PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Viajes

¿Cómo es visitar Miami ahora?

En este artículo, actividades para hacer y restaurantes para visitar en la ciudad de Florida.

Miami
Por Nathan Crooks
23 de octubre, 2021 | 07:22 am
Tiempo de lectura: 9 minutos

Bloomberg — Si la mayoría de las ciudades se volvieron inquietantemente silenciosas durante el apogeo de la pandemia, Miami (una meca mundial por sus días de playa bañados por el sol y sus noches de fiesta empapadas de alcohol) fue todo lo contrario. La gente acudía en masa desde todas partes. En un momento dado, el Aeropuerto Internacional de Miami superó al JFK (de Nueva York) y al LAX (de los Ángeles) y se convirtió en el aeropuerto internacional más concurrido de Estados Unidos.

En parte, esto se debe a que es una buena ciudad para estar si toda tu vida social debe tener lugar al aire libre. Pero quienes acuden para lsa vacaciones de primavera, los fundadores de empresas tecnológicas y los snowbirds (personas que en temporada de invierno migran hacia el sur por los climas templados) pandémicos también se vieron atraídos por un estado que pregona el laissez-faire y que mantuvo las restricciones laxas, y en paralelo un gobierno local oportunista que animó a los trabajadores remotos a emigrar al sur.

PUBLICIDAD

Aunque el gobernador de Florida, Ron DeSantis, se ha convertido en una de las personas más vocales del país a la hora de expresarse en contra de las medidas de salud pública (ha prohibido los pasaportes de vacunación y la obligación de llevar mascarillas en las escuelas, incluso ante los brutales picos de Covid-19 en todo el estado), en Miami nunca ha habido una completa libertad de acción.

Muchos residentes toman precauciones usando mascarillas tanto dentro como fuera, y los datos de movilidad de Google muestran que los residentes del condado de Miami-Dade siguen manteniendo su radio de acción diario significativamente más chico que la media de Estados Unidos. Y con el 85% de la población elegible totalmente inoculada, es también uno de los condados metropolitanos más vacunados de la nación.

PUBLICIDAD

El sur de Florida está más ajetreado que nunca. Los snowbirds que suelen acudir al sur para escapar de los fríos inviernos del noreste de EE.UU. no se han marchado este verano a diferencia del pasado, y las calles están llenas de gente. Los datos de la Oficina de Convenciones y Visitantes del Gran Miami muestran que la actividad hotelera y gastronómica ha recuperado los niveles anteriores a la pandemia.

Las llegadas de europeos se reanudarán también en noviembre, lo que significa que la ciudad está a punto de llenarse de gente, sobre todo con la celebración de Art Basel Miami Beach del 2 al 4 de diciembre.

Ver más: ¿Cómo es visitar Lisboa ahora?

El escenario gastronómico

En el último año, Miami ha sido testigo del comienzo de una era dorada de la gastronomía. Famosos restaurantes neoyorquinos, como Carbone, Cote y Red Rooster, han abierto establecimientos, y los habitantes de la ciudad, que antes no estaban acostumbrados a competir por reservas, se quejan ahora de que es difícil encontrar una mesa en cualquier sitio. La buena noticia, sin embargo, es que casi todos los restaurantes tienen algún tipo de espacio al aire libre, incluso teniendo el comedor interior totalmente restaurado.

PUBLICIDAD

“Miami es la ciudad más atractiva del mundo en estos momentos”, afirma Mathieu Massa, director general del grupo Mr. Hospitality, que gestiona los afamados Marion, El Tucán y Bâoli en la ciudad. Dice que el negocio de muchos de sus establecimientos que ofrecen entretenimiento en vivo ha aumentado entre un 25% y un 30% con respecto a los niveles anteriores a la pandemia.

Miami ha ido ganando cuota de mercado mientras “no ocurría gran cosa en Nueva York”, prosigue, señalando la próxima llegada del supper club (restaurantes de cena que funcionan como club social) Delilah, de Los Ángeles, y el Sexy Fish, de Londres, que tiene previsto contar con 10 piezas de Damien Hirst y una araña de pez diseñada por Frank Gehry en su local de Brickell.

PUBLICIDAD

A diferencia de otros destinos rivales, como Dubái o Mykonos, Miami atrae nuevos proyectos porque se ha convertido en un centro cultural durante todo el año, no por temporada. Massa está invirtiendo US$30 millones en la reforma del histórico Teatro París de Miami Beach, que reabrirá sus puertas la próxima primavera como un restaurante de alta cocina y entretenimiento con cocinas abiertas, un DJ y artistas aéreos.

South Beach, el Design District y el distrito artístico de Wynwood cuentan con muchas opciones nuevas que devuelven la magia a la Ciudad Mágica. Cervecería La Tropical, la cervecería más antigua de Cuba y ahora la más joven de Miami, sirve maridajes de cerveza, entre los que destacan su Tropilina Double IPA y Gumbo Limbo Helles Lager, en un jardín que, con árboles de 9 metros de altura y un bar al aire libre dentro de una jaula de pájaros gigante, debería convertirse rápidamente en un icono.

PUBLICIDAD

Strawberry Moon, de Pharrell Williams, es una discoteca junto a la piscina del Hotel Goodtime que también es un restaurante mediterráneo y un lugar donde lucir tu bikini rosa más elegante. En Wynwood, Oasis cuenta con más de 10.000 metros cuadrados de espacio al aire libre lleno de orquídeas, con un escenario para música en directo flanqueado por contenedores de transporte readaptados desde los que los vendedores reparten carnitas de cerdo, pizza siciliana y sándwiches de pollo frito.

El Regreso de la cultura

A lo largo de la pandemia se abrieron una multitud de nuevos locales de ocio, pero las amplias playas, los canales y los parques de Miami siguen reinando.

PUBLICIDAD

Si le preocupa el Covid-19: Las personas de Miami se lanzaron al agua en plena pandemia, y sigue siendo la mejor manera de pasar un fin de semana soleado y relajado. Puede alquilar kayaks o paddle boards en Miami Beach Paddleboard, justo al lado de Venetian Bay, y podrá partir desde un nuevo muelle público en el Maurice Gibb Memorial Park, en Sunset Harbor. Desde allí, podrá remar por los canales de las Sunset Islands o fingir que está en un lugar mucho más remoto, entre las palmeras y los cocos caídos que bordean la pequeña isla Flagler Memorial.

Si lo suyo no es remar, puede alquilar un barco para pasar un día de crucero por el río Miami y la bahía de Biscayne. Para ver y ser visto en un entorno glamuroso al aire libre, acuda a un almuerzo tardío en Kiki On The River o The Wharf.

PUBLICIDAD

Para un paseo matutino o vespertino, visite The Underline, un nuevo “parque lineal” de 16 kilómetros que comienza en el corazón del bullicioso Brickell, bajo las vías del Metrorail, y que cuenta con canchas de baloncesto al aire libre, gimnasios y mesas de ping pong en una zona de paseo con plantas autóctonas y lecho de roca caliza expuesta. El Brickell City Centre, con su centro comercial al aire libre y sus salones de comidas, está cerca.

Si necesitas un regreso suave: La ciudad está llena de lugares de entretenimiento al aire libre donde se puede cenar y asistir a un concierto. La aplicación y el sitio web Fever despegaron durante la pandemia, ofreciendo eventos al aire libre, incluida una serie de conciertos a la luz de las velas. Palapa, en Upper Buena Vista, cerca del Design District, acoge muchos eventos bajo su enorme techo de paja. Ironside, un centro de uso mixto situado en el Upper East Side de Miami, cuenta con tiendas de diseñadores locales, estudios de arte, galerías y un restaurante.

Gran parte de la escena artística vanguardista de Miami se ha trasladado al norte de Wynwood, a Little River y Little Haiti, donde los vastos espacios al aire libre proporcionaban un refugio pandémico. El Center for Subtropical Affairs acoge un mercado de plantas, festivales y veladas de jazz bajo las estrellas en sus extensos jardines. En el Space Park se practica yoga durante el día antes de que los DJs tomen el relevo, tocando para que la gente baile o se relaje en las hamacas. Justo al lado, Heartland es un lugar más relajado para ver una banda de blues en directo.

Para los aficionados a los museos, el Pérez Art Museum sigue siendo un pilar de Miami. Su exposición de arte internacional africano y de la diáspora africana estará abierta hasta febrero. El museo sigue exigiendo la reserva de entradas con horario para garantizar cierto distanciamiento social. El Museo Rubell ha reabierto dos Infinity Rooms (cuartos infinitos) de Yayoi Kusama que transportan a los visitantes a un “universo alternativo e ilimitado”, además de un “Jardín de Narciso” lleno de esferas de acero inoxidable reflectantes, que se podrá ver hasta diciembre.

Si quieres fingir que la pandemia nunca ocurrió: Asista a un concierto o a un comediante en el histórico Fillmore de Miami Beach, donde Chelsea Handler subirá al escenario el 28 de octubre y el grupo de rock mexicano Café Tacvba actuará el 13 de noviembre. Los asistentes deben llevar una prueba impresa de vacunación completa o una prueba negativa de Covid-19 realizada en las 72 horas anteriores al evento. También llegarán espectáculos de mayor envergadura, y la programación del estadio FTX del centro de la ciudad empieza a llenarse de nuevo. Entre las próximas actuaciones se encuentran Dua Lipa, The Weeknd y Elton John.

Menos efímero es el Hotel Faena de Miami Beach, donde en su restaurante Los Fuegos cualquier noche puede empezar con una cena de asado al estilo argentino, con costilla de wagyu o pargo local cocinado a fuego abierto. El Living Room, también en el mismo hotel, ofrece música en directo y DJs casi todas las noches de la semana, mientras que el Faena Theater alberga actualmente un espectáculo de cabaret envolvente con sensuales actos de cirque nouveau (Circo contemporáneo) todos los jueves, viernes y sábados por la noche.

Ver más: ¿Cómo es visitar Dubái ahora?

Cómo moverse

Lo único peor que el tráfico de Miami es el estacionamiento de Miami. Sin embargo, Uber y Lyft están disponibles a precios razonables. Si prefiere desplazarse al aire libre, existe el nuevo Poseidon Ferry, que ofrece viajes panorámicos de 30 minutos entre el centro y South Beach a lo largo del río Miami y la bahía de Biscayne. La red de Citi Bike también es amplia, y los scooters están disponibles en la mayoría de los distritos comerciales y turísticos (¡recuerde hidratarse!).

La persistente etiqueta relacionada al Covid-19

Aunque no existe un mandato de uso de mascarillas en toda la ciudad, no es raro ver a personas con mascarillas dentro y fuera de casa. Y aunque muchos edificios de oficinas y condominios exigen el uso de mascarillas, no es raro ver a personas que se saltan esas normas. La gente suele hacer lo que quiere.

Esto también se aplica a los saludos. Apretones de manos, codazos o un beso latinoamericano en la mejilla: Lo verás todo. La buena noticia es que ya no se considera de mala educación sonreír y asentir con la cabeza para saludar.

Ahora más que nunca, Miami es una ciudad en la que casi todo vale. Lo bueno es que hay mucho espacio abierto y cielo para todos.

Ver más: ¿Cómo es visitar Estambul ahora?

PUBLICIDAD