Revisión de inflación en EE.UU. pone nerviosos a responsables de políticas e inversores

El año pasado, las revisiones fueron lo suficientemente grandes como para poner en duda el progreso general de la inflación

The Bureau of Labor Statistics regularly adjusts monthly CPI data to remove seasonal factors that affect the numbers.
Por Christopher Condon
08 de febrero, 2024 | 03:45 PM

Bloomberg — Mencionar las revisiones anuales del gobierno a los factores de ajuste estacional de los datos mensuales de inflación es probable que haga que los ojos se nublen, incluso entre los fanáticos de la economía más acérrimos. Pero no este año.

VER +
Inflación en EE.UU. se acelera y desafía expectativas de recortes de tasas

Los economistas de Wall Street y Washington prestarán atención a la actualización de este año, que se espera para el viernes por la mañana, debido a lo que sucedió el año pasado: las revisiones al índice de precios al consumidor, normalmente pequeñas y por lo tanto ignoradas, fueron lo suficientemente grandes como para poner en duda el progreso general de la inflación.

Un año después, con los funcionarios de la Reserva Federal ansiosos por obtener más evidencia de que han controlado las presiones de precios antes de comprometerse con recortes de tasas de interés, el riesgo de otra revisión dramática esta semana ha mantenido en vilo a los responsables de formular políticas y a los inversores.

La revisión anual de febrero de 2023 cambió las opiniones sobre la trayectoria de la inflación.dfd

El gobernador de la Fed, Christopher Waller, centró su atención en las cifras en un discurso del 16 de enero, lo que provocó una avalancha de informes de investigación por parte de los bancos de inversión sobre el tema.

PUBLICIDAD

“Recordemos que hace un año, cuando parecía que la inflación estaba descendiendo rápidamente, las actualizaciones anuales a los factores estacionales borraron esas ganancias”, dijo Waller en el discurso. “Mi esperanza es que las revisiones confirmen el progreso que hemos visto, pero una buena política se basa en datos y no en esperanzas”.

La Oficina de Estadísticas Laborales ajusta regularmente los datos mensuales del IPC para eliminar los factores estacionales que afectan las cifras. Estos pueden incluir, por ejemplo, cosas como el impacto estimado de las cosechas o las tendencias relacionadas con las compras navideñas. Al suavizar estas fluctuaciones mediante ajustes estacionales, es posible comparar de manera significativa la inflación entre meses dentro del mismo año.

Pero, como explica la BLS en su sitio web, el proceso de cuantificar los patrones estacionales en sí mismo debe ajustarse de vez en cuando para mantenerse al día con los cambios en el clima, los ciclos de producción, los cambios de modelo y otros factores. De ahí las revisiones anuales a los ajustes estacionales.

PUBLICIDAD

Los cambios del año pasado causaron un gran impacto.

Las lecturas iniciales habían mostrado que los precios al consumidor, excluyendo alimentos y energía, una medida importante de la tendencia subyacente de la inflación y muy observada por la Fed, habían subido solo un 3,1% anualizado en los últimos tres meses de 2022, frente al 8% en el mismo período de 2021.

VER +
La Fed puede bajar las tasas este año si no hay repunte de la inflación, según Waller

Una señal engañosa

Ese indicador positivo resultó ser engañoso. Después de las revisiones, el 3,1% se recalculó a un 4,3% significativamente más alto. Y cuatro días después, el CPI básico de enero se ubicó en un 5,1% anualizado. Repentinamente, el tono en torno a la inflación y las perspectivas para las tasas habían cambiado.

Avanzando un año, el lanzamiento del viernes está recibiendo una cantidad inusual de atención, incluso cuando algunos economistas tratan de minimizar el drama.

“En nuestra muestra de 10 años, el promedio absoluto de la revisión mensual fue de solo 2,6 puntos básicos”, en comparación con la revisión promedio de 9 puntos básicos en los meses del cuarto trimestre de 2022, escribieron los economistas de Bank of America liderados por Michael Gapen en una nota a los clientes el 25 de enero.

"No esperamos una repetición del año pasado", dijo el equipo de BofA, agregando que no creen que las revisiones afectarán las perspectivas de la política monetaria en esta ocasión.

Lo que dice Bloomberg Economics...

"El presidente de la Fed, Jerome Powell, ha demostrado que en condiciones de incertidumbre prefiere avanzar lentamente en la formulación de políticas. Esa es una de las principales razones para retrasar una reducción de tasas, aunque los datos de inflación, incluidas las revisiones de los factores estacionales del IPC que se publicarán el 9 de febrero, respaldarían un recorte en marzo".

PUBLICIDAD

- Anna Wong, Stuart Paul, Eliza Winger y Estelle Ou, economistas

Los economistas de Morgan Stanley liderados por Ellen Zentner también enfriaron las expectativas en su propio informe del 30 de enero sobre el tema.

"La revisión del IPC del año pasado fue un caso atípico", dijeron. "Desde un punto de vista puramente estadístico, las posibilidades de ver otra anomalía en las revisiones próximas son bajas".

Pero luego el equipo de Morgan Stanley sembró una semilla de duda al señalar que la Covid-19 había causado grandes distorsiones en los factores estacionales que probablemente afectarán al IPC en los próximos años.

PUBLICIDAD

"La última revisión podría ser el punto de partida de una secuencia de grandes oscilaciones estacionales, pero es difícil decirlo con un solo ejemplo extremo", dijeron.

Lea más en Bloomberg.com