Bloomberg Green

FAO pide a las economías más ricas del mundo reducir su consumo de carne

Según un informe, el sector de los productos alimentarios genera cerca de una tercera parte de las emisiones globales de gases de efecto invernadero

Una carnicería en los Estados Unidos
Por Agnieszka de Sousa
02 de diciembre, 2023 | 02:00 AM

Bloomberg — Los países más desarrollados del planeta deberán frenar su desmesurado consumo de carne como parte de un primer plan exhaustivo para adecuar la industria agroalimentaria mundial al Acuerdo de París en materia de cambio climático.

Se prevé que la FAO (por sus siglas en inglés, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) hará pública su plan de acción para lograr que los sistemas de alimentación globales lleguen a 1,5ºC durante la COP28 este mes. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, se recomienda a los estados que consumen carne de forma excesiva limitar su ingesta, al tiempo que los estados en desarrollo, donde el subconsumo de carne supone un reto importante para la nutrición, deberán mejorar su ganadería.

VER +
Aumento de emisiones ganaderas socava la lucha mundial contra el cambio climático

Del campo a su mesa, el sector de los productos alimentarios genera cerca de una tercera parte de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, y buena parte de esa emisión está relacionada con la cría de ganado, una importante responsable del metano, la deforestación y pérdida de biodiversidad. Pese a no ser un compromiso obligatorio, se prevé que el plan de la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación proporcione información para la toma de decisiones políticas y en materia de inversiones, y que impulse la transición climática de este sector, a la zaga de otros sectores en cuanto a compromisos.

La guía relativa al sector cárnico tiene como objetivo enviar un mensaje inequívoco a los gobiernos. No obstante, los políticos de los países desarrollados se muestran habitualmente reacios a las políticas encaminadas a influenciar los hábitos de los consumidores, en particular cuando implican la reducción del consumo de productos de uso diario.

PUBLICIDAD

“La ganadería es políticamente sensible , pero debemos abordar cuestiones delicadas para resolver el problema”, dijo Dhanush Dinesh, fundador de Clim-Eat, que trabaja para acelerar la acción climática en los sistemas alimentarios. “Si no abordamos el problema de la ganadería, no vamos a solucionar el cambio climático. El problema clave es el consumo excesivo”.

Gráfico de oferta anual per cápita disponible para el consumodfd

El estadounidense promedio consume alrededor de 127 kilogramos (279,9 libras) de carne al año, en comparación con los 7 kilogramos (15,43 libras) en Nigeria y sólo los 3 kilogramos (6,61 libras) en la República Democrática del Congo, según datos de la FAO. La Comisión Eat-Lancet recomienda que la gente no consuma más de 15,7 kilogramos (34,6 libras) de carne al año.

VER +
¿Qué pasará después de que el mundo alcance las cero emisiones netas?

La agencia de la ONU con sede en Roma, encargada de mejorar el sector agrícola y la nutrición, busca lograr un equilibrio entre la transición climática y garantizar la seguridad alimentaria para la creciente población mundial. Entonces, además de exigir un menor consumo de carne para las personas bien alimentadas del mundo, el plan también alentaría a los agricultores de los países en desarrollo a aumentar la productividad de su ganado y suministrarlo de manera más sostenible.

PUBLICIDAD

Otras recomendaciones cubrirán cuestiones que van desde cómo los agricultores se adaptan a un clima cada vez más errático hasta abordar fuentes clave de emisiones como el desperdicio de alimentos y la pérdida poscosecha o el uso de fertilizantes, según la FAO. El plan se implementará en tres partes durante los próximos años para eventualmente incluir recomendaciones específicas para cada país.

La hoja de ruta tiene el potencial de ofrecer una “dirección de viaje compartida” para las empresas ganaderas y sus inversores, reflejando el papel del documento de cero emisiones netas de la Agencia Internacional de Energía para el sector energético, según la Iniciativa FAIRR (por sus siglas en inglés), una red de inversores centrada en la producción intensiva de ganadería.

“Esta hoja de ruta es necesaria para aportar claridad tanto a las empresas como a los inversores para que puedan planificar la transición”, afirmó Sofía Condés, responsable de extensión a inversores de FAIRR. “Cuanto más esperen las empresas para actuar, más drástica y potencialmente disruptiva será la transición”.

Gráfico de emisiones mundiales de gases de efecto invernadero derivadas de la producción de alimentosdfd

El trabajo de la FAO es uno de varios anuncios y promesas centrados en los alimentos que se espera que surjan de la cumbre COP28 en Dubai. Si bien las cumbres sobre el clima han tendido a alejarse de las cuestiones agroalimentarias en gran medida debido a sensibilidades sobre la seguridad alimentaria, los organizadores de este año están tratando de impulsar una serie de iniciativas fuera de las conversaciones formales, dijo Dinesh de Clim-Eat.

“Veo que viene más gente, más eventos, más actividades en torno a los sistemas alimentarios”, dijo.

Los Emiratos Árabes Unidos han pedido a los gobiernos que firmen una declaración comprometiéndose a incluir la transformación de alimentos en sus planes nacionales de reducción y adaptación. La cumbre COP28 tendrá un Día de la Alimentación, la Agricultura y el Agua el 10 de diciembre, un día dedicado por primera vez a los sistemas alimentarios, que abarca desde cómo se cultivan, procesan, distribuyen, consumen o desechan los alimentos. El catering de la cumbre será de origen vegetal en dos terceras partes .

Lea más en Bloomberg.com