos beneficios para las personas, como promover estilos de vida saludables, el aumento de la concientización sobre enfermedades, visibilizando condiciones poco comunes de salud o promoviendo que las personas puedan tomar la deci- sión de visitar a un médico. Sin embargo, también pueden ser portavoces de la desinformación y poner en riesgo la vida de las personas”, complementó.

El médico Andrés Duarte, especialista en medicina familiar, se refirió a los avances en la investigación científica para explicar que “estas moléculas están siendo probadas en adolescentes, y lo que se espera no solo es que pierdan peso, sino que se prevenga el inicio de diabetes”.

“Yo no satanizo la utilización de estas moléculas, creo que tienen mucha opción (…) esto necesariamente nos va a cambiar la forma de manejar la obesidad y el sobrepeso”, opinó.