PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

En primer semestre el sistema financiero colombiano ganó $21,73 billones

Se repuso de las pérdidas por $4,56 billones que tuvo al mismo corte del 2020. Sólo en junio de este año ganó $7,61 billones.

Jorge Castaño, superintendente financiero de Colombia
20 de agosto, 2021 | 04:34 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — De acuerdo con el más reciente informe del sistema financiero colombiano, el primer semestre cerró con ganancias por $21,73 billones.

El resultado supone un avance con respecto al primer semestre del 2020 cuando reportó pérdidas por $4,56 billones.

PUBLICIDAD

Los bancos, terminados los primeros seis meses del 2021, tuvieron beneficios por $4,91 billones, mientras que en el año anterior ganaron $3,12 billones.

Ver más: Industria de los juegos de azar en Colombia facturó $19,48 billones a junio

En junio el crecimiento de la cartera evidenció un punto de inflexión, sumando $4 billones al saldo bruto frente a mayo.

PUBLICIDAD

El saldo bruto ascendió a $538.4 billones, con lo cual el indicador de profundización alcanzó el 50.1% del PIB.

En términos reales la cartera bruta registró una variación anual de -1.9%, cifra influenciada por el efecto base y la incidencia de los castigos ($2.3 billones en el mes).

Es importante anotar que, la cartera bruta sumó $4 billones adicionales respecto al saldo de mayo, comportamiento que compensó parcialmente el efecto base de junio.

De lado de los castigos, durante junio el 73% se concentró en la modalidad consumo (cifra inferior a lo ocurrido en mayo cuando llegó a 82%), acumulando $10.1 billones en lo corrido del año (superando el nivel observado en el quinquenio).

Ver más: Ecopetrol ya pagó los US$3.672 millones que le costó ISA

Al respecto, como se había anticipado, las cifras sugieren que el punto de inflexión se dio en junio lo cual permite inferir razonablemente que la senda de normalización del crecimiento de la cartera podría darse en el segundo semestre de 2021.

PUBLICIDAD

Por su parte, la cartera comercial se contrajo 5.8% anual en términos reales (menor a lo observado en mayo cuando fue -6.2%), dicho comportamiento se explica por la persistencia del efecto base frente a 2020 (8.3%).

Al respecto, la tasa de aprobación de créditos en este portafolio alcanzó el 86.2% y se desembolsaron $17.1 billones durante el mes, compensando el efecto base presente durante el mes (en términos netos se agregaron a la cartera $2 billones, alcanzando $274.9 billones nominal).

En términos de segmentos, la microempresa mantiene su aporte positivo y los segmentos como corporativo, moneda extranjera, leasing y gobierno siguen mostrando un menor dinamismo.

PUBLICIDAD

El crédito de consumo creció 1.3% real anual, cifra que incorpora el efecto base resultante del comportamiento del 2020.

Los desembolsos alcanzaron los $16.4 billones, nivel superior al aporte del mismo mes en 2019. La modalidad fue impulsada por productos como libranza, vehículo y libre inversión que aportaron de forma positiva (4 puntos porcentuales), mientras que tarjeta de crédito y rotativo persisten en su contribución a la baja.

PUBLICIDAD

La cartera de vivienda creció 5.1% real anual, cifra similar a la registrada en mayo (5.1%), lo que sugiere una moderación del ritmo observado desde el año pasado.

Ver más: Presidente Duque confirma acuerdo con EE. UU. para recibir afganos en el país

En materia de desembolsos, el dinamismo continúa impulsado principalmente por los programas de gobierno, registrando una cifra de $2.9 billones durante el mes, similar al ritmo visto durante el periodo prepandemia.

El segmento VIS explicó el 42.6% de la cifra en el mes, a su vez leasing habitacional y No VIS pesos contribuyeron con 37.9% y 19.4%, respectivamente. En contraste, el segmento No VIS en UVR, atado a la inflación, sigue su tendencia negativa desde marzo de este año y restó 0.2% al dinamismo del mes.

PUBLICIDAD