Carteles en el escaparate de los grandes almacenes Fenwick Ltd. en Londres, Reino Unido, el viernes 9 de febrero de 2024.
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg Opinión — Se acusa a TikTok de envenenar las mentes de la Generación Z, haciéndoles odiar a Estados Unidos y dándoles una visión distorsionada de la historia. Sin entrar en todo eso, diré lo siguiente: TikTok no es el peor lugar para aprender sobre finanzas personales.

Hace unos años, James Choi, de la Yale School of Management, comparó los consejos de los libros de finanzas personales más populares con lo que sugiere la literatura académica. Hoy en día, es más probable que los jóvenes obtengan sus consejos de los llamados finfluencers en las redes sociales que de los libros. Inspirado por la investigación de Choi, hace poco pasé un rato viendo los vídeos de algunos de los influencers de finanzas personales más populares en TikTok.

Aunque no todo lo que dicen coincide con lo que aconseja la investigación económica y financiera, ofrecen algunos consejos útiles. Hay algunos chiflados, como en todos los medios, pero la mayoría de los consejos son similares a los que podrías encontrar en un libro, aunque orientados a las necesidades financieras de los veinteañeros. Los consejos más comunes son

Ten un fondo de emergencia, suficiente para cubrir unos meses de sueldo, en una cuenta de ahorro de alto rendimiento.

PUBLICIDAD

Mantén un presupuesto y asegúrate de que ahorras algo de dinero, sobre todo si tu empresa te paga una participación en el plan 401(k).

Invierte en el mercado, preferiblemente en un fondo indexado S&P 500, aunque si tienes un horizonte temporal suficientemente largo, considera también la posibilidad de elegir algunas acciones individuales.

Esto es un poco diferente de lo que puedes encontrar en las revistas de economía y finanzas. En primer lugar, los economistas asumen que el objetivo no es necesariamente hacerse rico (tener un millón de dólares, digamos, a los 30 años), sino tener un consumo suave y predecible a lo largo de la vida. Cuando tienes 22 años y no ganas mucho, ahorrar puede no ser tu mayor prioridad. Los economistas también argumentarían que es aconsejable tener cierto colchón financiero en activos de bajo riesgo, pero no necesariamente si tienes muchas deudas con tarjetas de crédito a alto interés, porque las tasas de interés de las tarjetas de crédito son mucho más altas que los de una cuenta de ahorro de alto rendimiento.

PUBLICIDAD

Otra diferencia está en cómo inviertes. Los economistas también están a favor de la diversificación, y de la inversión en índices frente a la gestión activa. Pero también creemos que una parte importante de la diversificación incluye las acciones extranjeras. Los seguidores de TikTok tienen un fuerte sesgo nacional. Nosotros, los economistas, argumentaríamos que esto deja a los inversores poco diversificados, porque concentra el riesgo en la fortuna de un solo país: aquel en el que vives, cuya economía está muy correlacionada con tu salario. El S&P 500 también está muy concentrado en unos pocos grandes valores.

De hecho, en TikTok el concepto mismo de gestión del riesgo, aparte de poseer el S&P 500 y tener un fondo de emergencia, está en gran medida ausente. La teoría moderna de la cartera sostiene que los nuevos activos deben evaluarse por cómo afectan al riesgo global, no sólo por cuánto dinero más van a ganar. Debes tener especialmente en cuenta cómo se comportará tu cartera en una recesión, cuando las probabilidades de perder el empleo son mayores (sobre todo cuando eres joven) y la mayoría de las acciones tienden a bajar.

No hay forma de hacerse millonario antes de cumplir los 30 (a menos que heredes dinero, seas una estrella del pop de éxito o un atleta profesional) sin asumir muchos riesgos. Los influencers no son francos sobre esta realidad.

Esta ignorancia del riesgo puede explicar por qué las finanzas personales de TikTok han caído en la falacia de la diversificación temporal, que es la idea de que cuanto más largo sea tu horizonte de inversión, menos arriesgado es invertir en acciones. Muchos de los consejos de inversión del sitio se basan en los datos de los últimos 20 años. Sin embargo, el futuro puede no parecerse al pasado. Pregúntale a cualquiera que invirtiera en la bolsa japonesa en 2010: No hay garantía de que las acciones vuelvan siempre.

PUBLICIDAD

Cuanto más tiempo estés en los mercados, mayor es la posibilidad de que algo vaya mal. La literatura financiera sugiere poseer más acciones cuando eres más joven, pero no porque sea menos arriesgado. Es porque la mayor parte de tu patrimonio neto está en tus ganancias futuras, que son como bonos, y a medida que envejeces se convierten en una parte menor de tu cartera. Así que TikTok al menos aconseja lo correcto, aunque por la razón equivocada.

La otra cosa curiosa de TikTok sobre finanzas personales es la sugerencia de que vivir con tus padres es una estrategia financiera viable, en lugar de algo que haces cuando tu vida se está desmoronando. Supongo que vivir con tus padres ahorra dinero. Pero vivir por tu cuenta tiene ventajas en términos de desarrollo personal.

En general, sin embargo, encontré muchos consejos financieros sólidos en TikTok. A diferencia de los artículos académicos de las revistas de economía, los vídeos de TikTok son atractivos y breves, y son prácticos de una forma que la mayoría de los economistas no son.

PUBLICIDAD

Uno de los consejos más comunes que he encontrado en TikTok, por ejemplo, es que no basta con abrir una cuenta de corretaje o una cuenta IRA: también hay que seleccionar los fondos. Muchos finfluencers guían a sus seguidores a través de este proceso. Mostrar a la gente la mecánica de cómo se hace es muy valioso y, sinceramente, hace que muchas de mis preocupaciones pasen a un segundo plano.

Pienso en lo que hacía cuando tenía 25 años: estudiar las mejores formas de invertir y construir una base financiera firme, como parte de mi tesis doctoral sobre el riesgo de jubilación. Me gastaba tanto en el alquiler que no podía permitirme comprar un fondo indexado. Por aquel entonces no existía TikTok, claro, pero si hubiera existido, quizá me habría replanteado esa elección.

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios.