Un año después de la implosión de FTX, así están cambiando las cripto

Bitcoin recuperó todas sus pérdidas desde la implosión de 2022 de TerraUSD, que puso en marcha la ola de fracasos que finalmente ayudó a derribar FTX

Sam Bankman-Fried departs court in New York, in 2022. Photographer: Stephanie Keith/Bloomberg
Por Hannah Miller - Olga Kharif
11 de noviembre, 2023 | 01:10 PM

Para muchos de los que comercian con criptodivisas para ganarse la vida, los acontecimientos de hace un año están grabados para siempre en la memoria.

“El peor día de mi carrera, y uno de los peores días de mi vida: el día en que FTX congeló las retiradas”, así lo describió Travis Kling, que dirige Ikigai Asset Management, en una serie de tuits el 7 de noviembre. Cuatro días después, la bolsa de Sam Bankman-Fried se declaró en quiebra, dando paso a los días más oscuros de la historia de las criptomonedas.

VER +
Colapso de FTX impulsa la protección de los operadores de criptofuturos

“Las primeras semanas fueron increíblemente brutales. No dormí casi nada. Sentimientos de terror, culpa y vergüenza. Despedimos a la mayor parte del equipo”, escribió Kling.

Un año después, el sector ha cambiado de forma irrevocable, aunque en muchos aspectos nos resulta extraordinariamente familiar.

PUBLICIDAD

Casi han desaparecido los vertiginosos operadores del día y el abundante apalancamiento que llevó al bitcoin a su máximo de noviembre de 2021, cercano a los US$69.000. Lo mismo ocurre con las celebridades y las personas influyentes de las redes sociales que venden tokens no fungibles y memecoins. Los reguladores, decididos a que no les vuelvan a pillar desprevenidos, están estrechando el cerco. Y grandes firmas financieras como BlackRock Inc. (BLK) están entrando en escena, atraídas por la perspectiva de que la Comisión del Mercado de Valores de EE.UU. de su primera bendición a un ETF que invierta directamente en bitcoin.

Quizás el indicador más tangible de que el cripto ha avanzado: bitcoin ha recuperado todas sus pérdidas desde la implosión en mayo de 2022 de la stablecoin TerraUSD, que puso en marcha la ola de fracasos que finalmente ayudó a derribar FTX.

“La gente tiene poca memoria”, dijo Jeff Dorman, director de inversiones de la gestora de activos Arca.

PUBLICIDAD

Algunos observadores ven una industria todavía afectada por la especulación desenfrenada y las insuficientes salvaguardias. La stablecoin tether, un pilar del sector esquivado durante mucho tiempo por la especulación sobre la calidad de los activos que la respaldan y las acusaciones de que está siendo utilizada por delincuentes, se ha vuelto más dominante en los últimos meses. Binance, la mayor bolsa, sigue operando sin una sede oficial.

“El sector sigue ofreciendo principalmente activos que pueden inventarse de la nada con valores que son eminentemente manipulables”, afirma Hilary Allen, profesora de Derecho de la Facultad de Derecho Washington de la American University, que ha escrito sobre el impacto de las criptomonedas en la estabilidad financiera. “Todavía vemos criptointercambios que realizan actividades de corretaje -con todos los conflictos de intereses que eso conlleva- y todavía hay acusaciones de intercambios que mezclan activos de clientes”.

Estas son algunas de las formas en que el cripto ha cambiado desde la caída de FTX.

El mercado

Cuando FTX cayó, el mercado de las criptomonedas ya llevaba meses en la ruina que se cobró TerraUSD, el fondo de cobertura Three Arrows Capital y el prestamista Celsius Network. Pero la caída de FTX, que una vez fue una de las principales bolsas de criptomonedas por volumen de operaciones, fue aún más perjudicial, según Aaron Brown, un criptoinversor que escribe para Bloomberg Opinion.

“FTX fue sólo el clímax de un año de colapso de los criptocréditos”, dijo. “Redujo bruscamente los beneficios de negociación fácil y las comisiones de intercambio de los operadores minoristas, y también perjudicó a las apuestas, las NFT y otras espumas de burbuja”.

Según Tegan Kline, cofundadora de Edge & Node, que desarrolló un criptoproyecto llamado The Graph, el número de mesas de operaciones extrabursátiles ha disminuido, quedando principalmente las más conservadoras. Esto, combinado con la erosión del apalancamiento, ha mermado la liquidez.

“El apalancamiento ha desaparecido”, afirma Kline. “Mucha gente ha sacado dinero del sistema o lo tiene atascado en FTX”.

PUBLICIDAD

Varias bolsas de criptomonedas han lanzado nuevos programas de préstamos en los últimos meses, mientras que se espera que varios proyectos de préstamos más debuten en breve, con la esperanza de llenar el vacío. La aprobación de un ETF de bitcoin también podría ayudar a aumentar la liquidez.

Uno de los rincones más afectados de las criptomonedas son las NFT, que se hicieron famosas por colecciones como los primates de dibujos animados de Bored Ape Yacht Club y los personajes pixelados de CryptoPunks. La negociación semanal de NFT ha caído a la mitad de lo que era cuando FTX quebró.

NFT Weekly Trades Plummet | The NFT market continues to sufferdfd

Reguladores

Como ningún otro acontecimiento anterior, la quiebra de FTX despertó en los gobiernos de todo el mundo la necesidad de reforzar la vigilancia sobre las criptomonedas. En poco tiempo, la SEC y la Commodity Futures Trading Commission persiguieron a las principales bolsas, como Binance (junto con su consejero delegado, Changpeng “CZ” Zhao), Coinbase Global Inc. y Kraken.

“Los organismos reguladores han intensificado su supervisión de las bolsas centralizadas desde el colapso de FTX”, afirma Jacob Joseph, analista de investigación de la empresa de análisis de criptomonedas CCData.

PUBLICIDAD

La Unión Europea adoptó en mayo su normativa sobre mercados de criptoactivos, que establece un nuevo marco jurídico para el sector. Tanto Hong Kong como Dubai introdujeron nuevos regímenes de regulación de las criptomonedas durante el verano, prometiendo tomar medidas drásticas contra el mal comportamiento, al tiempo que se posicionaban como nuevos centros para la industria. Al mismo tiempo, los reguladores de todo el mundo siguieron tomando medidas drásticas contra Binance, que abandonó países como Canadá y los Países Bajos bajo presión.

Zhao no es el único líder criptográfico que se encuentra en el punto de mira. En julio, un año después de que Celsius se declarara en quiebra, el ex consejero delegado Alex Mashinsky fue detenido y acusado de fraude (se ha declarado inocente). Hace una semana, Bankman-Fried fue declarado culpable de siete cargos de fraude y conspiración tras un juicio de un mes que enfrentó el testimonio del antiguo rey de las criptomonedas con el de algunos de sus amigos más cercanos.

PUBLICIDAD

“Este veredicto de culpabilidad demuestra que los autores de este tipo de estafas acabarán enfrentándose a la ley y sufriendo las consecuencias de sus delitos, incluso en cripto”, dijo Cory Klippsten, consejero delegado de la firma de servicios financieros de Bitcoin Swan.

Capital riesgo

Durante los días embriagadores de 2021 y principios de 2022, los capitalistas de riesgo fueron los mayores animadores de la industria, vertiendo miles de millones de dólares en startups en ciernes. Pero el colapso de FTX provocó una retirada precipitada, con la financiación de cripto riesgo cayendo un 63% a US$2.000 millones en el tercer trimestre desde el año anterior, según PitchBook.

“Cada vez se invierten menos dólares en este sector”, afirma David Pakman, socio director de la empresa de capital riesgo CoinFund. Las sociedades de capital riesgo centradas en la tecnología se han alejado de las criptomonedas para centrarse en nuevas áreas de gran interés, como la inteligencia artificial, añadió.

PUBLICIDAD
Global Crypto Venture Funding Hits Recent Low | Venture capitalists turn away from crypto amid market turmoildfd

Las empresas de capital riesgo que invirtieron casi US$2.000 millones en FTX fueron duramente criticadas por no detectar el fraude. Sequoia Capital, Thoma Bravo y Paradigm se enfrentan incluso a una demanda colectiva de los inversores de FTX, que alegan que estas empresas de capital riesgo exageraron la legitimidad de la bolsa.

Como consecuencia, los inversores comprueban ahora los antecedentes de los fundadores de las empresas y piden datos concretos sobre métricas como los ingresos y el crecimiento de clientes, afirma Pakman. “Necesitan algo más que un plan de negocio”, afirma.

Las propias empresas emergentes también se han adaptado, optando cada vez más por lanzar sus negocios en lugares como Singapur, el Reino Unido y la Unión Europea, que se consideran más favorables a las criptomonedas que Estados Unidos, según Pakman.

Kate Laurence, consejera delegada de Bloccelerate VC, dijo que la “exuberancia irracional” que caracterizó la carrera alcista de las criptomonedas eclipsó la necesidad de examinar las inversiones potenciales, pero ahora es un momento muy diferente para las sociedades de capital riesgo.

PUBLICIDAD

La diligencia debida “ya no es algo en lo que puedan elegir participar o no”, dijo.

Finanzas descentralizadas

El colapso de FTX, una bolsa centralizada, ha reavivado el interés por las finanzas descentralizadas, según Paul Veradittakit, socio director de la firma de cripto capital riesgo Pantera Capital.

“Vemos una nueva clase de empresas DeFi en torno a los derivados y los productos estructurados, empresas que esperan proporcionar separación de custodia y compensación, y empresas que proporcionan más transparencia en torno al crédito”, dijo.

Aunque el valor total de las criptomonedas bloqueadas en aplicaciones DeFi sigue siendo inferior al de hace un año, ha repuntado en los últimos meses.

Total Value of Funds Locked in DeFi Apps Rebounds | In billions of dollarsdfd

Según Kline, de Edge & Node, FTX puso de manifiesto el peligro de mantener los activos digitales en una bolsa centralizada. Los antiguos usuarios de FTX siguen intentando recuperar unosUS$ 16.000 millones en criptomonedas que quedaron atrapados en la plataforma cuando ésta dejó de funcionar.

A pesar de todo el examen de conciencia y el cambio que ha provocado la desordenada desaparición de FTX, la extinta plataforma podría estar a punto de embarcarse en un segundo acto. Tres licitadores compiten por comprar los restos de FTX y reiniciar la bolsa en una subasta de activos.

“Es como, ¿me tomas el pelo? ¿No han aprendido nada?” dijo Kline.

Lee más en Bloomberg.com