Graduandos
Tiempo de lectura: 4 minutos

Cuando eres un joven graduado de la universidad, eres ingenuo ante la dura realidad del mundo laboral y te imaginas lo maravillosa que será tu carrera.

Quizás fundes la próxima Nvidia, o te den el Premio Nobel en tu campo, o fundes una organización sin ánimo de lucro que haga del planeta un lugar mejor. O a lo mejor aceptas ese trabajo de nivel inicial y asciendes por la escalera corporativa hasta convertirte en gerente de nivel medio.

Todo es posible. La ilusión puede ser valiosa, sobre todo en dosis adecuadas, y el optimismo puede autocumplirse. Permiten asumir riesgos cuando aún eres joven y estás en proceso de aprendizaje. Los recién graduados de hoy, no obstante, son más prácticos.

De acuerdo con un nuevo sondeo de Handshake, una agencia de contratación de estudiantes universitarios, actualmente hay más graduados que aspiran a trabajar en el Gobierno y hay menos que desean trabajar en el sector tecnológico.

PUBLICIDAD

Para entendernos, no tiene nada de malo ser funcionario. Como se suele comentar, algunos de mis mejores amigos están en el servicio público, y se puede desarrollar una carrera muy provechosa en este sector.

Sin embargo, hay algo que deprime sobre los recién titulados universitarios, con toda una vida por recorrer, que están soñando con... un trabajo en el Gobierno.

También es importante señalar que las cifras no son enormes. Solo el 7,4% está solicitando empleos gubernamentales, frente al 5,5% en 2023, en comparación con el 21% en tecnología (en comparación con el 23% el año pasado). Pero en general, sugiere la encuesta, más graduados buscan la previsibilidad de un trabajo gubernamental.

PUBLICIDAD

El factor más popular que buscan los solicitantes, citado por el 76%, es la estabilidad laboral. La menos citada, citada sólo por el 21%, es una empresa de rápido crecimiento, aunque las empresas de rápido crecimiento están correlacionadas con salarios de rápido crecimiento.

¿Qué explica este cambio?

Quizás simplemente se sientan agradecidos de estar trabajando. A pesar de un mercado laboral históricamente bueno, están inundados de informes sobre lo difícil que es conseguir un trabajo y cómo ningún trabajo aprovechará su título.

Por otra parte, los graduados parecen darse cuenta de que incluso si su primer trabajo no es excelente, los trabajos futuros serán mejores: el 67% “confía en que podrán encontrar un trabajo que desarrolle su carrera”.

PUBLICIDAD

También vale la pena señalar que esta encuesta se produce en medio de una ligera tendencia de que haya menos personas trabajando en el gobierno.

Gráfico de empleos en el sector públicodfd

Podría ser que la estabilidad laboral sea más importante para los jóvenes graduados de lo que solía ser. Hay razones para pensar que los estadounidenses se están volviendo más reacios al riesgo en muchos sentidos ; tal vez uno de ellos esté en sus aspiraciones laborales. Quizás la generación Covid-19 quiera aún más certeza después de años de caos en su educación.

Quizás este deseo de trabajar en el Gobierno refleje la sensación de que es allí donde están el crecimiento y las oportunidades.

PUBLICIDAD

Gran parte de la legislación reciente (la Ley CHIPS, la Ley de Reducción de la Inflación, la Ley de Infraestructura y Empleo) apunta a hacer del gobierno un actor más importante en la economía, incluso si lo hace subsidiando al sector privado.

Mientras tanto, hay una contracción en la contratación de tecnología, tal vez porque la industria contrató en exceso en una era de capital libre y fácil que ya terminó.

La tecnología seguirá siendo un sector dinámico de la economía estadounidense, pero los próximos años parecen inciertos, tal como lo fueron las finanzas después de la crisis financiera. De hecho, el empleo en el sector financiero aún tiene que recuperarse a los niveles previos a la crisis, y el interés en una carrera en finanzas también ha disminuido.

Gráfico sobre qué buscan los nuevos graduados en sus empleosdfd

Por supuesto, esta es sólo una encuesta, de únicamente 2.687 estudiantes en una generación que experimentó más incertidumbre y agitación de lo habitual.

PUBLICIDAD

Sin embargo, es sorprendente cómo sus preferencias laborales reflejan un cambio en la política para hacer crecer los sectores público y manufacturero, que hace tiempo que están en declive y son menos dinámicos que el tecnológico y el financiero.

Sugiere que la política industrial puede influir no sólo en la asignación de capital sino también en las decisiones que toma la gente cuando se trata de invertir en su capital humano.

Y no es que los graduados de hoy sean completamente reacios al riesgo.

PUBLICIDAD

Alrededor del 73% expresó interés en trabajar por cuenta propia con el tiempo, no porque quieran construir una gran empresa o ser su propio jefe, sino principalmente porque esperan que el trabajo por cuenta propia genere ingresos pasivos. En cierto modo, es casi tranquilizador: tal vez los graduados de hoy estén tan engañados como las generaciones anteriores.

Esta nota no refleja necesariamente la opinión del consejo editorial o de Bloomberg LP y sus propietarios.

Lea más en Bloomberg.com