Xi Jinping hace llamado a paz regional al concluir viaje a EE.UU.

Xi también pidió a sus homólogos salvaguardar el comercio y la inversión libres y abiertos y mantener la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro globales

Encuentro entre Biden y Xi
Por Fran Wang - Jacob Gu
17 de noviembre, 2023 | 05:15 PM

Bloomberg — El presidente de China, Xi Jinping, hizo un llamado a la paz en la región de Asia y el Pacífico al término de su primera visita a Estados Unidos en seis años, tras haber aliviado las tensiones entre las dos principales economías del mundo.

Xi enfatizó que los líderes deben “construir una comunidad Asia-Pacífico abierta, dinámica, fuerte y pacífica” en un discurso pronunciado el viernes al cierre de la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico que se celebró esta semana en San Francisco, según informaron la estatal China Central Television y la agencia oficial de noticias Xinhua.

También reiteró el compromiso de China con el desarrollo pacífico y pidió un entorno abierto y justo para el desarrollo tecnológico, según informaron medios estatales.

VER +
Recorte de tasas en China aumenta la presión sobre Xi para evitar un declive económico

Xi abandonará California después de un viaje ampliamente positivo en el que acordó con el presidente de EE.UU., Joe Biden, gestionar mejor las tensiones y asegurar a los estadounidenses que China quiere la amistad, no la guerra. Esto podría reducir el riesgo de una crisis militar en un momento en que Xi enfrenta una importante caída del mercado inmobiliario y una reorganización de los altos cargos.

PUBLICIDAD

Esta semana, Xi, normalmente rígido, ha mostrado un lado más amable. Horas después de recordar con Biden su primer viaje a EE.UU., hace casi 40 años, Xi aceptó públicamente la camiseta de un equipo de la NBA del gobernador de California, Gavin Newsom, e indicó que Pekín enviaría pandas a zoológicos estadounidenses.

VER +
Joe Biden duda que China pueda invadir Taiwán en medio de sus problemas económicos

Su viaje a EE.UU. se produjo en un momento crítico: la economía china se desacelera después de décadas de crecer a gran velocidad, mientras que los tensos vínculos con Occidente están ahuyentando el capital extranjero y las tensiones comerciales con EE.UU. añaden riesgos.

Persiste el escepticismo sobre cuánto durará la bonhomía. EE.UU. no ha dado señales de que vaya a eliminar las restricciones a las exportaciones que limitan el acceso de China a tecnologías futuras cruciales, uno de los temas que más preocupa a Pekín.

PUBLICIDAD

Reafirmó esa postura el viernes, reiterando su oposición a “politizar, convertir en armas las cuestiones económicas y comerciales y exagerar el concepto de seguridad nacional”, según informes de los medios estatales.

Xi también pidió a sus homólogos salvaguardar el comercio y la inversión libres y abiertos y mantener la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro globales.

Lee más en Bloomberg.com