OTAN celebra cumbre con Biden y sus aliados debilitados

La reunión inicia con un enorme escrutinio sobre la edad del presidente de EE.UU. luego de su pobre desempeño durante el más reciente debate con Donald Trump

OTAN
Por Iain Marlow - Natalia Drozdiak
09 de julio, 2024 | 11:38 AM

Bloomberg — El presidente estadounidense, Joe Biden, y los 31 líderes restantes de la OTAN confiaban en que su cumbre de esta semana celebrara una renovada unidad contra el régimen ruso de Vladimir Putin, lanzase una advertencia a China y mostrara que la alianza es más sólida que nunca en su septuagésimo quinto aniversario.

En cambio, estos tres días de ceremonias que se inician hoy se verán empañados por la tensión interna en los países de la Alianza, que va desde el esfuerzo de Biden por aplacar la angustia por su lamentable actuación en el debate hasta las elecciones francesas que han debilitado la base de poder del presidente Emmanuel Macron.

Joe Biden

Asimismo, el canciller alemán, Olaf Scholz, se ve debilitado tras los desastrosos resultados de su partido en las elecciones parlamentarias europeas.

Aunque los aliados se comprometerán a seguir apoyando a Ucrania, sus planes para asegurar una ayuda a largo plazo a Kiev se han paralizado y las aspiraciones del presidente Volodymyr Zelenskiy de adherirse a la alianza permanecen muy lejanas.

PUBLICIDAD

Puede que el tiempo se esté agotando: Donald Trump, que supera a Biden en los sondeos, en su momento ya amenazó con abandonar la OTAN y ha prometido pactar con Putin el fin de la guerra.

El mandatario que acude a la cumbre en mejor posición es Keir Starmer, nuevo primer ministro británico del Partido Laborista. Pero hasta él ha sembrado la duda sobre su compromiso a largo plazo, con una promesa de elevar el gasto de defensa al 2,5% del PIB “tan pronto como lo permitan las finanzas públicas”. Por su parte, los conservadores se habían comprometido a hacerlo para 2030.

Lea más: La adhesión de Suecia a la OTAN abre opciones de defensa frente a Rusia

PUBLICIDAD

“Muchos de los líderes están debilitados ante el público nacional”, dijo Andrea Kendall-Taylor, ex funcionario de inteligencia estadounidense y quien ahora trabaja en el Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense. “La credibilidad de esas declaraciones, y la fuerza y la seriedad de las mismas, se verá socavada por lo que está ocurriendo en muchas de las capitales occidentales”.

La urgencia de la tarea de los líderes de la OTAN se vio subrayada el lunes después de que un misil ruso alcanzara un hospital infantil en Kiev, parte de una andanada en la que murieron al menos 31 personas. Rusia ha intensificado su asalto aéreo contra Ucrania este año, lo que motiva peticiones de más ayuda militar.

“Nos gustaría ver una mayor determinación en nuestros socios y escuchar respuestas decididas a estos ataques”, dijo Zelenskiy en Varsovia de camino a Washington. Ha pedido repetidamente más ayuda, incluidas baterías adicionales de defensa antiaérea Patriot.

Vea además: Trump vuelve al ruedo en Miami mientras Biden se defiende de sus críticos

Hasta ahora, parece que los miembros de la alianza no darán a Zelenskiy todo lo que busca. Aunque se espera que los aliados ofrezcan nuevas garantías de seguridad y algunos equipos de defensa aérea, Zelenskiy no obtendrá el premio que más desea: una invitación formal a la OTAN.

En su lugar, Kiev obtendrá una promesa reiterada de que acabará convirtiéndose en miembro, aunque los funcionarios todavía están debatiendo el lenguaje. EE.UU. y Alemania se opusieron inicialmente a describir el camino de Ucrania hacia la adhesión como “irreversible”, pero más tarde lo permitieron a cambio de hacer referencia a la necesidad de más reformas contra la corrupción.

Zelensky

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, no pudo conseguir en las últimas semanas un compromiso de financiación para Ucrania que le dé claridad sobre la ayuda aliada para los próximos años.

PUBLICIDAD

En su lugar, los aliados acordaron gastar al menos €40.000 millones (US$43.000 millones) al año en ayuda militar para Ucrania, pero con la advertencia de que el objetivo se revisará el año que viene.

Varios funcionarios se mostraron decepcionados por ese resultado, aunque fuera un compromiso decente teniendo en cuenta las limitaciones.

Gráfico de edad de líderes de la OTAN vs pormedio de edad de su población

La edad de Biden

Además del tema Ucrania, la atención de la cumbre se centrará en Biden, quien a sus 81 años es el único dirigente más viejo que la propia OTAN.

Antes de su pésimo desempeño en el debate, Biden esperaba que la reunión pusiera de relieve su éxito en la restauración de la alianza tras cuatro años de Trump e impulsara sus credenciales de cara a las elecciones de noviembre. Estados Unidos incluso extendió la duración de la cumbre de los dos habituales a tres.

PUBLICIDAD

Ahora, el presidente enfrenta dudas sobre si todavía está a la altura del cargo.

Cada movimiento y declaración serán escrutados en busca de pruebas de que está demasiado viejo para presentarse a un segundo mandato. Aquellos líderes mundiales que han expresado su malestar por su edad tendrán más oportunidades de verle de cerca.

PUBLICIDAD

Vea también: Futuro de Biden será prioridad en reunión de élites de la tecnología y los medios

Una noche ofrecerá una cena a las 08:00 p.m., más allá de la hora a la que ha dicho que debería desconectar para evitar el agotamiento. También dará una conferencia de prensa, otro momento para buscar señales de desgaste.

Stoltenberg restó importancia a las preocupaciones en torno a la unidad de la alianza. Esta será su última cumbre antes de ceder el liderazgo de la OTAN al ex primer ministro holandés Mark Rutte.

PUBLICIDAD

“Ha habido tantas encrucijadas en las que la gente se ha preocupado por los nuevos gobiernos, las nuevas fuerzas políticas que socavan la OTAN”, dijo Stoltenberg a los periodistas la semana pasada. “Lo que hemos visto una y otra vez es que la OTAN ha prevalecido como una alianza fuerte”.

La administración Biden, que anunció alrededor de US$2.200 millones en ayuda a la seguridad antes de la cumbre, también se muestra optimista.

En una llamada con periodistas, un alto funcionario estadounidense destacó cómo 23 de los miembros de la alianza han alcanzado ya el objetivo de gastar el 2% o más del PIB en defensa, frente a los nueve que lo hicieron en 2020. Eso supone US$180.000 millones adicionales al año, dijo el funcionario.

También se espera que la alianza reclame la ayuda china con Rusia, dijeron funcionarios familiarizados con las discusiones.

PUBLICIDAD

Si algo de eso marca la diferencia dadas las divisiones internas será una cuestión clave de la cumbre.

“El factor clave es EE.UU.”, afirmó Luis Simon, director del Centro de Seguridad, Diplomacia y Estrategia de la Escuela de Gobernanza de Bruselas. Afirmó que la OTAN puede sobrevivir a las fracturas entre las naciones europeas, pero que las luchas internas en EE.UU. “son harina de otro costal”.

“La OTAN no se derrumbaría, pero existe la posibilidad de que fuera cada vez menos relevante”, dijo Simon.

Lea más en Bloomberg.com