Declaraciones del Ministro de Finanzas de Brasil alimentan preocupaciones fiscales

Fernando Haddad dijo a los inversores que necesitaría realizar importantes recortes de gastos para alcanzar el objetivo fiscal del país si el Congreso no aprueba las medidas de ingresos que ha propuesto

Fernando Haddad, Brazil's finance minister, during an event at the annual meetings of the International Monetary Fund (IMF) and World Bank in Washington, DC, US, on Wednesday, April 17, 2024. The International Monetary Fund inched up its expectations for global economic growth this year, citing strength in the US and some emerging markets, while warning the outlook remains cautious amid persistent inflation and geopolitical risks.
Por Martha Beck - Vinícius Andrade
08 de junio, 2024 | 05:00 AM

Bloomberg — El Ministro de Finanzas de Brasil, Fernando Haddad, expresó su preocupación por las perspectivas fiscales del país durante una reunión el viernes por la tarde con inversionistas, lo que provocó el hundimiento de activos y desató un intento público de contener el daño.

Lea también: Un sorpresivo cambio fiscal trastorna el comercio en la potencia agrícola de Brasil

Haddad dijo a los inversores que necesitaría realizar importantes recortes de gastos para alcanzar el objetivo fiscal del país si el Congreso no aprueba las medidas de ingresos que ha propuesto, según varias personas con conocimiento del asunto. También habló sobre la importancia de discutir otras formas de reducir el gasto, incluida la desvinculación de los beneficios de pensión de los aumentos del salario mínimo, dijeron las personas.

Pero dejó a los inversores con la impresión de que no podrá convencer al presidente Luiz Inacio Lula da Silva de la necesidad de reducir el gasto y que, al final, no tendrá más remedio que cambiar el marco fiscal que los legisladores aprobaron el año pasado, según personas que solicitaron anonimato para hablar sobre las discusiones.

PUBLICIDAD

Haddad dijo que apoyará una revisión estructural del gasto, pero no parecía confiar en que sus esfuerzos ganarían apoyo dentro del gobierno, dijo una de las personas.

Brazil Finance Minister Fernando Haddaddfd

Los activos brasileños rápidamente ampliaron sus pérdidas tras la reunión. El real se desplomó un 1,7% frente al dólar estadounidense, quedando sólo por detrás del peso mexicano entre las principales monedas del mundo el viernes. Las tasas de swap también aumentaron: los contratos con vencimiento en enero de 2027 aumentaron alrededor de 60 puntos básicos.

El ruido se produce en un contexto de varios shocks electorales en lugares desde India hasta México, en los que los inversores globales están deshaciendo operaciones antes populares dentro de los mercados emergentes.

PUBLICIDAD

La agitación comenzó cuando Haddad habló con los periodistas en Sao Paulo. Más tarde, Haddad volvió a decir que la interpretación del mercado de la reunión había sido “errónea” e “irrazonable” y que nunca había indicado que las reglas fiscales cambiarían.

Le puede interesar: El repunte económico de Brasil enfrenta riesgos y da a Lula motivos para preocuparse

El gobierno puede congelar algunos fondos del presupuesto federal si los gastos crecen más allá de lo esperado, pero eso es “absolutamente normal y acorde con el marco fiscal”, dijo Haddad.

“Es muy grave lo que pasó, no se puede utilizar una reunión a puerta cerrada para vender al mercado algo que no existe”, afirmó.

El jefe de finanzas se ha enfrentado al escepticismo de los inversores sobre sus esfuerzos por cumplir su objetivo de eliminar este año el déficit fiscal primario de Brasil, que excluye los pagos de intereses, especialmente en medio de la creciente presión de Lula para gastar más para impulsar la economía más grande de América Latina.

En abril, Haddad suavizó el objetivo fiscal del próximo año, pero ha mantenido que su objetivo para 2024 está dentro de su alcance.

Lea más en Blooomberg.com