Negocios

¿Cómo se moverán los precios de viviendas y oficinas en Colombia este semestre?

La vivienda VIS sigue siendo el segmento más activo del mercado y la mayor fuente de reactivación de la inversión sectorial.

Los complejos habitacionales se muestran en esta fotografía aérea tomada en Bogotá, Colombia, el martes 7 de abril de 2020.
07 de septiembre, 2021 | 07:00 AM
Tiempo de lectura: 6 minutos

Bogotá — El precio de venta y renta de oficinas en los principales mercados de Colombia puede caer al cierre de 2021 como resultado de una alta vacancia, débil demanda y mayor poder de negociación de los usuarios, entre tanto, el de las viviendas nuevas mantiene “una positiva estabilidad”, según distintos especialistas consultados por Bloomberg Línea.

“Los usuarios e inversionistas inmobiliarios favorecerán los espacios de alta calidad, en especial en un contexto de bajas rentas previstas para los próximos años y un repunte en las tasas de vacancia”, explicó a este medio Jean Baptiste Wettling, gerente de país de la firma de servicios inmobiliarios JLL.

Ver más: Colombia quiere ser el destino favorito de extranjeros para compra de vivienda

PUBLICIDAD

En el caso de las oficinas, en 2020 se liberaron más espacios que los que se ocuparon, por lo que la absorción fue negativa por primera vez en la historia reciente del mercado y totalizó -75.000 m2.

Según JLL, la mayoría de las devoluciones se concentraron en oficinas pequeñas, que normalmente están ocupadas por empresas con reducido margen de maniobra financiero.

“A pesar de la caída en la producción, la baja demanda incrementó los espacios vacantes en un 36 % revirtiendo la tendencia alcista de las rentas”, apuntó.

PUBLICIDAD

Consultado por Bloomberg Línea, el gerente comercial inmobiliario de MTS Consultoría + Gestión, Gustavo de la Torre Muñoz, precisó que el precio de venta del metro cuadrado de las oficinas en ciudades como Bogotá pasó de $9,3 millones en promedio en el primer trimestre del año pasado a $8,8 millones al cierre del primero de 2021, lo que está motivado por el aumento de la oferta.

Ver más: Espacios de ‘coworking’ toman impulso en medio de la reactivación en Colombia

Colombia es uno de los mercados más dinámicos de la región tanto en el mercado de oficinas en general como en el segmento de espacios flexibles o coworking. dfd

“Con respecto a los precios de renta, también disminuyeron frente al cierre de 2019, situándose en $59.100 por metro cuadrado, reflejando claramente una tendencia a la baja”, señaló De la Torre.

Recordó además que la industria venía de un 2019 en el que “había logrado mantener durante dos años valores constantes en su generalidad para inmuebles corporativos en renta”.

Según un informe de la multinacional Co-Work Latam, el sector de coworking en Colombia duplicará sus resultados en el cuarto trimestre de 2021, en comparación con lo alcanzado en los primeros nueve meses del año.

“A 2022, se proyecta que la industria cuente en Colombia con más de 35.000 m2 adicionales de infraestructura. Su inversión el otro año superará los US$30 millones”, explica.

PUBLICIDAD

Precios de vivienda, con “una positiva estabilidad”

En el caso residencial, la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, manifestó a Bloomberg Línea que desde hace cerca de dos años los precios promedio de la vivienda nueva describen “una positiva estabilidad”.

“Con crecimientos del orden de 3 % anual real, y con una mayor participación del segmento de vivienda social en la oferta disponible en el mercado, los precios han permitido mejorar las condiciones de acceso a la vivienda y a su vez preservar un estímulo a la inversión, atributo propio del mercado de finca raíz. En perspectiva, nuestra lectura es que el precio promedio de la vivienda seguirá una senda estable en el corto y mediano plazo”, comentó.

De acuerdo a cifras reveladas por Galería Inmobiliaria, en agosto pasado se vendieron 20.366 unidades VIS y no VIS en todo el país, logrando un repunte de 31,4 % frente al mismo mes del 2020.

PUBLICIDAD

Por segmentos, el Ministerio de Vivienda resaltó que en el VIS “se alcanzó el récord histórico para un mes de agosto con 15.452 unidades vendidas, un crecimiento de 37 % frente al mismo mes de 2020″.

Ver más: Viviendas nuevas y usadas en Colombia: este es el precio promedio de compra

PUBLICIDAD

Entre tanto, del segmento no VIS se vendieron 4.914 unidades, un incremento anual de 16 %, convirtiéndose en el mejor agosto de los últimos cuatro años.

“La vivienda VIS sigue siendo el segmento más activo del mercado y es definitivamente la mayor fuente de reactivación de la inversión sectorial”, agregó en una entrevista con Bloomberg Línea Sandra Forero.

Para el segundo trimestre de este año el índice de precios de la vivienda nueva (IPVN) se ubicó en 3,39 % anual, 1,57 puntos porcentuales menos que en el mismo período de 2020, informó El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

PUBLICIDAD

Según el Dane, en el segundo trimestre del año los precios para compra de vivienda nueva en el país presentaron una variación anual de 3,38 % para el segmento de apartamentos y 3,60 % para el de casas.

En el mismo trimestre de 2020 los datos anuales eran de 4,84 % y 6,86 %, respectivamente.

Ver más: Colombia vendió 150.696 viviendas en los primeros ocho meses del año

PUBLICIDAD

Precios promedio de venta

Edificios residenciales de Bogotá, Colombia, el martes 7 de abril de 2020.dfd

El mayor porcentaje de la oferta de vivienda nueva en el país, equivalente a un 44,18 %, está en el rango de entre los $100 y los $300 millones para compra. En la otra cara, solo el 7,50 % tiene como tope los 100 millones, concluyó un reciente informe de la plataforma Ciencuadras.

El reporte detalle que un 34,52 % de las viviendas nuevas que se ofertaron entre abril, mayo y junio se venden entre los $300 y los $600 millones, 10,45 % entre 600 y 900 millones, 3,16 % entre $900 y $1.500 millones y un 0,20 % supera los $1.500 millones.

De otra parte, el rango de precios con mayor disponibilidad para los inmuebles usados fue de 300 a 600 millones (33,63 %), mientras que la menor oferta se concentró en las viviendas cuyo precio no supera los 100 millones (1,23%).

Ver más: Empresas de EE.UU. se inclinan por reinvertir en Colombia y mantienen cautela

Mientras el precio promedio de venta de casas nuevas se ubicó en $ 225,9 millones, el de apartamentos fue de $293,9 millones. En el caso de las casas usadas la media fue de $ 600 millones y el de los apartamentos $365 millones.

Entre tanto, la media del canon de apartamentos en arriendo estuvo en $1.500.000 y la de casas en arriendo en $3.500.000.

El informe, que se realiza de la mano de fuentes aliadas como La Galería Inmobiliaria y la Dirección Ejecutiva de Estudios Económicos de Davivienda, agrega que Bogotá (34,34 %), Medellín (25,15 %) y Barranquilla (12,99 %) tuvieron la mayor oferta de inmuebles en arriendo y venta durante el segundo trimestre del año.

Las preocupaciones de los constructores

Un tema que hoy preocupa a los constructores es el aumento del precio del hierro y del acero usado en la edificación de viviendas, que “genera un enorme sobrecosto en el desarrollo de los proyectos de Vivienda de Interés Social”, según Camacol.

De acuerdo con el Índice de Costos de Construcción de Vivienda del Dane, el precio del grupo de insumos de hierros y aceros registró un incremento anual de 31,3 % a mayo, siendo el insumo de mayor aumento de precios en el conjunto de materiales utilizados en la construcción.

De acuerdo con Coordenada Urbana, habían 238.000 viviendas VIS prevendidas que no habían iniciado su fase de construcción (a julio). Según estimaciones de la Dirección Estudios Económicos del gremio, este sobrecosto para los proyectos de Vivienda de Interés Social puede estar alrededor de $1,7 billones.

Presidenta de Camacol, Sandra Forero

El impacto que tuvo el cierre de carreteras

En el marco del paro nacional en Colombia contra una fallida reforma tributaria, la brutalidad policial y la creciente desigualdad en el país, se presentaron diferentes bloqueos en las carreteras generando afectaciones económicas en distintos sectores de las economía.

En el caso del sector edificador se contabilizaron pérdidas por $4,5 billones en inversión de proyectos inmobiliarios, y de $2,2 billones en valor agregado para la economía en su conjunto, con una caída en las ventas de $2,3 billones para 36 sectores productivos y más de 170 líneas de actividad económica que abastecen con insumos y materiales la construcción de los proyectos. Asimismo, 1,3 millones de trabajadores del sector de la construcción y su cadena de valor vieron afectadas sus actividades, según cifras de Camacol.

PUBLICIDAD