Salud

Por qué no deberíamos apresurarnos a calificar los casos de ómicron como “leves”

Los reportes actuales pueden ser un subconjunto y una fracción del riesgo que podría surgir si la variante se extiende por todo el mundo.

Búsqueda de ómicron en Seúl
Por Jason Gale
01 de diciembre, 2021 | 06:17 AM

Bloomberg — Los informes de que los casos de Covid-19 consecuencia de la variante ómicron son en su mayoría leves deben interpretarse con precaución porque es posible que no reflejen la gravedad de la nueva variante en una amplia gama de personas.

La fatiga, dolores de cabeza, cuerpo y de garganta y la tos ocasional se encuentran entre los síntomas típicos que experimentan los pacientes con ómicron, según Angelique Coetzee, la doctora en Sudáfrica cuyas observaciones ayudaron a los científicos a identificar la variante preocupante. Las manifestaciones contrastan con los latidos rápidos, niveles bajos de oxígeno en sangre y la pérdida del olfato y el gusto que a menudo se observan en los pacientes con Covid-19 enfermos por la variante delta, dijo.

Si bien estas anécdotas son alentadoras, pueden representar solo un subconjunto de casos y una fracción del riesgo que podría surgir si se extendiera por todo el mundo. Se necesitan estudios de patrones de enfermedad para medir la virulencia de ómicron en diversos grupos de pacientes, dijeron expertos en salud pública.

PUBLICIDAD

Algunas de las razones por las que los expertos tienen un abordaje cauteloso hacia los casos de ómicron descritos hasta ahora:

  • Pueden estar ocurriendo principalmente en personas jóvenes y en personas con menor riesgo ahora, pero eso podría cambiar a medida que se propague.
  • Son los primeros días y pueden aparecer síntomas más graves en la segunda semana de la infección.
  • Las vacunas y las infecciones previas pueden brindar a los pacientes una protección que otros aún no tienen.

El Covid-19 causa diversos síntomas y es más probable que ponga en peligro la vida de las personas mayores de 65 años. Aproximadamente el 80% de los casos presentan síntomas leves o nulos, el 15% son graves y requieren oxígeno y el 5% son críticos, lo que lleva a tener que ser conectados a un respirador, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es prematuro hacer declaraciones sobre la gravedad”, dijo Raina MacIntyre, profesora de bioseguridad global en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sydney. “Solo el 20% de los casos de Covid-19 son graves, por lo que necesitamos estudios epidemiológicos. Además, las hospitalizaciones y las admisiones a la unidad de cuidados intensivos van a la zaga de los casos y las personas suelen experimentar una semana de síntomas leves antes de enfermarse“.

PUBLICIDAD

La OMS ha advertido sobre el potencial de aumentos repentinos de casos de Covid-19 con “consecuencias graves” alimentados por ómicron, cuya gran cantidad de cambios genéticos sugiere que puede ser más transmisible y capaz de evadir la inmunidad proporcionada por la vacunación o una infección previa.

Aunque solo el 36% de los adultos en Sudáfrica están completamente vacunados, el país ha experimentado tres olas de Covid-19 y ya se han infectado al menos 3 millones de personas. Un estudio de 2020 encontró que más de una cuarta parte de los pacientes en instalaciones de salud pública en Gauteng, la provincia que incluye a Johannesburgo, donde los casos están en aumento, tenían anticuerpos contra el virus de infecciones durante la primera ola.

Inmunidad parcial

Un caso anterior de Covid-19 puede proporcionar cierto nivel de protección contra ómicron, lo que resulta en una enfermedad más leve, dijo Sanjaya Senanayake, médico de enfermedades infecciosas y profesor asociado de medicina en la Universidad Nacional Australiana en Canberra. Investigadores en Catar informaron este mes que las reinfecciones tenían un 90% menos de probabilidades de resultar en hospitalización o muerte que las infecciones primarias.

“No podemos decir definitivamente que eso signifique que, en todo el mundo, ómicron será suave para todos”, dijo. “Todavía podría ser una cepa bastante virulenta y desagradable”.

Vastas regiones del globo permanecen desprotegidas. Sus habitantes no han sido vacunados ni han contraído la enfermedad previamente. Y se sabe que ocurren infecciones en personas completamente vacunadas, especialmente con la variante delta, dijo Senanayake.

La pregunta es, hasta qué punto la vacuna es menos eficazpara prevenir las infecciones por ómicron que las causadas por delta, dijo. “Probablemente obtengamos mejores datos epidemiológicos de los países desarrollados que tienen casos de ómicron y tienen muy buenos sistemas de notificación y vigilancia”.

PUBLICIDAD

Las autoridades sanitarias de EE.UU. recomiendan inyecciones de refuerzo para reforzar la protección inmunológica contra una ola de Covid-19 invernal, incluida la posible propagación de ómicron allí. Es probable que una dosis adicional de la vacuna desencadene un aumento en los niveles de anticuerpos que pueden proteger contra la enfermedad grave de ómicron, dijo Catherine Bennett, presidenta de epidemiología de la Universidad Deakin de Melbourne.

Las píldoras antivirales que están desarrollando empresas como Merck & Co. y Pfizer Inc. también podrían mitigar la amenaza de ómicron y otras variantes preocupantes, dijo.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Preocupaciones de Moderna sobre ómicron catalizan caída de los mercados

OMS advierte que variante Ómicron podría impulsar nuevos brotes de Covid-19

PUBLICIDAD

CDC recomienda que adultos vacunados reciban refuerzo tras llegada de ómicron

Con la asistencia de Antony Sguazzin.

PUBLICIDAD