Cazadores de rinocerontes devastan la reserva natural más antigua de Sudáfrica

Los animales son cazados con rifles de asalto para luego cortarles sus cuernos que se venden a compradores de Asia del este

Un rinoceronte
Por Antony Sguazzin
03 de marzo, 2024 | 07:01 PM

Bloomberg — Cazadores ilegales de rinocerontes han dirigido su objetivo a la reserva natural estatal de mayor antigüedad en Sudáfrica, donde en el 2023 se mataron a 307 de estos animales en peligro de extinción.

VER +
¿Qué animales corren mayor peligro de extinción según la ONU?

El desplazamiento al Parque Hluhluwe-iMfolozi, en la provincia suroriental de KwaZulu-Natal, ocurre cuando los cazadores clandestinos se dirigen al sur del Parque Nacional Kruger, donde durante años la caza ilegal ha diezmado el número de rinocerontes y ha generado una reacción más enérgica por parte del Estado.

El incremento de la caza clandestina en las ondulantes y verdes colinas del parque, que tiene 960 kilómetros cuadrados (371 millas cuadradas) y ocupa una zona protegida equivalente a una vigésima parte de la del Kruger, es decir, el tamaño de Gales. En 2023, tres quintas partes de los 499 rinocerontes cazados ilegalmente en todo el país fueron en la reserva. El resto en su mayoría se cazaron en el Kruger o en reservas privadas.

“El Parque Hluhluwe-iMfolozi se está enfrentando a la peor parte de los casos de caza ilegal”, señaló este martes la ministra de Medio Ambiente, Barbara Creecy, en un comunicado. “Es la mayor pérdida por caza furtiva en esta provincia” sufrida hasta ahora, agregó.

PUBLICIDAD

En general, el número de rinocerontes asesinados en Sudáfrica, donde viven casi todos los rinocerontes blancos del sur del mundo, aumentó a un máximo de cuatro años desde 448 en 2022, incluso cuando el número de rinocerontes asesinados en el Kruger cayó un 37%. Los rinocerontes blancos son, con diferencia, los más poblados de las cinco especies de rinocerontes.

VER +
Salvar a los animales de la extinción también es una estrategia climática
Gráficos de la caza furtiva de rinocerontes en Sudáfrica alcanza su nivel más alto en 4 añosdfd

Los cazadores furtivos disparan a los rinocerontes con rifles de asalto, a menudo a la luz de la luna llena, y luego les cortan los cuernos para venderlos a compradores en el este de Asia. Allí se muelen y se elaboran pociones que, erróneamente, se cree que curan el cáncer y aumentan la virilidad.

Los rinocerontes blancos del sur estuvieron al borde de la extinción hace un siglo. Desde entonces, las cifras se han ido acumulando a partir de una población de aproximadamente 50 que entonces vivían en el parque Hluhluwe-iMfolozi. Los rinocerontes blancos del norte, que son muy similares pero vivieron en África oriental y central, están funcionalmente extintos y solo quedan dos en un parque en Kenia.

Lea más en Bloomberg.com