Cómo transformar una pausa profesional en una ventaja competitiva

Al apoyar a mujeres que regresan de pausas laborales y desarrollar su talento femenino en cada etapa de su vida, PepsiCo Latinoamérica busca ser un referente para quienes quieren un mundo laboral más inclusivo.

Cómo transformar una pausa profesional en una ventaja competitiva
Tiempo de lectura: 3 minutos

Fue el secreto mejor guardado por muchos años, pero ahora todas y todos lo tienen muy claro: las organizaciones diversas y con mayor representatividad femenina tienden a ser más productivas y rentables. De ahí que las áreas de recursos humanos (RRHH) de las compañías globales hagan esfuerzos de manera intencional para transformar sus espacios de trabajo y hacerlos cada vez más inclusivos, flexibles y orientados a las personas.

Sin embargo, las mujeres latinoamericanas todavía se enfrentan a barreras que les impiden avanzar al mismo ritmo que los hombres. De ahí que cerrar la brecha de género sea todavía un reto en la región, sobre todo cuando aún pesan ciertos estigmas sobre las mujeres que deciden hacer pausas profesionales.

PepsiCo Latinoamérica tiene claro que la diversidad es la clave para el éxito y se ha propuesto atraer todo ese talento femenino que quiere regresar a trabajar. Una vez en la empresa, hay un acompañamiento institucional —por medio de mentorías— para que las colaboradoras puedan desarrollar nuevas habilidades y aprendan a transformarse y pensar diferente.

Un ejemplo de ello es Ready to Return, un programa enfocado en personas que decidieron tomarse un tiempo por diferentes motivos. Lorena Montoya es una mujer que hoy ocupa una posición de liderazgo en PepsiCo, una pausa en su carrera fue indispensable para llegar ahí.

Lorena Montoya, gerente de RRHH para el área de Ventas, entró a la compañía gracias a este programa: “Hice un rebalance de mi vida y decidí tomarme un tiempo para dedicarme a cuidar a mi hijo. Cuando tomé la decisión de regresar, me encontré con Ready to Return y estoy superhonrada de trabajar para una compañía que reconoce el talento y trabajo de todos y todas. Regresé a trabajar en abril de 2019 y desde entonces siempre me he sentido acompañada por mi compañía, lo que me ayudó a tener claras mis metas y objetivos para crecer en la compañía”.

El desarrollo del talento femenino en otras etapas de la vida también es prioritario para la compañía. Ése es el caso de Ximena Daza, directora de Cadena de Suministro para Latinoamérica, quien participa en programas como Inspira y Strong Her, en los que adquiere herramientas de liderazgo y gestión: “Quiero hacer carrera en el área de operaciones y ayudar a que más mujeres ocupen posiciones de toma de decisión”. Según la propia Ximena, durante su carrera profesional en PepsiCo ha tenido la suerte de siempre estar rodeada de mujeres líderes que la han formado y le han dado consejos invaluables.

La empresa no solo crea programas que fomentan el regreso al trabajo después de una pausa, sino que también apoya las licencias por maternidad. Renata Costa, gerente senior de inteligencia de Ventas, y madre de familia, ha podido seguir creciendo gracias a una cultura de flexibilidad que se fomenta para todos: “Tenemos todo el apoyo. Me dan toda la flexibilidad que necesito durante este periodo. Es un gran momento para estar en esta empresa, ya que tenemos un entorno muy favorable para dividir la vida entre las responsabilidades familiares y profesionales de forma equilibrada”.

Estas son apenas algunas de las medidas concretas de PepsiCo para promover la diversidad, la equidad y la inclusión. Sin embargo, estos programas no serían tan exitosos sin un cuidadoso análisis de sus resultados, de las metas alcanzadas y de los obstáculos que todavía enfrentan sus colaboradoras de todos los niveles y edades. Según el área de RRHH de la empresa, la idea es hacer mediciones constantemente para mejorar los programas de formación para directivas, conocer a detalle lo que buscan sus colaboradoras en sus diferentes etapas de vida y definir criterios de evaluación claros. Gabriela García, vicepresidenta de Recursos Humanos de PepsiCo Latinoamérica, lo resume de la siguiente forma: “Ya sabemos lo que funciona, sólo queda potenciarlo y convertirlo en un faro de inspiración para otras compañías que desean construir un mundo laboral más inclusivo y justo”.