Actualidad

El incierto escenario político de la primera vuelta presidencial de Chile

Una encuesta reveló que la mitad de los chilenos no define a su candidato para ocupar el Palacio de La Moneda. Analistas consultados por Bloomberg Línea apuntan a que la competencia aún está abierta.

Una persona votando durante la elección primaria presidencial del 18 de julio, en Santiago.
16 de septiembre, 2021 | 06:40 AM

Santiago — Nunca una carrera presidencial había estado cargada de tanta incertidumbre desde el retorno a la democracia en Chile. O, al menos, esa es la percepción de analistas políticos después de interpretar los últimos resultados de la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP), que indican que la mitad de los chilenos todavía no definen a su candidato. Ad portas de la primera vuelta, el 21 de noviembre, el escenario está completamente abierto.

A la cabeza está el exlíder estudiantil de izquierda Gabriel Boric, con 13% de preferencias, superando levemente al candidato independiente de la centroderecha Sebastián Sichel, con 11%. Solo están separados por dos puntos porcentuales, y así de mínima es la brecha en otros sondeos de opinión.

En 2017, cuando se levantó la encuesta CEP, los tres candidatos favoritos sumaban un total de 53,6% de las preferencias de los electores. Hoy, Boric, Sichel y la carta de la centroizquierda Yasna Provoste concentran un 30%. Esto evidenciaría que la primera vuelta está muy abierta, especialmente porque existe un grupo significativo de votantes no tiene un presidenciable, indica el cientista político Marco Moreno.

PUBLICIDAD

VER MÁS: Elecciones de Chile 2021: Nueve candidatos competirán en la primera vuelta

Desde 1990 el ganador de las elecciones presidenciales chilenas ya estaba posicionado como el personaje político más popular en los sondeos de opinión pública desde un año antes de la votación, recuerda Ricardo González, director del Laboratorio de Encuestas y Análisis Social de la Universidad Adolfo Ibáñez.

El exalcalde y abanderado del partido de derecha Unión Demócrata Independiente (UDI), Joaquín Lavín, lideró los sondeos de opinión durante meses. Pero en las primarias resultó vencido por el exministro Sebastián Sichel. González dice que, posiblemente, la derrota del legendario político se explique por su “incapacidad de llevar a sus adherentes a las urnas, lo que indica claros déficits en su equipo de campaña”.

PUBLICIDAD
Fotografía: Twitter de Joaquín Lavín (@LavinJoaquin)dfd

Algo similar sucedió en la izquierda, donde el alcalde y aspirante del Partido Comunista Daniel Jadue encabezó las encuestas y, sin embargo, también perdió ante Boric en las primarias.

Como muchos políticos, Jadue cimentó su campaña en el estallido social que comenzó el 18 de octubre de 2019. Si bien estas manifestaciones contaron con un amplio respaldo de la ciudadanía, el estudio de CEP mostró una caída del apoyo de 55%, hace dos años, a 39% en la actualidad.

La carrera por los indecisos

Los candidatos de la izquierda y de la centroderecha llevan dos meses figurando en el espacio público como presidenciables. “Todavía es poco tiempo. Quizás eso pueda en parte explicar el alto nivel de indecisión observado”, aclara el académico de la UAI.

Gabriel Boric venció al alcalde Daniel Jadue, abanderado del Partido Comunista, en los comicios de la izquierda para escoger a su candidato presidencial.dfd

La participación será determinante. Esta suele situarse entre 47 y 49% desde que debutó el régimen de voto voluntario en 2012, explica González. “Puede ser razonable asumir que la mayoría de las personas indecisas no acudirán a las urnas en noviembre”, adelantó. Y eso aumentaría las posibilidades de que los comicios del 21 de noviembre tengan un corto margen de diferencia de votos.

De ahí que las campañas electorales y el despliegue en terreno serán fundamentales, según el experto. En ese escenario, el exlíder estudiantil podría sacar ventaja del éxito obtenido por los candidatos de su coalición en municipios numerosos de zonas urbanas durante los sufragios del 15 y 16 de mayo. Pero a su contrincante podría perjudicarle su cercanía con el gobierno de Sebastián Piñera que, aunque subió su aprobación en recientes mediciones, todavía es impopular.

Sin embargo, González considera que Sichel tiene más oportunidades de conquistar a más electores indecisos que su rival. La evaluación positiva de las personas que le conocen llega a 34%, mientras que en el caso del diputado esta cifra alcanza un 29%, según CEP.

PUBLICIDAD

VER MÁS: Encuesta da ligera ventaja a Sichel sobre Boric en la carrera presidencial

Así, el desafío del independiente sería llevar a las urnas de votación a esas personas con una opinión positiva sobre él. “Más aún, los niveles de conocimiento de Sichel todavía están por debajo de los de Boric, por lo tanto, a mi juicio, Sichel tiene más espacio para crecer que Boric”, acota el analista de la UAI.

Lo que dicen los candidatos sobre las encuestas

Tras la divulgación del estudio CEP, Sichel expresó que la ciudadanía les envía un mensaje: “Cambios en democracia y en paz, no más polarización ni división. Nosotros creemos en el diálogo, en los acuerdos y en un proyecto que escucha y construye pensando en todos los chilenos”.

PUBLICIDAD

Provoste, del partido Democracia Cristiana, resaltó la indecisión del 50% de los votantes, y no profundizó en cómo escalaría en popularidad. La expresidenta del Senado ocupó un lugar importante en las encuestas antes de lanzar oficialmente su candidatura, pero perdió fuerza en vísperas de las primarias presidenciales.

VER MÁS: ¿Cómo el triunfo de Provoste impacta en la carrera presidencial chilena?

Desde el comando de campaña de Boric anticipan su triunfo, aunque el propio candidato declinó a pronunciarse sobre su liderazgo. “La mitad de la gente todavía no sabe por quién votar. Ahí está nuestro desafío, hacia esas personas, para convocarlas, para recobrar la confianza, para sumarlos a este proyecto”, dijo Doris González, dirigente social e integrante del equipo del abanderado del Frente Amplio.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD