Covid-19 borró avances en salud y redujo en casi dos años la esperanza de vida en el mundo

En las Américas, el Covid-19 fue la primera causa de muerte en 2020 y 2021. ¿Cómo cambió la esperanza de vida en la región?

Habitantes de la Ciudad de México esperan en un punto de pruebas Covid-19 para recibir el test.
24 de mayo, 2024 | 09:05 AM

Bloomberg Línea — Un nuevo informe presentado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que la pandemia del Covid-19 “echó por tierra” casi una década de avances en la mejora de la esperanza de vida en el mundo “en tan solo dos años”, que fueron los más críticos de la pandemia.

“La pandemia de Covid-19 invirtió la tendencia de aumento constante de la esperanza de vida al nacer y de la esperanza de vida sana al nacer”, el nivel más bajo en diez años, señaló el organismo de la ONU, en un informe publicado en la mañana del viernes.

Ver más: Cuatro años después, el Covid-19 sigue siendo más letal que la gripe, según un estudio

Entre 2019 y 2021, la esperanza de vida mundial se redujo en 1,8 años hasta los 71,4 años (volviendo al nivel de 2012). Del mismo modo, la esperanza de vida sana mundial se redujo en 1,5 años hasta los 61,9 años en 2021 (volviendo al nivel de 2012), dijo la OMS.

PUBLICIDAD

“Debemos recordar lo frágiles que pueden ser los progresos. En solo dos años, la pandemia del Covid-19 borró una década de avances en la esperanza de vida. Por eso es tan importante el nuevo Acuerdo sobre Pandemias: no solo para reforzar la seguridad sanitaria mundial, sino para proteger las inversiones a largo plazo en salud y promover la equidad dentro de los países y entre ellos”, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

América del Norte y América Latina, entre las regiones más afectadas en esperanza de vida

El nuevo informe, titulado World Health Statistics 2024, enfatiza que en 2020, cuando se vivió una de las peores crisis del Covid-19, tanto la esperanza de vida como la esperanza de vida sana habían retrocedido a los niveles de 2016 (72,5 años y 62,8 años, respectivamente). Pero al año siguiente se produjeron nuevos descensos, con ambos indicadores retrocediendo a los niveles de 2012 (71,4 años y 61,9 años, respectivamente).

“Las regiones de la OMS más afectadas fueron la Región de las Américas y la Región de Asia Sudoriental, con descensos de unos 3 años en la esperanza de vida y de 2,5 años la esperanza de vida sana, entre 2019 y 2021″, añadió el texto.

PUBLICIDAD
Tendencias mundiales de la esperanza de vida y la esperanza de vida al nacer, por sexo, 2000-2021dfd

Entre los detalles revelados se cuenta que el Covid-19 se situó entre las tres principales causas de muerte a nivel mundial, siendo responsable de la pérdida de 4,1 millones de muertes en 2020, y de 8,8 millones en 2021.

“En la Región de las Américas fue la primera causa de muerte en ambos años, y se situó entre las cinco primeras causas en todas las regiones, excepto las regiones de África y el Pacífico Occidental”, se indicó.

El informe de la OMS también destaca que las enfermedades no transmisibles (ENT), como la cardiopatía isquémica y el accidente cerebrovascular, los cánceres, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, y la diabetes, fueron las principales causas de muerte antes de la pandemia, responsables del 74% de todas las muertes en 2019.

“Incluso durante la pandemia, las ENT siguieron siendo responsables del 78% de las muertes no relacionadas con la COVID”, se agregó.

Ver más: Unos 2.400 millones de trabajadores afectados por riesgos para la salud relacionados con cambio climático

Otras amenazas para la salud mundial

En el reporte publicado por la OMS, se hace referencia a otros problemas masivos y complejos que enfrenta el mundo, y que mueven la balanza de la salud.

El organismo lo define como una “doble carga de malnutrición”, en el que la desnutrición coexiste con el sobrepeso y la obesidad.

PUBLICIDAD

Se estima que al cierre de 2022, más de 1.000 millones de personas mayores de cinco años vivían con obesidad, mientras que más de 500 millones tenían un peso inferior al normal.

“La malnutrición infantil también era llamativa, con 148 millones de niños menores de 5 años afectados por retraso del crecimiento (demasiado bajos para su edad), 45 millones que sufrían emaciación (demasiado delgados para su estatura) y 37 millones con sobrepeso”, se detalló.

Así mismo, el acceso a la atención sanitaria para los refugiados y los migrantes sigue siendo limitado, ya que solo la mitad de los 84 países encuestados entre 2018 y 2021 proporcionan servicios de salud financiados por el gobierno a estos grupos a niveles comparables a los de sus ciudadanos.

Aunque hemos avanzado hacia los objetivos del triple billón desde 2018, aún queda mucho por hacer. Los datos son el superpoder de la OMS. Tenemos que utilizarlos mejor para lograr un mayor impacto en los países. Si no se aceleran los progresos, es poco probable que se alcance ninguno de los ODS de salud para 2030”, dijo la doctora Samira Asma, subdirectora general de la OMS para Datos, Análisis y Entrega para el Impacto.

Por último, la OMS señaló que la Cobertura Sanitaria Universal se amplió a 585 millones de personas más, quedando lejos del objetivo de mil millones. Además, es probable que solo 777 millones de personas más estén adecuadamente protegidas durante las emergencias sanitarias en 2025.