PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Estilo de Vida

Wall Street busca compensar largas jornadas con altos sueldos

Los bancos han intentado cambiar el rumbo con aumentos, bonificaciones, vacaciones e incluso equipo deportivo gratis.

La oferta es también una sutil súplica a los empleados más jóvenes de la empresa: por favor, no renuncien.
Por Anders Melin
16 de julio, 2021 | 04:44 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Las habitaciones del Fairmont Royal Pavilion, ubicadas en las playas platino de Barbados, pueden costar más de US$1.000 por noche. Por la mañana, puede usted disfrutar del crucero de esnórquel en catamarán y regresar a tierra a tiempo para el té de la tarde.

Para algunos empleados de Houlihan Lokey Inc., esta oferta está ahora sobre la mesa: una estadía de cinco noches en este refugio caribeño, con el dinero del banco de inversión, como recompensa por un año de ganancias récord. La oferta es también una sutil súplica a los empleados más jóvenes de la empresa: por favor, no renuncien.

PUBLICIDAD

Esa última frase resuena por todo Wall Street, donde las tasas de rotación y agotamiento entre los trabajadores jóvenes se están acelerando. Los bancos han intentado cambiar el rumbo con aumentos, bonificaciones, vacaciones e incluso equipo deportivo gratis. Por todo eso, nunca ha sido más lucrativo ser un joven banquero en Estados Unidos.

Ver más: México entre mejores países para vivir y trabajar: Expatriados

PUBLICIDAD

Sin embargo, el problema radica en que, también, nunca ha sido más lucrativo para los aspirantes trabajar fuera del dorado mundo de las finanzas, debido a que la brecha entre los bancos y otros empleadores como las empresas de tecnología se ha reducido.

“¿En términos de ganar dinero, es este el mejor momento para ser banquero? Seguro”, dice el reclutador ejecutivo Dan Miller de True Search. “Ahora, ¿en términos de estilo de vida, es este un momento terrible? Absolutamente”.

A principios de este año, una presentación preparada por 13 analistas de primer año en Goldman Sachs Group Inc. impulsó un ajuste de cuentas en Wall Street después de que destacó las condiciones de trabajo de los banqueros júnior: algunos de ellos trabajaban cientos de horas a la semana mientras sus actividades físicas y su salud mental sufrían las consecuencias. Goldman respondió reduciendo las horas de los fines de semana y prometiendo aumentar el personal en sus negocios más activos.

Sin embargo, algunos veteranos de la industria han hecho duras declaraciones en contra de quienes se quejan de la carga de trabajo. Howard Lutnick, de Cantor Fitzgerald, sugirió que algunos de los trabajadores jóvenes que consideran dejar las finanzas simplemente podrían no estar preparados para ellas. “Aquellos jóvenes banqueros que decidan que están trabajando demasiado, que elijan otra forma de vida”, dijo a Bloomberg TV a principios de este mes.

PUBLICIDAD

Ver más: Escasez de autos lleva a superricos a comprar Rolls-Royce usados

Además, la agotadora carga de trabajo de los analistas bancarios se ha mantenido y, en algunos casos, ha empeorado. Cuando el covid-19 se apoderó de la nación el año pasado, el mantra de “trabaja duro, juega duro” se convirtió en “trabaja duro, siéntate en tu sofá”, todo mientras la economía se aceleraba y proliferaban los acuerdos.

PUBLICIDAD

Frustrados y con exceso de trabajo, muchos de ellos recurrieron al exbanquero anónimo detrás de la popular cuenta del meme financiero “Litquidity” en busca de apoyo. En una entrevista, dijo que estaba inundado de mensajes en Twitter e Instagram de jóvenes colegas de la industria que se sentían hartos y sopesaban si el trabajo valía la pena.

Lit, como se llama a sí mismo, era en ese momento un asociado sénior en banca de inversión y sabía muy bien por lo que estaban pasando. Él también se sintió agotado y estresado, y en un momento fue a ver a un médico para que le revisara las palpitaciones del corazón.

PUBLICIDAD

“¿Conoces la sensación cuando tu estómago simplemente se hunde? Lo sentí en mi corazón”, dijo por teléfono desde el Central Park de Nueva York. El médico concluyó que su síntoma estaba probablemente relacionado con el estrés. El invierno pasado, Lit renunció a su trabajo para concentrarse en hacer crecer la marca Litquidity y escribir un boletín diario. Dice que también está trabajando para lanzar un fondo de capital de riesgo.

No es solo en las finanzas donde los trabajadores se están volviendo más exigentes, un escenario similar que ocurre en todo el país. Empresas desde McDonald’s Corp. hasta clubes de campo en Nashville, Tennessee, han aumentado los salarios y han ofrecido bonificaciones de contratación para atraer a nuevos trabajadores. De marzo a mayo, la tasa de trabajadores estadounidenses que renunciaron voluntariamente a sus trabajos aumentó a su nivel más alto en al menos dos décadas. En Washington, los legisladores están discutiendo sobre el aumento del salario mínimo a US$15 la hora.

PUBLICIDAD

Por supuesto, el mundo aislado de las finanzas y algunos otros servicios profesionales operan en un plano significativamente más alto en términos de remuneración. El mes pasado, decenas de las principales firmas de abogados del país aumentaron los salarios del primer año a US$202.500, más o menos un par de miles. También ofrecen múltiples bonificaciones anuales y tiempo libre adicional mientras luchan por retener el talento y sus trabajadores enfrentan el agotamiento.

Miller, que codirige la práctica de servicios financieros de True Search, dice que los banqueros jóvenes de hoy tienen muchas más opciones de las que tenían anteriormente sus compañeros. Los bancos y las empresas consultoras han sido durante mucho tiempo una fuente de contratación de capital privado y, más recientemente, de capital de riesgo, tecnología y fintech. En estos días, con muchas de esas industrias están contratando a un ritmo récord, muchos banqueros jóvenes ya no tienen que resistir durante dos años. Pueden partir antes o saltarse la estancia en finanzas por completo.

PUBLICIDAD

Algunos jefes de bancos han prometido aliviar la presión. Después de la presentación de los analistas júnior, el director ejecutivo de Goldman, David Solomon, prometió hacer cumplir mejor la regla de que deberían tener libres los sábados. Pero los sentimientos tallados en piedra en la cultura bancaria durante décadas no cambian fácilmente. Además, Lit señaló que la política de Goldman de no trabajar los sábados ha estado vigente desde 2013.

“Tiene que haber una manera de lograr que se mantenga”, dijo. “¿De qué te sirve ganar medio millón si trabajas 20 horas al día?

PUBLICIDAD